Joven hondureña conduce tráiler en EEUU y da ejemplo de empoderamiento (Video)

Joven hondureña conduce tráiler en EEUU y da ejemplo de empoderamiento (Video)
MA
/ 12 de octubre de 2020
/ 07:00 am
Síguenos
01234
Joven hondureña conduce tráiler en EEUU y da ejemplo de empoderamiento.
380
Compartido
700
Visto
Más

Joven hondureña conduce tráiler en EEUU y da ejemplo de empoderamiento (Video). Andrea Ochoa es una joven hondureña que salió de su natal Choluteca, zona sur de Honduras, siendo una niña de 16 años en busca de mejores oportunidades en el extranjero y que hoy con 23 años de edad aseguró sentirse satisfecha de convertirse en conductora de un tráiler en Estados Unidos.

Ochoa relató para diario LA TRIBUNA que antes de emprender su viaje al extranjero laboró a los 14 años de edad en un programa juvenil para un canal de televisión en Choluteca, tiempo después, impulsada por la ilusión y esperanza de encontrar mejores oportunidades laborales emprendió su viaje a México, donde vivía su madre, lo que la hizo sentir cómoda y en familia.

Una vez instalada en tierras mexicanas, la joven experimentó el temor de la violencia y delincuencia que se vive en ese país, donde las mujeres y menores de edad son presas para los traficantes y maras, razón por la que junto a una tía, decidieron migrar a los Estados Unidos.

‘Tenía una tía que tenía planes para venir a los Estados Unidos, entonces ella me convence y me dice sí vámonos mira que así nos acompañamos las dos, las dos somos mujeres y así nos cuidamos una a la otra, yo te voy a cuidar’, relató.

La hondureña indicó que viajó igual que muchos migrantes, con sacrificio consiguió con familiares el dinero necesario para pasar la frontera de forma ilegal.

UN VIAJE TRISTE 

La hermosa catracha indicó que su viaje no fue nada fácil pues muchas veces se sintió cansada y sin energías para seguir con la travesía, incluso contó que como ella y su tía eran las únicas mujeres del grupo, los hombres las ayudaron y protegieron para lograr cruzar a EEUU.

‘Cruzamos la frontera y pues lamentablemente al grupo con el que yo iba a todos nos detuvo migración, fue un viaje muy triste la verdad, hubieron ocasiones en mi viaje en el que ya no podía caminar o correr, ya no tenía fuerzas para hacer nada, yo pensaba que me quedaría en cualquier parte del camino’, afirmó.

‘Gracias a Dios las personas con las que iba, que eran puros hombres y nada más de mujeres mi tía y yo, nos cuidaron, la verdad que teníamos miedo que nos hicieran daño porque éramos las únicas mujeres, pero gracias a Dios estas personas nos iban cuidando muchísimo a nosotras dos, yo siempre los voy a recordar porque esas personas me cargaron en algunas áreas para no dejarme tirada en cualquier lugar’, agregó.

La catracha contó que una vez entrevistada por los agentes migratorios se determinó que era una menor abandonada, pues ella les contó que su padre había muerto a los 9 años de edad y su madre no vivía en Honduras, por lo que se determinó que se encontraba en riesgo social.

‘El país (EEUU) se hizo cargo de mí, estuve durante tres meses en una casa hogar que se puede decir que fue como vivir en un internado y de ahí me mandaron a una familia que trabajaba para el Estado’.

Tras ese tiempo difícil, hoy se ha establecido en la ciudad de Grand Rapids, Michigan, EEUU, donde estudió y se encuentra a la espera de sus documentos como ciudadana estadounidense.

CUMPLIENDO METAS

La valentía y el aprendizaje que le dejó vivir su niñez y adolescencia siendo independiente, motivó a la catracha a trazarse nuevos retos y uno de ellos fue convertirse en conductora de un tráiler.

Según la hondureña, su deseo de aprender a conducir las pesadas unidades nació al ver a una mujer conducir uno de esos automotores, lo que le llamó la atención y pensó que era algo que toda mujer podría hacer.

