“Yuquita” pagó entre $3 y 5 millones para matar al “Fiscal de Oro”

ZV
/ 7 de junio de 2019
/ 05:30 am
Síguenos
01234
“Yuquita” pagó entre $3 y 5 millones para matar al “Fiscal de Oro”
Extinto narcotraficante conocido como “Yuquita” primo de Mario Mejía Vargas fue el que financió el pago del sicario y compinche para darle muerte a disparos al “Fiscal de Oro”.

Más

El último testigo protegido ABC-01 ofertado por el Ministerio Público a quien le asignaron continuar con investigación que fue iniciada por el detective Fredy Cabrera, concluyó la misma y ayer brindó detalles de la vinculación de los encausados con el crimen del “Fiscal de oro”, Orlan Arturo Chávez.

De acuerdo a lo manifestado por el testigo ante los jueces de la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional, el fiscal de oro fue asesinado a manos de Luis Alejandro Castro Núñez (49), por encargo del exoficial encarcelado en los Estados Unidos, Mario Guillermo Mejía Vargas.

Según lo que surgió de las declaraciones individuales Luis Castro Núñez (49), confesó que a Mejía Vargas le había entregado su primo el extinto narcotraficante Rubén Alberto Mejía Mejía (40), alias “Yuquita” unos $3 millones por matar a Chávez.

El motivo por el cual habrían matado a Chávez es por supuestas afectaciones al extinto capo, por pago y sicariato, expresó el testigo.

El señalado Castro Nuñez recibió de acuerdo a lo que este le manifestó al testigo entre L250 a 300 mil y agrega que “yo voy a bordo de una motocicleta, Selvin va con una fémina en otra moto y él es el que disparó”, a manera de librarse del asesinato.

Asimismo el expolicía Wilmer Samuel Pagoada (41) confirmó que el exoficial preso en los EE UU recibió por parte de su primo $5 millones por ese mismo crimen, pero que solo le pagó L6 mil para que hiciera las vigilancias.

Es de precisar que las confesiones que realizaron ambos sindicados ante su extinto defensor Carlos Iván Ordóñez, en compañía de fiscales y agentes de investigación, para no quedar tan “embarrados” en este caso y porque se negoció un procedimiento abreviado que fracasó.

Asimismo, el testigo brindó una explicación acerca del vaciado telefónico que hoy será pormenorizado por la perito, donde el número de celular 9628-7422 a nombre de Delmy Roxana Martínez esposa de Castro Núñez, efectuó una llamada al número 9619-4799 en uso de Wilmer Samuel Pagoada a eso de las 8:12 pm aproximadamente, justo en el que supuestamente el esposo de ella estaba cometiendo el crimen contra Chávez.

Justo en el momento en que Chávez recibe el primero de los cuatro disparos, estaba sosteniendo una llamada telefónica que no fue revelado con quien era.

Por lo tanto, el investigador con ese insumo de las compañías telefónicas, ubica al expolicía Pagoada a inmediaciones del estadio Nacional, al activarse una de las celdas telefónicas próximas a ese sector.

Pagoada que es abogado de profesión que se encuentra inactivo por estar preso se comunicó en cuestión de segundos tras recibir la llamada anterior con Mejía Vargas para confirmarle que el “trabajo” ya se había hecho, al haber pasado por la escena criminal.

Las vigilancias que ambos acusados realizaron aparece registrado mediante las llamadas, las mismas iniciaron desde el 3, 9, 11, 12, 16, 17 y 18 de abril, y desde ese momento no se volvieron a activar actividades telefónicas ni en el sector de la UNAH como a inmediaciones del estadio Nacional, informó el perito.

Una llamada que Pagoada realizó desde inmediaciones del estadio Nacional, lo ubica en la escena del crimen, mientras que Castro Núñez quien ya se había ido para el Centro de monitoreo de la CSJ hizo 7 llamadas a Wilmer Pagoada, e hizo una llamada utilizando el número fijo del departamento de monitoreo de esa institución, añadió.

Otro de los puntos confirmados por las antenas de comunicación fue que en la colonia Las Hadas a inmediaciones del aeropuerto Internacional Toncontín, los números de celular de Pagoada y Mejía Vargas toman señal de ese mismo enlace, momentos después del crimen.

Después se activan las antenas de emisión de señal telefónica de los números de celular de Pagoada y Castro Núñez en la colonia Altos de Santa Rosa a eso de las 11:00 de la noche.

FIESTAS

De acuerdo a la información que brindó el testigo como parte del resultado de las investigaciones y seguimientos a Luis Castro Núñez, que desde un inicio fue señalado por el crimen, al mes de supuestamente efectuarlo preparó una fiesta en Olanchito, repartió los dólares que le pagó Mejía Vargas por matar a Chávez, a una iglesia y a la gente, renunció a los dos meses de su trabajo en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y tiempo después fue detenido por tres casos de robo.

“REPITIÓ LO MISMO”

La apoderada procesal de los dos señalados, abogada Brenda Cruz expresó que el agente en calidad de testigo protegido se limitó a repetir lo que sostuvieron los testigos protegidos, se basa en el dictámen pericial que se evacuará hoy, claro está que no realizó ningún tipo de investigación se acomodó a lo que ya existía”.

Asimismo, “es increible como pretende introducir supuestamente las versiones de dos imputados bajo una clara violación les tomó una versión cuando ya habían estado presos, porque toda declaración de un imputado debe de hacerse en presencia de su apoderado legal ante las autoridades correspondientes, pretende convencer al tribunal que ellos se acercaron a él, que ellos habían participado”.

“La versión no concuerda con lo que hemos venido viendo y lo que hoy se evacuó no tiene relevancia, porque la juez todavía le preguntó sobre las investigaciones sobre esos millones de dólares que supuestamente se pagaron que seguimiento hicieron del destino del dinero y él dijo que no habían hecho identificación acerca de eso”, indicó.

En ese sentido, dijo que “tenemos para hoy una serie de interrogatorios acerca de las pruebas sobre el vaciado telefónico”.

En lo referente a lo manifestado por los encausados sobre las cantidades de dinero por el pago de darle muerte a Chávez entre otros pormenores detalló que eso el tribunal no puede valorar la versión de un agente de investigación, porque violentó al haber traído a los encausados de la prisión, según lo que dice él (agente) porque no nos consta no hay un acta ni nada que diga que en efecto así sucedió, porque les tomó declaración supuestamente a mis representados sin contar con la presencia de su defensor”.

Finalmente, “no hay una prueba directa de todos los detalles que salieron a relucir en el desarrollo del debate, lo que hay son pruebas circunstanciales alrededor, esperamos que hoy con la prueba de vinculación que presentará la Fiscalía quede demostrado que hay no menos de 100 personas localizadas en el mismo lugar que pudieron darle seguimiento al fiscal Orlan Chávez y que se localizan en los mismos lugares donde se movilizó antes de su muerte”.

Tags:CSJ
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América