Wilson Berríos abandona cuidados intensivos en EE. UU.

OM
/ 26 de febrero de 2020
/ 01:03 am
Síguenos
01234
Wilson Berríos abandona cuidados intensivos en EE. UU.
Tras 45 días Wilson Berríos recibió el alta medica, y se alojará en un apartamento cercano al hospital.

Más

“Ha sido duro, el equilibrio y las fuerzas en las piernas, es como volver a empezar a caminar”, manifestó el joven hondureño Wilson Berríos, tras salir del Hospital de Shriners de Boston, Massachussets, Estados Unidos.

“Es un día especial, dejó de estar en cuidados intensivos. Es un gran paso. Desde el tiempo que ha pasado y que la gente siga pendiente de mí significa mucho, ha sido duro, pero es como volver a empezar”.

“Yo lo que más extraño de Honduras es la comida, y mi familia. Y he tenido una buena relación con los médicos. Ahorita me están dejando descansar un poco de tanta cirugía, pero después vienen otras y que sea lo que Dios quiera siempre con fe”, aseguró Wilson.

El joven ha sido dado de alta y salió de la sala de cuidados intensivos. Junto a su padre se instalaron en un apartamento del hospital, desde donde estarán asistiendo a diferentes evaluaciones.

El joven fue sometido a cuatro cirugías en su rostro, pero aún faltan hacer los últimos arreglos en su rostro, después de casi dos meses de permanecer en la sala de cuidados intensivos.

El valiente “catracho” ha sido sometido a varios procesos, pero tendrá un pequeño reposo fuera de los quirófanos, tiempo en el que debe seguir una rutina de cuidados.

Durante un mes que permanecerá fuera del hospital, siempre deberá asistir una vez por semana, ya que debe ser atendido de manera psicológica y también ser evaluado por el otorrino.

El muchacho aseguró que la barrera del idioma no ha sido una limitante, en su proceso de recuperación.

EXTRAÑAMOS HONDURAS

Por su parte, el padre, aseguró que continúan trabajando junto a su hijo, quien ha sido muy fuerte y eso ha favorecido los procesos de recuperación.

“Estamos extrañando mucho Honduras, pero por lo menos vamos a estar acá por el siguiente mes. Aún faltan algunas visitas al médico, pero por lo pronto él está muy bien”, indicó el padre.

Los médicos le han indicado que debe consumir al menos dos mil calorías diarias, y continuar con las rutinas de ejercicio que desarrolla desde hace algunos días en el hospital.

El padre manifestó su alegría e ilusión al ver como su hijo ha iniciado estas terapias, en las que está iniciando a correr y caminar de una forma un poco rápida y sin ayuda de nadie.

“Es como volver a ver a mi hijo que inicia a caminar, como cuando tenía ocho meses y comenzó a dar sus primeros pasos, es la misma emoción”, aseguró.

Al tiempo que destacó que su hijo debe seguir algunas evaluaciones psicológicas, algunas terapias y una exhaustiva evaluación por el otorrino, ya que la explosión le dejó una fisura en su oído izquierdo.

El muchacho fue víctima de una explosión que destruyó su rostro por un pesado artefacto de pólvora y desde entonces ha permanecido en varios hospitales en Honduras y en enero fue trasladado al Hospital de Shriners.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América