‘Tengo todavía esa imagen de ella cuando la vi y me llamó la atención, entonces dije, sí ella puede porque yo no y empecé a buscar información en las redes sociales, empecé a buscar en Google qué era lo que se hacía, como se hacía, en qué consistía y dije yo creo que tengo que intentarlo, tenía miedo la verdad’, apuntó.

Fiel al precepto del empoderamiento femenino, al sentirse dueña de su vida y decisiones, escogió el camino que deseaba alcanzar y fue así como se inscribió en una escuela de conducción de tráiler, siendo para ella un gran reto por la barrera del idioma y por ser un área que la consideran solo para hombres.

‘El inglés no es mi primer idioma, así que no sabía del todo inglés, no sabía lo que era del área de mecánica, absolutamente no sabía nada y ese era mi miedo, cómo me voy a anotar a una clase para aprender a manejar camiones cuando yo no sé cómo se dicen las partes de un camión en inglés’, pensó en ese momento.

Pese a sus dudas y temores, la hondureña explicó que para culminar con éxito la capacitación, tuvo que apoyarse de las tecnologías e investigaba en Google conceptos en inglés y español, para no quedarse atrás de sus compañeros.

‘En el curso solo éramos dos mujeres, ambas hondureñas, nos costó más que a los demás porque éramos las únicas que no manejábamos bien el inglés, entonces era como un doble esfuerzo’, dijo al tiempo que afirmó que en la historia de esa escuela, ellas han sido las primeras y únicas hondureñas en aprobar el curso.

Tras lograr su meta, aplicó a un concurso para una plaza de trabajo en una compañía de transporte de carga pesada, siendo aceptada por su buen récord en conducción.

‘Comencé a laborar para la compañía en el 2019, cuando tenía 22 y pues todos se asombran al verme y me decían que no era trabajo para mí, que mejor debería estar en un banco, o una oficina haciendo algo más suave para una mujer, pero eso no es lo mío’, explicó.

La catracha expresó que ‘cuando uno siente amor a algo y a lo que hace con entusiasmo puede disfrutarlo‘, asimismo, que ella empezó a amar el trabajar en los camiones, ‘se ha vuelto algo inexplicable para mí, cuando yo estoy al volante de un camión me siento como que estoy en una aventura’.

NUEVOS RETOS Y CONSEJOS

Andrea que no ha dejado del todo su faceta como comunicadora se mantiene muy activa en sus redes sociales compartiendo historias y vivencias, logrando la aceptación de muchos seguidores, también asegura que no olvida sus raíces y su humildad, por lo que a donde va, comparte un poco de Honduras, tierra a la que extraña, por sus bellos paisajes y gastronomía.

Los sueños y metas de esta compatriota aún no terminan, pues entre sus nuevas metas están formar su propia compañía de transporte de carga, la que espera fundar algún día con la ayuda de Dios, quien le ha permitido seguir adelante en todo momento.

Con su historia, esta cholutecana quiere motivar a los jóvenes a cumplir sus sueños y metas, y a las mujeres en especial les hizo un llamado a no dejarse intimidar cuando quieran realizar un trabajo que muchos catalogan solo para hombres y pidió se respete la igualdad de género.

‘Hay tantas cosas que siempre tengo por decirle a las mujeres y una de esas es el poder luchar por lo que queremos, no permitir por nada en el mundo que alguien venga y nos diga que no podemos, porque en verdad somos capaces de poder hacer muchísimas cosas que ni nosotras imaginamos que podemos hacerlas y somos capaces de mucho más‘, finalizó.

Por: Ethel Vallecillo.
Fotografías y videos: Andrea Ochoa.

 

 

 

Noticias Relacionadas: Asociación Hondureña de Maquiladores: 29 años de trabajo y progreso en beneficio de Honduras

Joven hondureña conduce tráiler en EEUU y da ejemplo de empoderamiento (Video)

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América