La multiplicidad de tareas accesorias que cumplir: un reto institucional para las FFAA

ZV
/ 24 de enero de 2020
/ 12:01 am
Síguenos
01234
La multiplicidad de tareas accesorias que cumplir: un reto institucional para las FFAA

Más

Por: Adán Hilario Suazo Molina
Coronel de Aviación ®.

El marco legal que se deriva de nuestra Carta Magna, permite a las FFAA, el cumplimiento de una variedad de tareas accesorias. El Artículo 274 de la Constitución de la República específicamente, señala con claridad dichas tareas; por lo tanto, nada que discutir o dudar al respecto, se trata de actividades explícitas, temporales, en apoyo a las instituciones estatales o al cumplimiento obligatorio de órdenes, proyectos o programas que legalmente se asignen; esta labor se ha cumplido, durante el mandato de uno u otro de los partidos tradicionales; como ejemplo, el gobierno liberal denominado “Poder Ciudadano” (2006-2009) fue de los que más requirió de las FFAA en tareas accesorias, bien o mal, pero todos tarde o temprano, indistintamente lo han hecho.

El empleo de las FFAA en este tipo de labores, no es algo exclusivo de Honduras, los países que cuentan con instituciones armadas, lo hacen a su conveniencia, y dentro de sus particulares necesidades.

El pensamiento popular, es que las FFAA se han creado, exclusivamente para labores bélicas, y que el deber del soldado es exclusivamente, prepararse para defender la integridad territorial y la soberanía nacional, al respecto, el Artículo 272 de nuestra Constitución, es claro. La verdad no se trata de rebatir argumentos o tratar de explicar asuntos sencillos y entendibles. Referente al tema de las tareas accesorias, las cuales llamamos así, no por el hecho que sean irrelevantes y sin importancia, puedo asegurar, que estas órdenes y tareas siempre se han cumplido, diligente y profesionalmente. Sin embargo, la asignación de este tipo de misiones, causa malestar en algunos sectores de nuestra sociedad, unos porque ven invadido su campo de acción y su curva de confort, los políticos que están en la llanura, porque conocen que las misiones serán exitosas y abonarán al prestigio del gobierno de turno y otros, opuestos por pura ignorancia o tan solo seguir la información falsa y destructiva, que en estos tiempos abunda.

Han transcurrido 38 años, desde que la institución armada, de forma ordenada, propició el retornó al orden democrático en el país, tiempo desde el cual se produjeron procesos sustanciales de transformación, en especial en la profesionalización de sus cuadros de personal, marcándose un proceso continuo de modernización doctrinaria. Las FFAA están integradas por un segmento ciudadano de extracción popular, que ha tenido la oportunidad de preparase y superarse en base a esfuerzos personales; la totalidad de la oficialidad, debe contar con un nivel universitario, siendo los postgrados y estudios superiores o culturales como ser el dominio de idiomas, necesario para escalar grados y posiciones de mando, además, se ha logrado conformar un cuerpo de suboficiales, personal técnico profesional que está en pleno desarrollo. Lo que se ha explicado, es la importancia de este proceso; las FFAA son un baluarte al servicio del pueblo y un orgullo para la nación, con plena comprensión del cumplimiento de la misión principal de integridad territorial y soberanía, pero sin perder la atención diligente de las tareas accesorias.

Los gobiernos que han comprendido la importancia de lo que señalamos, fortalecieron la institución en su capital humano, material y equipo, aun así: estamos lejos de establecer una verdadera política sostenida al respecto. Objetivamente, es tanto necesario contar con la capacidad de enfrentar las amenazas nuevas y tradicionales, estar conscientes que dichas amenazas jamás desaparecen y solamente se transforman en el tiempo y las circunstancias, que Honduras tiene intereses vitales que preservar, proteger y garantizar; recordemos: esto debe ser anticipado y cumplido en los tres ambientes operacionales. En lo referente a las tareas accesorias, es preciso crear o fortalecer la capacidad que garanticen el sostenimiento, mantenimiento y desarrollo de estas capacidades; sea fundando nuevas unidades especializadas, como ejemplo, las de ingeniería, dotando de recursos y asignaciones de presupuesto, de tal modo que la fuerza y apresto crezca, no se deteriore y debilite.

El empleo de las FFAA en tereas no tradicionales es inminente y necesario, no se trata de asuntos aventurados o por salir del paso, la institución seguirá cumpliendo con el apoyo a los gobiernos, hasta ahora y con algunos raros incidentes se ha cumplido con profesionalismo, eficacia y eficiencia, pero sobre todo en el marco legal permitido. La institución ha evolucionado, se ha profesionalizado, desafortunadamente, la mayoría de nuestros políticos, involucionan y confunden los procesos democráticos limpios, con el desorden, la destrucción, la traición, la venganza, la corrupción, etc.

No faltan unas que otras voces, que claman por el retorno de regímenes militares, con toda seguridad, afirmó: eso es un capítulo cerrado y superado, de lo contrario hubiese sido otra la historia en el 2009.

Como lo advirtiese un exjerarca militar a los políticos que acostumbraban a curarse en los cuarteles: “aprendan a vivir en democracia”.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América