Del rey de España al rey de la droga

ZV
/ 10 de agosto de 2020
/ 12:44 am
Síguenos
01234
Del rey de España al rey de la droga

Más

Por: Otto Martin

Nunca he comprendido la razón por la cual una persona que lo tiene todo, absolutamente todo, puede arriesgar también absolutamente todo, en su ambición de tener aún más.

Uno podría pensar que un delincuente como “El Chapo” Guzmán en determinado momento podría haberse sentido satisfecho con mucho menos de las decenas de miles de millones de dólares que logró acumular y optado por retirarse a una vida de disfrute y sin peligros.

No lo hizo, quería más y más hasta que fue a dar con sus huesos a la cárcel para siempre.

Pero un criminal, al final de cuentas es un criminal y es de suponer que su mente trabaja diferente a la de los no criminales. O no?

Juan Carlos, el exrey de España, quien durante la mayor parte de su vida tuvo todo: perteneciente a la aristocracia mundial con riqueza, lujos, poder, qué más podría querer?

Un hombre en esa posición, qué más podría desear, más dinero, para qué? Solo para aumentar los ceros a la derecha en su cuenta de banco?

Le toca vivir sus últimos años en un exilio físico y moral; lejos de su patria, su familia y, además, dejando un legado histórico de vergüenza para un monarca que será recordado por los siglos como un corrupto e inmoral, indigno de la alta posición que la vida le dio.

Por qué hizo eso?

En el mismo Vaticano, así como iglesias de otras denominaciones, en muchos de los gobiernos del mundo, en todas partes, muy bajo o muy alto, la ambición desmedida parece ser un denominador común entre los seres humanos.

Será que reyes, gobernantes, sacerdotes, pastores, empresarios, políticos y delincuentes son lo mismo, que lo único que los diferencia es la posición social pero que, en el fondo, la ambición desmedida es igual para la mayoría?

Me pregunto, para qué puede querer más dinero el rey de España?

Para qué puede querer más dinero quien ya tiene millones?

La pregunta válida entonces es: está el rey de España en la misma categoría que “El Chapo”?

En alguien como “El Chapo” que no tuvo ni por cerca las oportunidades del exrey uno podría entender su comportamiento delincuencial; aunque nada de eso es justificante.

El rey pierde su libertad moral al verse obligado con el último remanente de vergüenza a abandonar su patria en el ocaso de su vida.

“El Chapo” la perdió cuando alguien en el extranjero, que nunca en su país, tuvo el valor de llevarlo ante la justicia.

Pero en el fondo los dos son lo mismo, me atrevo a decir que entre Juan Carlos I y “El Chapo” Guzmán la única diferencia es que uno era rey de España y el otro rey de la droga.

ottomartinwolf2@gmail.com
Facebook

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América