Matrimonios ejemplares que han cumplido su promesa de amor

ZV
/ 14 de febrero de 2020
/ 12:01 am
Síguenos
01234
Matrimonios ejemplares que han cumplido su promesa de amor

Más

Mateo 19:6 dice: “Lo que Dios ha unido que ningún hombre lo separe”, una cita bíblica que describe a la perfección la divina institución del matrimonio la cual también está registrada en Génesis, “Por este motivo dejará el hombre a su padre y a su madre, y los dos serán una sola carne”.

Hoy en La Tribuna le relatamos, a propósito del Día del Amor y la Amistad, cuatro historias de parejas que han cumplido con este divino mandamiento y que ven el matrimonio como la sagrada institución que es, se esfuerzan por su relación y logran atravesar las crisis y salir de ellas de la mano de Dios.

Mónica Bendeck y Juan Carlos Segovia

Mónica conoció a Juan Carlos cuando el llegó como alumno nuevo a Academia Los Pinares. Estaban en décimo grado. Después de varios intentos de parte de Mónica por conquistarlo, se hicieron novios en onceavo grado, relación que se mantuvo durante siete años.

Una historia de amor que este año llegó a su 30 aniversario de boda, muy agradecidos con Dios, por lo que fueron agasajados con una fabulosa fiesta organizada por sus hijos, Javier (abogado, 29 años), Fabianna (diseñadora de interiores, 26 años) y Giulliana,( highschool senior,18 años).

“La clave más preciada entre Juan Carlos y yo, es que somos mejores amigos, el es mi persona favorita” afirma Mónica.

“A través de los años nos hemos venido conociendo más, aceptarnos cada cual como somos, a aprender a pedir una disculpa cuando amerita, a ceder en otras, a no ver los problemas grandes, cuando en realidad la solución es fácil, en no perder el tiempo en discutir sino aprovecharlo para compartir”

Continúa: “Y algo muy importante, enamorarnos todos los días con detallitos que significan un montón. Lo que amo de JC, es que todos los días me hace reir”.

Para Mónica las parejas jóvenes de estos tiempos, no tienen interés en luchar juntos, quieren todo rápido y de la manera que ellos quieren, lo quieren todo fácil.

“Mi consejo para ellos al igual que para mis hijos, conózcanse bien antes de casarse, háganlo por las razones correctas, amen a su pareja, para que juntos luchen y trabajen por el matrimonio. Para que se apoyen y así juntos poder solventar los problemas que conlleva el matrimonio.

“Dios debe de ser el centro de toda familia, Dios nos lleva de la mano sin soltarnos, pidámosle ser nuestro guía para poder actuar y tomar decisiones positivas y con mucho amor.

Lo que yo he aprendido durante mis bendecidos 30 años de matrimonio, es que debemos ceder en cosas, debemos aprender a ser pacientes, a vivir en paz para poder dar paz a los nuestros. El matrimonio es algo lindo”, concluye Mónica.
Jane Carol Bendeck Asfura y Jorge Roberto Facussé Salomón

Esta bonita pareja se conoció en el colegio, fueron novios casi ocho años. Y ese primer amor, aún continúa creciendo y madurando.

La pareja asegura que la única clave para mantener un matrimonio estable, es la presencia del Señor, “acompañándonos, cuidándonos y sosteniéndonos; para ello, es necesario entregarse al Señor, aceptando la vida eterna que nos da a través del Sacrificio del Hijo de Dios en la Cruz y luego aplicar los principios de la biblia en cuanto al matrimonio, el hombre ame a su mujer, y esposas: los maridos son la cabeza del hogar”.

Y ellos son un digno ejemplo de ello ya que este próximo 19 de marzo cumplirán 32 años de casados, por la gracia del Señor

También resaltan que el matrimonio no exime de momentos difíciles, “pero Dios Siempre está sosteniéndonos”.

“Dios nos bendijo con tres hijos: Nayla, Nabila, Jorge y ahora con un yerno regalo del cielo, Elías Faraj y hace 5 meses con Nadeem, hijo de Elias y Nayla”.

El consejo permanente que Carol y Roberto dan para mantener estable su matrimonio es que a través de los años no depender de ellos mismos o esperar que el cónyuge llene todas sus expectativas, y cumpla todos sus anhelos, el único que puede llenar el corazón humano es Dios. Él da el gozo que nunca acaba, con un corazón así, hay lugar para el perdón, para la paciencia y para dar amor, lo contrario no es que sea difícil, simplemente es imposible”.

