Carlos Umaña: En Honduras ser médico es un desafío, nos ven como peones

Carlos Umaña: En Honduras ser médico es un desafío, nos ven como peones
MA
/ 28 de octubre de 2020
/ 03:41 am
Síguenos
01234
Carlos Umaña.
380
Compartido
700
Visto
Más

En el Día del Médico Hondureño, una fecha que debería ser festejada con alegría por los doctores; sin embargo, ellos recuerdan con dolor la partida de 52 colegas que han muerto a causa del COVID-19. Esto sin dejar de lado sus constantes reclamos por falta de insumos y derechos no respetados.

Los galenos se quejan y aprovechan los espacios en los medios de comunicación para pedir a la población se cuide y ayuden a prevenir el contagio del patógeno que ha causado la muerte de cerca de 3 mil personas en Honduras y el contagio de más 93 mil.

El presidente de la Asociación Médica del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de San Pedro Sula, Carlos Umaña, es un asiduo invitado en la mayoría de los medios de comunicación cuando se trata de hablar de salud, de coronavirus y de derechos de su gremio.

Le consultamos sobre su profesión, su vida, su carrera, la que considera una de las profesiones más excitantes y extraordinarias que existen, por el desafío de salvar vidas. “La Medicina es darse por completo, arriesgando nuestra propia vida con tal de salvar la de los demás, es un honor, que las personas confíen lo más valioso que tienen que es su vida en manos de otra que no conocen, dándole la oportunidad de poder ayudarles”.

“En Honduras ser médico es un desafío porque no tenemos los insumos necesarios desde hace muchos años, desde que fuimos estudiantes de Medicina, vivimos en un sistema corrupto, con muchas falencias; donde no hay equidad y los políticos han hecho de las sobre valoraciones su modus vivendi”, ha dicho enfático Umaña, retratando al sistema médico hondureño como uno carente de oportunidades para las personas más pobres.

“No existen métodos diagnósticos avanzados, ni muchas de las cosas que la ciencia médica debe tener”, aunque reconoció que la situación ha mejorado un poco en el transcurso de los años, pero no como debería ser.
El galeno reconoce que en el país no hay una medicina universalizada, al alcance de todos, lo que considera un reto trabajar prácticamente con las uñas.

Durante estos meses de pandemia los médicos han sido los profesionales que más han expuesto sus vidas, al enfrentarse cara a cara al coronavirus; muchos que, tratando de salvar la vida de otros, han perdido la suya, superando ya los 50 médicos muertos por este patógeno.

“Durante la pandemia los médicos nos hemos enfrentado a esto, a un sistema que nos ve como peones, como mulas de carga, como simples trabajadores y no como personas humanas; nos pusieron una trampa con equipo sobre valorado y de muy mala calidad y es por esa razón que se han infectado muchos colegas”, resiente Umaña.

“Los que se han infectado ha sido en primer lugar por el defectuoso material que se está usando; segundo, la gran carga laboral a que estamos sometidos, con extensas horas de trabajo y a pocos relevos, porque no tenemos suficientes doctores en el sistema sanitario de la Secretaría de Salud y en IHSS como para dar una atención de calidad. Somos obligados a ver a 36 pacientes 6 horas, a extensas jornadas de 12 horas con mínimos recursos y poco personal”, revela.

Si hay algo que define a Umaña y a todo el gremio de blanco es su deseo incansable de salvar vidas, pero piden una salud justa, “Queremos una nueva salud y la derogación de la Ley de Protección Social, que ha sido nefasta, que hace que la medicina pueda ser privatizada, convirtiéndola en botín de personas inescrupulosas que se quieren hacer ricas a costillas de la salud del pueblo hondureño; se vuelven intermediarios de la salud, esclavizando en el sistema a los trabajadores de la salud y haciendo cuadros básicos de medicamentos y no dando los servicios totales a la población. Eso es lo que los médicos de Honduras estamos luchando desde hace muchos años, romper con un sistema monopólico, un sistema corrupto y fundar lo que nosotros llamaríamos “La Caja Hondureña de Seguridad Social”.

Umaña aconseja a las nuevas generaciones de médicos y a los estudiantes de Medicina que tengan vocación de servicio. “Una persona no debe estudiar esta carrera porque le atraiga la idea de los médicos son ricos o que son personas adineradas. Eso no es cierto, la mayoría de los médicos no son personas adineradas, se puede vivir honradamente y honestamente, pero no somos personas millonarias. El consejo es el servicio, la salud, la ética, la transparencia, eso es lo que aconsejo yo a los estudiantes de Medicina”.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América