Vanguardia o herejía

Vanguardia o herejía
ZV
/ 26 de octubre de 2019
/ 12:03 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Ángela Marieta Sosa
Especialista en derechos humanos

Propuesta de avanzada ideológica en los derechos humanos, quizá una herejía para los tradicionalistas en este tema, pero para otros (as), una realidad que no puede soslayarse, y que nos está superando aceleradamente, ante las demandas de nuevas respuestas a diferentes contextos de violencias, insatisfacciones y reacciones de determinados actores que protagonizan parte de la historia de Honduras.

En materia de derechos humanos, se dice que lo tradicional es que se visibilicen cuando están ausentes, cuando son violados, y en nuestro país, lo acostumbrado ha sido justamente reaccionar ante contextos emergentes, denunciados nacional e internacionalmente, con argumentos que profundizan la polarización y el conflicto, más no el diálogo.

En Honduras la tendencia institucional apunta siempre a la protección de los DH, por medio de la reacción a los hechos, las quejas y denuncias presentadas, cabe mencionar que hay avances importantes, como ser, el enfoque de seguridad humana ajustado a nuestra realidad jurídica y orgánica, aun así, este enfoque debe ampliar sus principios operativos e incluir la convivencia, a fin de garantizar la sostenibilidad del desarrollo de la población meta.

Otro avance ha sido, el reconocer en el Código Penal la figura de femicidio, como un delito, sin embargo, no se cuenta con las condiciones periciales para caracterizar dicho escenario desde el primer momento, ni se posiciona como un dato de recolección a mostrar estadísticamente por el estado, solo habría que contrastar cantidad de requerimientos fiscales por femicidios y cantidad de sentencias emitidas por tal.

Aun así, cabe reflexionar, ¿contamos con propuestas de avanzada, que denoten que vamos un paso adelante de situaciones que en prospectiva podrían preverse y controlarse desde ahora?, ¿basta con poseer sistemas de monitoreo y evaluación de cumplimiento de recomendaciones?; debemos comenzar un proceso de reforma cultural diseñado desde el sistema de protección nacional, que condicione una transición a la tolerancia y al respeto, a las diferentes expresiones de la necesidad humana.

Reconozcamos que no poseemos una actitud de vanguardia en materia de derechos humanos y cuando escuchamos sobre nuevas teorías, como ser, otros actores que violentan los derechos humanos desde la criminalidad por ejemplo, o cuando diversidad sexual exige identificación institucional, en el Registro Nacional de las Personas como tal, nos hace ruido y nos molesta, y apuntamos a seguir discriminando y acusando al gobierno, independientemente de quienes estén gobernando, porque necesitan estar siempre, en contra de los que están a favor y en contra de los que están en contra, “El chiste es estar siempre en conflicto”.

Usualmente en Latinoamérica, se miden avances en materia de derechos humanos, mediante monitoreo de cantidad y progresividad en el cumplimiento de recomendaciones internacionales y medidas cautelares, pero no hay indicadores identificados desde la convivencia con enfoque de derechos humanos, que nos permitan la implementación de un sistema transformador, enfocado en cambiar la cultura de la discriminación, por la de la paz.

La vanguardia de los derechos fundamentales apunta a varios temas, como ser: el rol de cada actor en materia de DH, y su relación con la responsabilidad como garante, correspondencia entre el deber cumplido del ciudadano y su exigencia de satisfacción de un derecho humano, reconocimiento de límites estructurales y medios pacíficos de superación de los mismos, recolección de datos de discriminación y de conflicto por irrespeto de los DH, articulación institucional para un abordaje integral en prevención, reacción y reversión en DH, y por último la búsqueda del punto de equilibrio, en cuanto a que el derecho que se debe garantizar, satisfacer, proteger y/o reconocer, no debe transgredir los derechos de las mayorías.

Finalmente, partiendo de la realidad hondureña, en el marco de la oficiosidad sistémica estatal y/o de la conquista ciudadana, se debería proponer la inclusión de la característica “DH ASEQUIBLES”, lo cual puede determinar niveles de factibilidad del derecho aspirado, y por ende una plataforma de pensamiento y acción, más objetiva, con un enfoque vanguardista en la conquista y garantía de los DH.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América