Biodiversidad después del 2020

ZV
/ 18 de marzo de 2020
/ 12:18 am
Síguenos
01234
Biodiversidad después del 2020
Carolina Alduvín

Más

Por: Carolina Alduvín

El sistema de Naciones Unidas cuenta entre sus tratados multilaterales, a la Convención sobre Diversidad Biológica, o CBD, suscrito por 195 estados y la Unión Europea. Tiene tres objetivos principales: conservar la biodiversidad del planeta, el uso sostenible de sus componentes y, que los beneficios derivados de sus recursos genéticos se compartan en forma justa y equitativa. Se trata de que cada país desarrolle una estrategia nacional y planes de acción para cumplir las metas anotadas. La CBD, derivada del Programa de Ambiente, UNEP, se reconoce por primera vez en tratados internacionales dado que, la conservación de la biodiversidad es una preocupación compartida por toda la humanidad, y es parte integral del proceso de desarrollo.

El acuerdo abarca todos los ecosistemas, especies y recursos genéticos; vincula los esfuerzos tradicionales de conservación con la meta económica de utilizar seres vivos o sus partes, también cubre la rápida expansión de las nuevas biotecnologías a través del Protocolo de Cartagena en Bioseguridad, o PCB, sus acuerdos son obligatorios para las partes, o gobiernos suscritos. Recuerda a los políticos que, los recursos naturales son finitos y deben aprovecharse de modo que no los lleve a declinar en el largo plazo y puedan heredarse a las nuevas generaciones.

Brinda a los tomadores de decisiones, guías basadas en el principio precautorio que, demanda, en caso de amenaza de reducción significativa o pérdida de diversidad de organismos, la falta de completa certeza científica, no debería ser excusa para reducir o posponer medidas para evitar o minimizar tal amenaza. La CBD reconoce que los países requieren cuantiosas inversiones para cumplir las metas; sin embargo, la conservación, uso sostenible y reparto de beneficios, traerá significativas compensaciones al ambiente, la economía y la sociedad.

Para tomar acuerdos y darles seguimiento, las partes se reúnen cada 2 años y, en los períodos intermedios, se reúnen diversos grupos de especialistas para hacer recomendaciones y revisar los avances de los miembros. Tiene al Cuerpo Subsidiario para Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico, SBSTTA, compuesto por expertos de los gobiernos miembros, actualmente presidido por el biólogo mexicano Hesiquio Benítez. Y el Cuerpo Subsidiario de Implementación, SBI, para monitorear progresos, recomendar acciones y fortalecer medidas que estimulen el cumplimiento de los acuerdos.

En la Reunión de Partes de 2008, se declaró el 2010 como Año Internacional de la Biodiversidad, y luego, se decidió que el período 2011-2020, sería Década de Naciones Unidas en Biodiversidad, como estrategia de apoyo y promoción al cumplimiento de los objetivos para reducir de manera significativa la pérdida de ecosistemas, especies y genes. La década está terminando y se plantea ahora un Marco Mundial para la Biodiversidad post 2020, GFBp2020.

Desde finales del año pasado, tienen lugar más reuniones para discutir lo que habrá de hacerse entre los años 2030 a 2050. El Grupo de América Latina y Caribe, GRULAC, ha planteado ante el plenario 5 metas para 2030, que son; a) conservar, restaurar y manejar sosteniblemente los ecosistemas terrestres y acuáticos, asegurando que la dinámica de especies, diversidad genética, funciones y servicios ecosistémicos se mantengan y promuevan para garantizar su resiliencia y reducir en forma consistente, la pérdida de biodiversidad.

b) Asegurar el uso sostenible de la biodiversidad silvestre y domesticada para garantizar en el largo plazo, la funcionalidad de los ecosistemas y su utilidad a las personas. c) Asegurar que los beneficios derivados del uso sostenible de la naturaleza asociada a conocimiento tradicional, se distribuya justa y equitativamente, tomando en cuenta a las futuras generaciones y la perspectiva de género. d) Asegurar la implementación del Marco Mundial de Biodiversidad post 2020 a través de medidas efectivas y de condiciones propicias. e) La biodiversidad más utilizada en sectores productivos como medio para contribuir a la producción y consumo sostenible.

Atinadamente el GRULAC, en la reunión efectuada en Roma el mes pasado, recalcó que el talón de Aquiles en el cumplimiento de las resoluciones que se toman, es la escasez de recursos en los países en desarrollo; y ahí, es donde las economías fuertes, fingen demencia.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América