Periodista David Romero recluido en anexo de Támara

Periodista David Romero recluido en anexo de Támara
MC
/ 30 de marzo de 2019
/ 05:30 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

El periodista David Romero Ellner, capturado el jueves anterior, condenado por delitos contra el honor, pasó sus dos primeras noches recluido en una celda del anexo del Centro Penitenciario Nacional de Támara, Amarateca, Francisco Morazán, como cualquier reo común y sin privilegios.

Según el subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Germán McNeil, el comunicador social cumplirá la condena de diez años y ocho meses en el módulo anexo dentro de las instalaciones del Segundo Batallón de Infantería Aerotransportado, conocido como el Táctico Especial, ubicado en la aldea de Támara.

El funcionario explicó que esa decisión se tomó entre las autoridades penitenciarias en vista que Romero Ellner ha manifestado que teme por su vida y en esa unidad militar, donde se encuentran otros 15 privados de libertad, tiene todas las condiciones de seguridad.

McNeil detalló que Romero Ellner permanece recluido en un módulo que cuenta con alrededor de 20 celdas, de las cuales 15 de ellas están ocupadas, y son espacios individuales con una cama y un baño para poder hacer su aseo personal.

Hasta el momento no se tiene contemplado ningún traslado de Romero Ellner hacia otro establecimiento penitenciario y debe permanecer en esa unidad militar, no obstante, el traslado a otra cárcel dependerá de alguna orden que pueda emanar de un órgano jurisdiccional, indicó el funcionario.

El subdirector penitenciario indicó que luego de ser transportado a ese reclusorio-militar, a Romero Ellner se le hicieron las evaluaciones médicas y sicológicas.

GARANTIZAR INTEGRIDAD

“Aparentemente se encuentra bien mental y físicamente y lo que le compete al Instituto Nacional Penitenciario es garantizar su integridad física y respetando sus derechos fundamentales de las personas privadas de libertad”, precisó McNeil.

Indicó que la esposa del comunicador, la también periodista Lidieth Díaz, pretendió visitarlo el mismo jueves que fue capturado.

Sin embargo, McNeil le recordó a la comunicadora y familiares de Romero Ellner que se apeguen al reglamento establecido en el artículo 10 con los requisitos para ingresar como visita a cualquier cárcel del país. “La ley debe aplicarse igual para todos los 21 mil 85 privados de libertad que hay en el país”, señaló.

Además, el funcionario indicó que Romero Ellner recibió ayer la visita de representantes del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), y de la comisionada presidenta del Comité Nacional de Prevención contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (MNP-Conaprev), Blanca Izaguirre, quienes pudieron constatar que no ha habido ninguna violación a los derechos humanos del periodista.

El comunicador social fue condenado a diez años de prisión por seis delitos de difamación y calumnias en perjuicio de la abogada y exfiscal, Sonia Gálvez.

Por lo tanto, el jueves al mediodía un juez ejecutor con el acompañamiento de un comando de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), ejecutó un allanamiento en las instalaciones de Radio Globo para capturar al director de ese medio de comunicación.

El arresto se ejecutó una vez que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declarara “sin lugar” un recurso presentado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mediante el cual se pedía la suspensión de la orden de captura.

 

INSTA A PROTEGERLE
Conadeh inspecciona celda y estado de Romero Ellner
Empleados del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh), inspeccionaron el estado y condiciones en las que se encuentra el periodista David Romero Ellner, trasladado el jueves por agentes de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES) de la Policía Nacional a una celda del anexo del Centro Penitenciario de Támara, en el Táctico Especial.

Preliminarmente manifestaron que se encuentra bien de salud y es resguardado por seguridad del recinto penitenciario, pero aún así el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, instó al gobierno a prevenir cualquier acción que ponga en riesgo la vida e integridad física del periodista y su familia.

Herrera Cáceres lamentó el procedimiento policial utilizado para la captura del periodista, que fue precedido por daños causados a las instalaciones de Radio Globo, donde permanecía antes de su arresto, por lo que desde el momento de su captura se dirigió a través de un oficio a las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), solicitando garantizar medidas de seguridad para salvaguardar la integridad física y la vida del periodista que manifestó temor.

El funcionario aclaró que miembros del Conadeh mantienen vigilancia en este caso y el seguimiento debido del procedimiento legal correspondiente, por lo que solicitaron al INP determinar el estado en el que se encontraba Romero Ellner y verificar la implementación de las medidas de seguridad solicitadas por el Conadeh, así como la atención a las condiciones de su estado de salud.

ANTECEDENTES

El 20 de agosto de 2014 se interpuso, ante el Tribunal de Sentencia, una querella contra David Romero por los delitos de difamación derivados de expresiones constitutivas de injurias y calumnias, misma que fue admitida cinco días después y se le ordenó al querellado que se abstuviera de realizar expresiones u otros comentarios contra la señora Sonia Gálvez, exfiscal del Ministerio Público (MP), esposa del exfiscal adjunto, Rigoberto Cuéllar.

