Cuando salgan: ¡no se confíen!

Cuando salgan: ¡no se confíen!
MA
/ 26 de agosto de 2020
/ 01:17 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Cuando salgan: ¡no se confíen!, Oscar Lanza Rosales
olanza15@hotmail.com

Con esta pandemia, la consigna es permanecer en casa, sobre todo nosotros los adultos mayores, pero al que le toque salir de la familia, a realizar las compras necesarias, tiene que pensarlo y repensarlo, para volver sano y salvo al hogar, con la carga del virus, a su mínima expresión, que no afecte o contagie a nadie, y mucho menos a sí mismo.

Ya lo dije en uno de mis artículos, que a la persona que le asignen esa tarea en cada hogar, tiene que ser un joven inteligente, buen observador, con espíritu de investigador, que no se le vaya el pájaro o que esté siempre en misa -como decimos los hondureños- en resumen, concentrado en lo que hace.
Los consejos para salir de compras, principalmente a los supermercados, farmacias y ferreterías, ya los medios han abundado en recomendaciones, como el uso de la mascarilla, llevar consigo el gel antibacterial, para limpiarse las manos las veces que sea necesario, o para limpiar las superficies que tiene que tocar; pañuelos desechables, por si estornuda o le da rinitis; no tocarse ninguna parte de la cara, especialmente los ojos, boca y nariz, ni morderse las uñas; mantener la distancia física de los demás, por lo menos dos metros; evitar el transporte colectivo, y preferir los taxis privados no compartidos; preferible usar tarjetas en vez de efectivo; quitarse los zapatos al regresar a casa, y dejarlos afuera; lo mismo la ropa, ponerla en una bolsa de plástico cerrada, para su posterior lavado; limpieza y desinfección de todos los accesorios personales, como el celular, cartera, llaves y los lentes; bañarse, lavarse la boca y aplicarse antisépticos o agua marina en la boca y en la nariz. Hacer gárgaras. Recomiendan además salir con camisa manga larga, anteojos, y no aplicarse cremas en el cuerpo ni en la cara, porque la grasa es tierra fértil para el virus.

Pero tenemos que advertirles, aunque usted cumpla todas las recomendaciones anteriores, siempre hay su margen de riesgo de contagiarse, entre un 5 a 10% -porque usted tiene que respirar, hablar y estar en contacto con otras personas- y además porque los lugares que se propone visitar, aunque apliquen las reglas de bioseguridad, no reúnen la mayoría de las veces, las condiciones ideales para reducir el riesgo a cero. Las farmacias, bancos, supermercados y ferreterías, funcionan en lugares encerrados, con aire acondicionado, a veces con pasillos estrechos e insuficientes cajeros, que crean aglomeraciones, todo lo cual aumenta los riesgos de contagio. Y en los mercados populares, es peor el asunto. Ahí la gente habla en voz alta, regatea, y cuando esto sucede se emiten más gotitas de saliva, que circulan en el ambiente, por eso se sospecha que en un estadio, donde la gente grita, las probabilidades de contagiarse son mucho mayores.

Por eso, quien va salir de casa a comprar, tiene que seguir el ejemplo de los pilotos de aviación, que antes de partir el viaje, hacen su plan de vuelo, que lo elaboran a conciencia para llegar felizmente a su destino, a pesar que las condiciones atmosféricas no sean las ideales; eso significa que quien va a salir de casa, tiene que establecer el orden de los lugares que va a visitar, y la lista de las compras que va a realizar en cada uno de ellos, con la consigna de permanecer el menor tiempo posible en cada lugar; seleccionar los establecimientos mejor organizados, con reglas de bioseguridad más eficientes, clientes más educados para no tocar los productos, que los seleccionan con la vista; tampoco alzan la voz y si van acompañados, evitan las conversaciones; el flujo de los clientes está bien diseñado para no cruzarse uno con otro; y hay suficientes cajeros, lo cual evita las aglomeraciones.

Hay dos recomendaciones importantes de la famosa Clínica Mayo: evitar usar los baños sanitarios de esos establecimientos, sobre todo los secadores de manos eléctricos que funcionan con aire, y además si usted no está convencido sobre las prácticas de bioseguridad de un negocio, no lo visite.
Preparar el regreso a la casa es muy importante. Es todo un protocolo. Hay un amigo que ha construido un baño fuera de la casa, para cambiarse de ropa, zapatos, bañarse y demás prácticas de higiene, para ingresar limpito a su casa.

Finalmente, todas las compras que pueda hacer para entregar directamente en la casa, mejor, lo mismo que realizar los pagos por internet o por teléfono.
Los adultos mayores, evitemos al máximo las salidas de casa, salvo las imprescindibles. ¡Cuidémonos!

Noticias Relacionadas: Cuídense, no confíen en su propio criterio…

Cuando salgan: ¡no se confíen!

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América