Morteros de alto poder “tronaron” en la capital

MC
/ 26 de diciembre de 2018
/ 05:40 am
Síguenos
01234

Más

A pesar de la crisis económica que vive el país, los hondureños, sobre todo los de la capital, festejaron las fiestas de la Nochebuena con la tradicional quema de pólvora, pese a la prohibición que mediante ordenanza emitió la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC).

Desde entrada la noche del pasado 24 de diciembre empezó el estallido de cohetes y de luces artificiales, de todos colores, por distintos puntos de la capital.

Pero a las doce de la noche, con ocasión del nacimiento del Hacedor del Universo, Tegucigalpa, con la quema de pólvora, literalmente de nuevo “trono” por espacio de una media hora.

De acuerdo a proyecciones y estadísticas de los cuerpos de socorro, la quema de pólvora en la Nochebuena, solo en la capital de la República, tuvo un costo de unos tres millones de lempiras.

Por lo que una vez más se confirma y ratifica que los hondureños no pueden celebrar la Navidad sin quema de pólvora, la cual tiene consecuencias, sobre todo en niños que resultan quemados por manipular sin la supervisión de sus padres, cohetes de gran poder explosivo.

Y muestra de ello, es que en la noche del 24 de diciembre, en el Hospital Escuela, se atendieron a seis quemados por pólvora, entre ellos un niño.

La ely municipal establece una serie de sanciones. de acuerdo al tipo de falta, sobre las personas que sean encontradas en la venta y manipulación de pólvora. Las sanciones pueden ir desde 5,000 hasta 60,000 lempiras.

Las personas que incumplan la ordenanza municipal y sean citadas en los Juzgados Municipales tendrán que pagar el dinero o realizar trabajos comunitarios en la capital, dice la ley, pero por la quema de pólvora que hubo en la Nochebuena, todo hace indicar que la normativa es “letra muerta”.

MISA DE GALLO

La Navidad no solo fue quema de pólvora, también fue momento de reflexión espiritual, ya que miles de capitalinos asistieron a la tradicional “Misa de Gallo”, que recuerda el nacimiento de Jesús en un pesebre.

La “Misa de Gallo”, tradicionalmente se celebra a las 9:00 pm del 24 de diciembre, pero el pasado lunes hubo distintas horas para la celebración litúrgica.

En varias iglesias católicas, las misas se celebraron de manera concurrida desde las 6:00, 7:00 y 9:00 pm.

ACTIVIDAD COMERCIAL

La fiesta de la Nochebuena, previo a su celebración, también significó incremento de la actividad comercial en todos los comercios de la capital.

Por eso, durante el día del 24 de diciembre, los mall, los mercados y las tiendas de la capital estuvieron concurridos por compradores, quienes aprovecharon las ofertas de los famosos “estrenos” o prendas de vestir.

En los mercados de Comayagüela, como en la peatonal, las ofertas en pantalones iban desde 150 a 400 lempiras y de igual forma en las camisas, mientras que zapatos se podían encontrar desde 100 lempiras en delante.

LOS NACATAMALES

El nacatamal, comida tradicional de los hondureños en la Nochebuena, la mayoría de los hogares acostumbran a prepararlos y cocinarlos para degustar después del nacimiento del “Niño Jesús”.

Pero también, muchos hogares optaron por comprarlos, a emprendedores que se dedican a cocinar y vender nacatamales a domicilio.

Los precios de los nacatamales a domicilio, dependiendo de los ingredientes y la sazón oscilan entre 10, 15 y hasta 30 lempiras.

La pierna horneada es otro plato propio de la temporada navideña y una de diez libras, dependiendo del lugar donde se compraba su precio oscilaba entre 400 y 500 lempiras.

CONSUMO DE ALCOHOL

La ingesta de alcohol es un serio problema en la noche de la Navidad, lo cual provoca que personas bajo los efectos del “Dios Baco” ocasionen riñas y accidentes de tránsito.

Por ello, en los distintos bulevares de la capital, durante la madrugada del 25 de diciembre, hubo accidentes de tránsito y hasta triples colisiones como las que ocurrieron en el anillo periférico.

Solo en el Hospital Escuela se reportaron al menos 44 personas heridas, muchas de ellas bajo los efectos del alcohol y seis quemados por pólvora.

CALLES LLENAS DE BASURA

En la mañana del 25 de diciembre, las calles y avenidas de la capital, de manera particular las de los mercados de Comayagüela, amanecieron inundadas de basura, sobre todo de la que dejaron las explosiones de petados y de la que se lanzó en las ventas callejeras.

Sin embargo, las cuadrillas de limpieza de la AMDC, que no tuvieron feriado, procedieron a recoger toda la basura que se lanzó en la noche del pasado 24 de diciembre.

De conformidad a las proyecciones del Cuerpo de Bomberos, si se compara la fiesta de Navidad del año 2017, la estadística se mantiene en incendios estructurales, pero aumenta en accidentes viales un 20% y en quemados por pólvora en 100%.

Mientras, las distintas instituciones encargadas de prevenir accidentes, desde ya se preparan para los operativos que harán con motivo de las fiestas de fin de año, que se celebran en todo el país con mucho más intensidad que las de Nochebuena. (JS)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América