Con los “pichingos” a “volar” penas del 2018

MC
/ 31 de diciembre de 2018
/ 05:00 am
Síguenos
01234

Más

Coloridos monigotes elaborados por creativos “catrachos”, se encuentran listos a lo largo y ancho del país, a la espera de representar la simbólica costumbre de despedir el año viejo con fuegos y espectáculos pirotécnicos, desde las 12:00 de la noche del 31 de diciembre.

La popular actividad reúne a familias completas en las aldeas, barrios y colonias de las distintas ciudades de Honduras, donde se preparan los “muñecos” vestidos con trapos viejos y zapatillas inutilizables para reflejar una apariencia desaliñada, como en la vieja usanza, según la creencia.

PERSONAJES

Los encargados de diseñar las figuras de los “pichingos” se basan en problemáticas sociales y en el prestigio o desprestigio de algunos políticos, artistas, futbolistas o familiares que, por algún motivo, a criterio de la población, cometieron uno o varios errores durante los meses pasados.

Para elaborar los muñecos, los pobladores suelen apostarse en un punto de alta circulación de personas donde con ayuda de una lata y un lazo, detienen amistosamente a los peatones o conductores, a quienes piden algo de dinero para comprar artilugios de pólvora y rellenar a los “muñecos”.

Los “años viejos” suelen rellenarse con pólvora, sobre todo en los municipios donde es legal el comercio, producción, tenencia y manipulación de esos productos explosivos.

A partir de las 12:00 de la noche de hoy 31 de diciembre, a los monigotes les prenderán fuego ante la presencia de los pobladores que se acercan para observar entre gritos de algarabía la quema de los pintorescos “pichingos” que simbólicamente indican la finalización de otro año.

CARAVANA Y LADRONES

Igual que en otros lugares del país, en la mayoría de barrios y colonias de Tegucigalpa y Comayagüela, donde la tradición de los monigotes es una actividad sumamente popular, los ingeniosos “artistas” recrearon varios “años viejos” basados en las caravanas de los migrantes de hondureños que partieron en octubre pasado en busca de mejores oportunidades en Estados Unidos y actualmente se encuentran en albergues de Tijuana, Baja California, México.

De igual manera, suelen encontrarse muchos “pichingos” enmascarados que representan a los delincuentes comunes y corrientes que constantemente aterrorizan al pueblo.

También han elaborado monigotes con la figura del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien tiene adeptos y opositores en su país y otras regiones del mundo. (KSA)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América