El 22 de septiembre de 2014 fue señalada para una audiencia de conciliación la cual no se llevó a cabo en virtud que las partes no llegaron a ningún acuerdo. El 18 de junio de 2015, se inició el juicio oral y público finalizando el mismo el 13 de noviembre de ese mismo año. El 23 de julio de 2015, el periodista llegó al Conadeh a denunciar que temía por su vida y compartir su preocupación en torno al juicio que se ventilaba en su contra en uno de los tribunales de Sentencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
Luego de permanecer por más de 96 horas en las instalaciones del Conadeh, el periodista Romero Ellner determinó trasladarse a su residencia en compañía de personal de ese ente estatal que le había dado protección.

El 15 de marzo de 2016, el Tribunal de Sentencia condenó a Romero Ellner como autor responsable de seis delitos de difamación constitutivas de injurias en perjuicio del honor de la señora Sonia Gálvez, imponiéndole una pena de un año ocho meses por cada uno de los delitos para totalizar más de diez años de reclusión.

El 11 de marzo de 2019, el Tribunal de Sentencia remitió al Juzgado de Ejecución de Tegucigalpa la sentencia condenatoria. El 13 de marzo pasado, un juez de ejecución emitió orden de captura y fue ejecutada el jueves 28 de marzo. (SA)

AL ALLANAR RADIO
Defensores y periodistas critican “fuerza desmedida

El Comité por la Libre Expresión (C- Libre) y un grupo de periodistas criticaron la que calificaron fuerza desmedida para capturar a un periodista e ingresar rompiendo puertas a un medio de comunicación en relación al caso de David Romero Ellner.

En un comunicado de prensa expresaron a la comunidad nacional e internacional que consideran que de un caso juzgado “se está utilizando un discurso de odio, manipulando el derecho de las víctimas, mezclando la moral y el derecho, para influir en un nuevo caso de interés privado, con la finalidad de justificar el uso de la fuerza desmedida para allanar Radio Globo y capturar al periodista”.

“Consideramos que las expresiones emitidas por el periodista David Romero Ellner, por las cuales fue condenado penalmente, son catalogadas como insultos que dañaron el honor de una persona deben ser sancionadas, pero en el ámbito civil, para lo cual el Estado debió garantizarle un procedimiento expedito para tramitar su reclamo y reparar su derecho”.

Así, rechazamos la violación del principio de independencia judicial por parte del Poder Ejecutivo que a través de un comunicado emitido por Casa Presidencial el 26 de marzo anticipó la decisión que el Poder Judicial emitió a través del Juzgado de Ejecución de no acatar la medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), demeritando el Sistema Interamericano ante el Estado de Honduras y poniendo en riesgo a todas aquellas personas beneficiarias de medidas cautelares de la CIDH.

La intervención del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial pone en evidencia la denuncia del juez, José Dimas Agüero Echenique, contra el vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, quien le dijo que “el hombre ordenaba que condenaran al periodista”. Además, las palabras estigmatizantes del secretario de la Presidencia, Ebal Díaz, pronunciadas el día jueves 28 de marzo en comparecencia de prensa evidencia el interés del gobierno sobre la captura del periodista.

Por tanto, se preguntaron si: ¿La condena y captura del periodista David Romero Ellner tiene consecuencias para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión?, nuestra respuesta es que sí, por la imprecisión con que están redactados lo delitos contra el honor dejan un amplio margen para calificar cualquier expresión como delito, porque las injerencias políticas impidieron que se le garantizara un debido proceso, por la calificación de los hechos como un concurso real, permitiendo la sanción desproporcionada que realizó el Tribunal de Sentencia al haber condenado por seis delitos y no por uno solo.

Asimismo, porque la pena de diez años y ocho meses a la que fue condenado el comunicador es excesiva, arbitraria e innecesaria para resarcir el daño ocasionado a la víctima, por la desobediencia del Poder Judicial ante la obligatoriedad de las resoluciones de la CIDH, por el riesgo que genera para otras personas beneficiarias de medidas cautelares otorgadas por la CIDH, que ante el desacato del Estado de Honduras en este caso, les coloca en una situación de mayor vulnerabilidad.

En consecuencia, instaron que el Estado de Honduras cumpla con las obligaciones ante el Sistema Interamericano, como lo ha demandado este día la CIDH y reconsidere la detención del periodista Romero Ellner, que la Corte Suprema se pronuncie al más breve plazo sobre el proyecto de ley de despenalización de los delitos contra el honor, que el Congreso Nacional someta al pleno para su aprobación el proyecto de despenalización de los delitos contra el honor y que el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) cumpla su responsabilidad de asegurar a toda la población el pleno ejercicio de la libertad de expresión. (SA)

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América