Urge frenar más endeudamiento improductivo

MA
/ 22 de septiembre de 2020
/ 12:59 am
Síguenos
01234
Urge frenar más endeudamiento improductivo

Más

Urge frenar más endeudamiento improductivo, Carlos Medrano
Periodista
carlosmedrano1@yahoo.es

Me imagino que países desarrollados, de esos en donde ya casi erradicaron la pobreza, las enfermedades elementales y que tienen un alto desarrollo humano, existe un protocolo para aprobar e improbar un préstamo que endeudará a su país durante muchos años.

Precisamente por eso están desarrollados, sus gobernantes no están pensando en robar, planifican a largo plazo cuáles son las prioridades del país, dónde son fuertes para potenciar su recurso humano, cuáles son sus ventajas para que sus productos destaquen en el mundo y les generen riqueza; son países cuidadosos con su dinero, ordenados en su administración y sumamente metódicos.

Las superpotencias como Estados Unidos se endeudan en obras de infraestructura gigantes (puentes, carreteras, represas) o en la construcción de un arma estratégica (un avión, un satélite o un submarino nuclear), que les dará hegemonía y poder en el globo terráqueo; Alemania y Japón, siguen destacando en la construcción de vehículos, productos químicos, electrónicos, farmacéuticos y alimenticios, solo para poner algunos ejemplos.

Aquí en Honduras, durante los últimos 50 años, un presidente cegado por el poder, loco en sus intenciones de salir popular una vez entregue el Ejecutivo, disparatado o desesperado en hacer obras, no importando si ese endeudamiento es productivo o solo servirá para mejorar su imagen, endeuda al país bajo el lema “que pague el que viene”.

Honduras ha venido endeudándose de manera irracional, sin ningún control y sin una estrategia de desarrollo que nos permita disminuir los ya peligrosos índices de pobreza que amenazan la estabilidad y paz social en todo el país.

A principios del presente año, cuando ni sabíamos del desastre que causaría la pandemia COVID-19, la deuda externa hondureña alcanzó los $9,737.4 millones, lo que representaba un alza de 7.8% respecto al mismo período de 2019, significando el 29.8% del Producto Interno Bruto para el pago del servicio de la deuda.
En términos absolutos, la deuda externa de Honduras aumentó en $712 millones, respecto a los 9,025.4 millones del primer trimestre de 2019, detalló el Banco Central de Honduras.

Los pronósticos financieros y económicos no son esperanzadores al 31 de mayo del presente año, ya que, la recaudación fiscal disminuyó en un 21.9 por ciento (casi 10,000 millones de lempiras menos de ingresos), lo que es desastroso y en franco deterioro.

Cálculos de expertos señalan que la caída tributaria, producto de la pandemia COVID-19 y el extenso e ilógico confinamiento decretado por el gobierno, sumará cerca de 50 a 55,000 millones de lempiras, que obligará a endeudarnos en un 55% del Producto Interno Bruto (PIB), para poder financiar el presupuesto nacional del 2021.
Sin hacer un verdadero sacrificio por ahorrar dinero, quitar privilegios a altos funcionarios públicos, reducir dependencias del Estado que no sirven para nada, ser más transparente, dejar de hacer gastos innecesarios, como la compra de hospitales móviles que todavía no funcionan y por lo que se pagó cifras astronómicas, la agenda gubernamental debe de cambiar radicalmente.

Se debe de reducir el gasto corriente y priorizar la salud y educación, como los más importantes en este rompecabezas, además de apoyar a rubros estratégicos como la agroindustria y la tecnología, incentivar a la empresa privada reduciendo impuestos que nos sacan de competitividad.

El país quedará endeudado hasta “la coronilla”, nuestros hijos ya estarán bien enjaranados al nacer, es urgente que el Congreso Nacional legisle para poner un control, una regulación o un protocolo que ordene el endeudamiento externo e interno.

Noticias Relacionadas: Manuel Bautista: “Situación complicada obliga a mayor endeudamiento”

Urge frenar más endeudamiento improductivo

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América