2019, año de consolidación democrática

MC
/ 31 de diciembre de 2018
/ 12:02 am
Síguenos
01234

Más

Por: Armando Cerrato

Este año 2019 el pueblo hondureño espera que se consolide la frágil democracia representativa en que se basa el Poder Ejecutivo como administrador de los bienes del Estado, cuyos tres elementos: territorio, población y gobierno han logrado un avance sustancial en el mundo de hoy.

Elementos fundamentales para el desarrollo de cualquier sociedad son: la educación, la salud, el empleo y tener techo, trabajo y tortilla.

Un pueblo saludable con una ocupación fija y permanente, bien educado deja de lado la descomposición social y aleja de sí todos los malos pensamientos que usualmente desembocan en actos de violencia criminal y otros actuares irracionales en una involución social contraria al desarrollo del mundo civilizado de hoy en día.

Esperamos que este nuevo año y con los cambios pertinentes en el gabinete de gobierno se agilice la administración pública, siempre en pos de un desarrollo integral que coloque a la sociedad nacional en un camino de prosperidad, armonía y paz, para el engrandecimiento de la patria soñada por nuestros próceres y anhelada por las generaciones actuales.

Para mejorar el sistema educativo es necesario no solo la preparación académica de los docentes en todos los niveles, sino que la dotación de abundante material didáctico y mobiliario, la reparación y modernización inmediata de todos los edificios escolares y el suministro de equipos electrónicos conforme a la tecnología con que hoy se maneja sistemáticamente el desarrollo de la vida de cualquier ser humano.

En el campo de la salud se hace necesario no solo la dotación de medicamentos a los diversos centros establecidos en todo el territorio nacional, sino el nombramiento de médicos generales y especialistas, personal capacitado de enfermería profesional y auxiliar y equipos de última generación para hacerle frente a cualquier emergencia e ir descongestionando los hospitales de área.

Así se podría dar empleo a los 3,500 médicos que por ahora están de brazos cruzados al no encontrar plazas disponibles en el sistema de salud público y privado del país, si estos profesionales de la medicina fuesen aprovechados por el Estado, no habría necesidad de importar médicos de Cuba y de otras partes del mundo para brindar atención al pueblo enfermo.

También esperamos los hondureños que este 2019, el programa insigne de la acción social del gobierno nacionalista del abogado Juan Orlando Hernández Alvarado: “Vida mejor” sea menos sectario y cubra a muchos de los necesitados de su auxilio, bajando los índices de pobreza que nos abochornan ante el conglomerado mundial.

Y como la esperanza es lo único que no se pierde, esperemos que nuestros anhelos se cumplan y no queden en buenos deseos utópicos.

Licenciado en Periodismo

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América