“Los años y las circunstancias van cambiando el matrimonio, se fortalece, madura, pero lo más lindo es el gozo que da cuando estamos juntos, viendo la mano de Dios en cada circunstancia de nuestra vida,ver como se fortalece por los momentos difíciles, disfrutando aquellos de alegría, reconociendo que todo proviene de su mano, y el mayor gozo que tenemos como padres es saber que nuestros hijos conocen todo esto.” finaliza Carol.


Ana Maria Molina y Antonio Tavel

Ana María Tavel más conocida como Any nos relata como inició su historia de amor con don Tony Tavel y como a través de los años han logrado establecer una matrimonio sólido y de plena confianza.

“Con Tony nos habíamos visto en misa los domingos, pero nos conocimos en mi casa, Tony trabajaba en la misma empresa que mi papá y él con mucha frecuencia invitaba a sus ejecutivos a compartir los viernes. Tony era uno de ellos y yo ayudaba a mi mamá a atender a sus invitados”.

Así es esta historia de amor, muy resumida pero Any continúa: “Este año cumpliremos 43 años de casados y lo pienso y no me lo creo, me parece que fue hace muchísimo menos.
Para tener un buen matrimonio tienes que casarte muy enamorada y sabiendo que hay que quererse más y más cada día”.

“Tienes que estar pendiente de cuidar a tu compañero, de hacerlo feliz, cuidarlo y respetarlo. Hay que sacar el egoísmo, ya no puedes solo pensar en ti, tienes que pensar en él también”.

Tienen ocho hijos quienes son su alegría:Ati, Nina, Mery, Titi, Javi, Marta, Caya y Álvaro. Ya están todos fuera de casa, unos casados y otros estudiando en el extranjero.

“Como mujer yo aconsejaría a las parejas jóvenes que cuiden mucho su noviazgo, que se conozcan bien, que se respeten, que entiendan que las promesas que se hacen en la ceremonia de la boda no son frases protocolarias, son la clave para la felicidad del resto de sus vidas asegura.

“A lo largo de estos 43 años, pudiera decir que el corazón se nos va haciendo más grande. Tiene que ser así para dar cabida a los hijos que van llegando. Luego llegan yernos y nueras que son como hijos y los nietos, en nuestro caso ya son 16”.

“El entorno familiar se va ampliando y va quedando menos espacio para el egoísmo pero más para la generosidad y la felicidad. Estos 43 años han sido maravillosos, tengo que darle gracias a Dios por todos las bendicones recibidas y no diré que no ha habido altos y bajos, pero han sido más los altos, los bajos se te olvidan”.

Aída Maria Zavala Bueso y Pedro Cubas Sandoval

Aida y Pedro Cubas conforman una pareja muy conocida porque siempre que se les mira juntos reflejan amor y unidad. Hoy con casi cuatro décadas de casados nos cuenta las claves para mantener encendida la llama del amor.

“Habíamos coincidido en varias ocasiones y siempre la quería abordar porque me era interesante; pero todo fue en el cumpleaños de uno de mis mejores amigos un 25 de diciembre”, recuerda don Pedro que fue cuando realmente logró establecer una conversación formal con la mujer que se juraría amor eterno. Desde ese entonces han recorrido 39 años juntos, de la mano en todo proyecto de vida y sobre todo con el cariño y amor, que ha permitido superar todo los obstáculos que se han presentado en la vida.

Su éxito matrimonial se lo agradecen a Dios y a la Virgen y su amor encierra los valores espirituales, morales y respeto.

Aida y Pedro Cubas tienen dos hijos: Pedro José y Álvaro Enrique, a quienes les han inculcado mantener presente ante todo a Dios en su hogar, construir un ambiente de constante comunicación mucha alegría y paz, de una manera maravillosa ya que “cada etapa es un nuevo vivir, un nuevo renacer que compartimos juntos”.

“Detalles pequeños y sencillos hacen mantener viva esa llama del amor que un día nos unió, el lunes me trajo unas rosas porque salió muy temprano y no pudimos tomar el café juntos, nada especial sólo que estamos juntos de nuevo, eso es lo especial para nosotros” comenta Aida Cubas.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América