El regaño del general

El regaño del general
ZV
/ 30 de julio de 2020
/ 12:16 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Denis Castro Bobadilla
Doctor, abogado y médico forense II Vicepresidente del Congreso Nacional

Tito Livio Moreno, general de división y jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, apareció hace unos días para decir lo que, en su opinión, considera verdades sagradas. Llamó a los que critican el manejo de la pandemia a sumarse y no a dividir más al pueblo, olvidándose que el que critica, derecho tiene a criticar, y que está más que claro que el manejo de la pandemia no ha sido el más correcto, el más digno, el más sabio, el más honesto, ni el más justo. Por lo cual, el que el señor general aparezca para conculcar un derecho constitucional del hondureño es un horrible yerro de un hombre que calladito se vería más bonito. Estoy de acuerdo en que debemos unirnos todos para combatir este mal, y también estoy de acuerdo en que todo lo positivo que podamos aportar servirá para contener el coronavirus, sin embargo, estoy en completo desacuerdo en que se quiere poner un bozal, un “¿por qué no te callas?” a quienes señalan errores en el manejo de esta tragedia que sigue enlutando a los hondureños. Y, lo más sorprendente, es que lo haga el general de división, usando las mismas palabras del Presidente, su jefe inmediato, como si fuera solo una caja de resonancia. Creo que quien le pidió ese favor al general, si es que alguien le pidió el favor de llamar la atención a quienes con razón señalamos las equivocaciones en el manejo de la pandemia, trató de aprovecharse del supuesto poder que refleja don Tito Livio, con sus cinco estrellas, su aparato militar y su porte de general. Pero se le olvidó que hay honores que se ganan, y el honor de ser respetado por el pueblo es uno de esos. Además, ya sabemos que el pueblo hondureño se curó hace mucho tiempo de sustos, y ya no cree en sombrerazos. En mi opinión, los refranes son sabios, y aquel que dice: “zapatero a tu zapato” es tan sabio como un proverbio de Salomón. Por lo tanto, bien haría el señor general en dedicarse a dirigir a las Fuerzas Armadas, en cuidar a sus soldados del covid y dar seguridad a los hondureños. En esta guerra, todos somos soldados, y todos, unidos, vamos a ganar, a pesar de la desgracia que ha de enlutar todavía más a la nación. Pero, mientras esto termina, el derecho a criticar, a opinar sobre lo malo, sobre lo incorrecto y sobre lo deshonesto, no se lo quita nadie, eso es democracia, le guste o no le guste al general.

Eutrapelia

Jaimito le pregunta a su papá qué es la política, para un trabajo de la escuela. “Para que lo entiendas mejor tomemos nuestra casa como ejemplo. Yo soy el que trae el dinero a casa, así que soy el “el capitalismo”. Tu madre es la que administra ese dinero, por lo que la podemos llamar “el gobierno”. Nosotros dos cuidamos de ti y de tus necesidades, por lo tanto serías “el pueblo”. A la empleada la podemos llamar “la clase trabajadora” y tu hermanita sería “el futuro”. ¿Entiendes hijo?”. Jaimito dijo que no estaba seguro y que debía pensarlo. Esa noche vio que lloraba desconsoladamente la hermanita porque había ensuciado el pañal; entonces fue a la habitación de sus padres pero encontró a su mamá durmiendo profundamente. Fue a la habitación de la empleada y descubrió a su padre en la cama. Jaimito golpea la puerta, pero nadie responde, y se va a dormir. A la mañana siguiente, Jaimito le dice a su padre que entiende la política. “Mientras el capitalismo abusa de la clase trabajadora y el gobierno no le hace caso a nada, el pueblo es totalmente ignorado y el futuro está lleno de m…”.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América