¿Qué significa contracción de la economía en un 8%?

¿Qué significa contracción de la economía en un 8%?
ZV
/ 7 de agosto de 2020
/ 12:17 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

¿Qué significa contracción de la economía en un 8%?, Por: Carlos Medrano
Periodista
carlosmedrano1@yahoo.com

Los pronósticos económicos para el 2020 no son nada halagüeños, no son esperanzadores, generarán más pobreza y una crisis social sin precedentes, si no se toman medidas urgentes y creativas que nos permitan recuperarnos siquiera a los índices obtenidos antes de la pandemia.

Honduras, antes de la COVID-19, ocupaba crecer entre un 6 a 7% de manera sostenida en los próximos 20 años, para salir de esta asfixiante pobreza que ya agobia a casi un 80% de los hondureños.

El Banco Central de Honduras (BCH), tuvo que revisar y reprogramar, como es lógico, todos sus pronósticos, programas y proyecciones que se elaboraron a principios de año y que son una guía para los diferentes sectores que intervienen en la economía

El BCH, en la revisión del Programa Monetario 2020-2021, estableció que la economía se contraerá entre 7 y 8 por ciento este año, debido a la pandemia por la COVID-19, un presagio nada agradable para un país avasallado por la pobreza y pobreza extrema.

Cuando la pandemia ya tenía sus primeros efectos, el BCH proyectó un decrecimiento de entre -2.9% y -3.9%, pero este prolongado confinamiento, las restricciones de movilidad de personas, bienes y servicios y la inminente quiebra de las Mipymes, han desmejorado la actividad económica y el empleo, más que lo previsto en mayo del presente año.

Los principales socios comerciales de Honduras y las proyecciones para el crecimiento mundial han evidenciado un ajuste a la baja y en base a este escenario, el BCH revisó un terreno negativo del Producto Interno Bruto (PIB) de -7 a -8 por ciento.

Casi todas las actividades productivas que generan divisas, lempiras, trabajo y riqueza, como la industria manufacturera (maquila), comercio, la industria turística, como hoteles y restaurantes, transporte y almacenamiento, agricultura y la construcción privada, se encuentran en una situación compleja, principalmente porque no se sabe a ciencia cierta cuándo terminará el impacto directo del COVID-19 en la maltrecha economía hondureña.

En relación con la demanda de bienes y servicios, existe un menor consumo privado, debido a la disminución en el ingreso disponible de los hogares; asimismo, una caída en la inversión pública y privada.

Con la reactivación económica esperada para 2021 se requerirá un incremento en los niveles de importaciones, que incidirá en el déficit externo.

La brecha fiscal será cubierta con el financiamiento externo del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del Acuerdo Stand By y Facilidad de Crédito Stand By, pero quedaremos endeudados “hasta la coronilla”, lo que es grave para esta y futuras generaciones.

El directorio del BCH optó por continuar incentivando la economía; disminuyó la Tasa de Política Monetaria (TPM) de 4.5, a 3.75 por ciento, que será fundamental para las Mipymes, empresas que necesitarán recursos frescos y tasas competitivas que reduzcan los costos de fondeo al sistema financiero a través de los mecanismos de ventanillas directas con que dispone el BCH.

Contracción económica para este año, por lo menos así lo entiendo, significa una reducción general en la producción de bienes y servicios en un mercado, producto del COVID-19, impactando en el desmejoramiento de casi todos los indicadores vitales para el funcionamiento de un país.

Noticias Relacionadas: Las claves del plan de Biden para ‘salvar’ la economía de EEUU

Qué significa contracción de la economía en un 8%?

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América