EL CONCURSO

MA
/ 22 de septiembre de 2020
/ 12:25 am
Síguenos
01234
EL CONCURSO
SERVICIOS DIGITALES TRANSFRONTERIZOS

Más

YA tenemos a los 10 finalistas del Concurso de Fiestas Patrias, promovido desde las páginas digitales del portal de LA TRIBUNA. Recibimos 580 videos, –de hondureñitos y hondureñitas quienes participaron– en total. Provenientes de lo largo y ancho de la extensa geografía nacional, hasta de los más remotos rincones del país. Fueron sometidos a la evaluación de un jurado calificador. Ahora toca al amable público votar seleccionando el video de su predilección. Tarea ingrata escoger diez entre esa riqueza de talento, elegancia, espontaneidad, viveza y aptitud de nuestra niñez. Esa sola muestra de excepcionalidad, a no dudarlo, es todo un elocuente testimonio de esperanza. De que Honduras –pese a la pesadez de hoy en día, a esta atmósfera tensa cargada de duda y de sentimientos negativos de los adultos– tiene garantizada promesa de futuro, en manos de sus criaturas. Todo comenzó con la historia, contada en editorial anterior, sobre la génesis de la Oración a la Bandera.
Durante varios años dieron cumplimiento a un acuerdo ejecutivo, exhortando su evocación, unos segundos antes de iniciar clases, como obligación de maestros y alumnos de todas las escuelas.

No sabríamos decir –comentamos– si esta instrucción sigue vigente todavía en los centros de enseñanza públicos y privados. Podría ser que ya no; que eso haya caído en desuso, como tantas otras cosas condenadas al olvido. Que un gesto de esos –dedicar al civismo unos segundos al día– ahora luzca impertinente. Igual sucede con los buenos hábitos de la lectura. Son herrumbradas reliquias del pasado, que la era tecnológica de la comunicación superficial, ve con menosprecio. Sin embargo –confesamos en la columna de opinión– acabamos de experimentar el más hondo sentimiento de gratificación. Nos mostraron un video colgado en el portal digital de LA TRIBUNA. La pieza escogida por maestros de la prebásica Caridad Ardón, en la aldea de Linaca, Tatumbla, para dar inicio a las fiestas cívicas, el primer día del mes de septiembre. La delicada tarea fue encomendada a la niña de cinco años, Adriana Sofía Trujillo. Con admirable dicción, soltura de verbo, gestos elocuentes y ademanes propios a su gracia natural, declamó la Oración a la Bandera. En boca de esa niña ninguna otra alocución más tierna. Para hacer rodar lágrimas de emoción a hondureños amantes de su tierra. Orgullosos de sus símbolos sagrados, de la preclara herencia de sus venerados ancestros, y de su auténtico sentido de identidad nacional. (Fin del artículo).

Así, inspirados por ese video, esta casa editora decidió lanzar un concurso. Los niños, presumiblemente auxiliados por sus padres o sus maestros, enviaron sus piezas grabadas, cada cual ofreciendo admirable muestra de especial talento. Los diez finalistas son: Daniel Alessandro Maradiaga Matheu (SPS); Jade Itzel Reyes Zelaya (Tela, Atlántida); Jonathan Joshua Cabrera Guido (SPS); Juan Diego Miralda Galdámez (Concepción, Ocotepeque); Madelyne Sofía Rojas Henríquez (D.C., Francisco Morazán); Mía Alexandra Espinal Cruz (D.C., F.M); Paola María Montano Núñez (D.C., F.M.); Shaila Nicolet Aguiluz Cruz (Puerto Cortés, Cortés); Tiphanie Nicolle Espinal Granados (San Manuel, Cortés); Vivian Abigail Claros Leiva (Santa Rosa, Copán). Siempre hemos dicho que son más las cosas buenas que las malas. Solo se ocupa de corazón generoso y de ojos atentos que al pensar la patria, quieran privilegiar la virtud sobre el defecto.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América