Huracán Mitch inspiró a este hondureño a volar a través de tormentas

Huracán Mitch inspiró a este hondureño a volar a través de tormentas
RP
/ 23 de julio de 2020
/ 12:01 pm
Síguenos
01234
Huracán Mitch inspiró a este hondureño a volar a través de tormentas
380
Compartido
700
Visto
Más

Huracán Mitch inspiró a este hondureño a volar a través de tormentas, En 1998, José Martínez-Claros era un niño de escuela cuando el huracán Mitch cruzó Honduras, dos veces, matando a miles, pero ese roce con el desastre lo llevó a convertirse en un físico atmosférico que incluso ha volado a través de tormentas para ir a trabajar.

Martínez-Claros, quien ahora es un candidato a doctorado en el Departamento de Física del Instituto de Minería y Tecnología de Nuevo México, dice que durante el huracán Mitch, su madre lo recogió de la escuela y corrieron a casa sobre puentes encaramados en ríos que se alzaban.

“Elogio los nervios de acero de mi madre por poder llevarnos a casa, con la mitad del camino que ya se había convertido en un río cuesta abajo”, dijo.

Al llegar a casa, encendieron la televisión, solo para ver a un reportero de televisión barrido por las aguas del río durante la transmisión.

“Todos estaban en estado de shock: todos habíamos visto morir a alguien en vivo por televisión, haciendo su trabajo”, dijo.

Martínez-Claros dice que su mente estaba llena de preguntas después del huracán, que mató a tres mil personas solo en Tegucigalpa, y a más de diez mil personas en general en Honduras, dejando a quinientas mil personas sin hogar.

“Este fue el momento de Eureka: ¿cómo sucedió esto? ¿Por qué un huracán pudo cruzar mi país dos veces e imprimir daños permanentes en todas partes? ¿Qué es un huracán? ¿Cómo se forman?” él dijo: “Dentro de un mes, había investigado tanto sobre los huracanes, que sabía lo que quería hacer por el resto de mi vida, ser un científico atmosférico”.

Pero su camino para llegar a su vocación profesional fue casi tan tenso y retorcido como ese viaje a casa durante la tormenta.

“La meteorología no estaba disponible como especialidad en ninguna universidad en Honduras, así que tuve que decidir si me quedaba y buscaba algo más, o si salía del país para buscar meteorología”, dijo.

Terminó en la Universidad de Costa Rica por sus estudios universitarios en meteorología, solo para descubrir que una parte significativa del plan de estudios se compartía con los estudiantes de física.

Esto resultó ser una bendición disfrazada, ya que cuando a Martínez-Claros finalmente se le ofreció un puesto de escuela de posgrado financiado, fue en física atmosférica, no en ciencias atmosféricas.

A mediados de 2017, Martínez-Claros pudo cumplir un sueño de toda la vida cuando se unió a la campaña de campo Experimento de Procesos Convectivos de la NASA (CPEX), una campaña de un mes en la región oceánica del Golfo de México-Caribe-Atlántico occidental.

“No solo pude volar dentro de una tormenta, sino que también estaba en compañía de uno de los héroes de mi infancia, el cazador de huracanes de la NOAA Rob Rogers”, dijo, “2017 fue el año de nombres de huracanes trágicamente históricos, como Irma , Maria y Harvey y nosotros estábamos volando en todas esas regiones un mes o dos antes de que se formaran estos megahuracanes “.

Martínez-Claros dice que la mayoría de su investigación actual se compone de los datos recopilados durante el CPEX, en particular los datos de las sondas de caída, los dispositivos de recopilación de datos lanzados desde el avión durante los vuelos de investigación.

“Muchos científicos han estudiado la convección tropical en el pasado, y muchos otros científicos han estudiado los ríos atmosféricos en el pasado”, dijo, “sin embargo, hasta donde sé, no hay ningún estudio actual que se centre en el vínculo entre ambos, especialmente en el marco conceptual de referencia de fracción de saturación, índice de inestabilidad y vorticidad”.

Martinez-Claros dice que aunque los países desarrollados invirtieron considerables recursos para estudiar y caracterizar los sistemas tropicales y aplicar este conocimiento para mitigar los desastres naturales en todo el mundo, solo los científicos que provienen del Sur Global pueden comunicarse de manera efectiva con su gente de una manera que afecte actitudes diarias hacia el clima.

“Mi mayor motivación durante los últimos veinte años ha sido comprender el clima en los trópicos, especialmente a la luz del daño que los eventos climáticos extremos pueden ocasionar en países que no tienen los recursos para estudiar adecuadamente estos eventos”, dijo. Uno de los mayores desafíos de mi vida, después de pasar 14 años trabajando para lograr mi objetivo, es preguntarme qué viene después y preguntar cómo puedo ayudar a mi gente con mi conocimiento”, dijo.

Otro científico de Centroamérica también es impulsado por sus experiencias infantiles en la región. El virólogo salvadoreño David Martínez creció con campañas de salud pública destinadas a frenar la propagación de los mosquitos para prevenir el dengue y ahora ha pasado su carrera tratando de encontrar una mejor vacuna contra ese virus.

Ahora está usando esas mismas habilidades que un investigador postdoctoral en la Escuela de Salud Pública Global Gillings de la Universidad de Carolina del Norte, trabajando en un proyecto para ayudar a encontrar formas de evitar que el nuevo coronavirus infecte a las personas. (Tomado de forbes)

Noticias Relacionadas: Cristóbal se fusionará con un nuevo sistema de tormentas

Huracán Mitch inspiró a este hondureño a volar a través de tormentas

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América