Solidaria con su gente en una de las calles de Barcelona

Solidaria con su gente en una de las calles de Barcelona
ZV
/ 22 de agosto de 2020
/ 12:36 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Belisario Romero y Jubal Valerio H.

Sí, se nos fue el mismo día en que alzó su vuelo al reino de los cielos, nuestra excelsa soprano Isabel Salgado. Romeo Irías, nació en el barrio Los Dolores de Tegucigalpa en 1943. Su familia, se trasladó después al barrio Morazán, donde, calorizado por los grupos infantiles del sector, que admiraban y aplaudían su precoz talento, fue tomando impulso en su afición y dedicación por el canto. No exageramos cuando afirmamos que Romeo Irías poseía una cálida y aterciopelada voz, como muy pocas veces habíamos escuchado. Pero esa cualidad no surgió por un accidente o una casualidad. Fue el resultado de una concienzuda y disciplinada práctica, producto de un admirable autodidactismo. Romeo fue un auténtico “self made singer”. Sus cantantes predilectos eran Enrico Caruso, como también los trovadores populares Jorge Negrete, Pedro Infante y Alfredo Sadel. No buscaba imitarlos. Solo le servían como modelo. Y en su situación, nosotros hubiéramos buscado inspiración también en esos grandes intérpretes. Todos los que nos dedicamos al canto o a la ejecución instrumental, hemos tenido nuestros iconos. Romeo logró diseñar sus propias técnicas de modulación e impostación de la voz. Nunca quiso tomar clases con algún maestro de canto. Solo tuvo que agregarle su timbre inconfundible. Uno podía escucharlo a gran distancia y, aún sin verlo, identificar su inconfundible voz. Se convirtió en el solista más destacado de Voces Universitarias de Honduras, junto con Belisario Romero y Federico Ramírez, así como de la Estudiantina de Derecho. La primera de las mencionadas, fundada y dirigida por el recordado Ing. Carlos Fortín Maradiaga y, la segunda, por el entonces estudiante y hoy abogado y notario Roberto Bográn Idiáquez. Ambas se convirtieron en las representantes, por excelencia, del arte nacional musical hondureño, grabando varios discos de larga duración con lo más granado de la música hondureña. Romeo incursionó con mucho éxito en el campo publicitario, con su Agencia Zeus Publicidad, habiendo desempeñado, por varios años, la presidencia de la Asociación Hondureña de Publicistas. Pero nunca abandonó el canto. Visitó muchos países, con los grupos musicales a los que perteneció, representando a nuestra nación en EE. UU., México, el Caribe, Centroamérica y Panamá. Siempre pensamos y esperábamos, que se decidiera a incursionar en el ámbito de la música culta. No lo hizo. Lo suyo siempre fue la balada romántica y allí, no competía, porque superaba. Querido Romeo: ¡Solo te decimos hasta luego! Vas directo a incorporarte a los coros celestiales. Dios sabrá hacer buen uso de los dones que te otorgó.

Tegucigalpa, M.D.C., 6 de agosto de 2020.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América