Diputada Fanny Salinas, la tercera “catracha” presidenta del Parlacen

Diputada Fanny Salinas, la tercera “catracha” presidenta del Parlacen
ZV
/ 31 de octubre de 2020
/ 12:07 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

En teoría, la hondureña Fanny Salinas se acaba de convertir, como presidenta del Parlacen, en una de las mujeres más poderosas de Centroamérica, Panamá y República Dominicana, pero tiene un gran problema: el organismo que representa perdió credibilidad, es una carga fiscal para los países miembros y un “elefante blanco” con una beca en dólares, según sus detractores, para políticos holgazanes. Ella no comparte del todo esta visión y asegura que en su año de mandato acercará este organismo al pueblo e intentará convencer a los mandatarios de la región para que apliquen sus resoluciones. De todas maneras, esta abogada capitalina -amante de los camarones y el vino- ya entró a la historia, como la tercera diputada hondureña (la primera de un partido de izquierda) y la séptima, en asumir este cargo.

—¿Cómo se produjo su elección?
Inicialmente, le diré que la presidencia del Parlamento le tocaba a Honduras. Se rota cada año, así que mi gestión corresponde del 28 de octubre del 2020 al 28 de octubre del 2021.

–¿Hubo más candidatos?
Sí, habían dos más, el compañero Martín Pineda, de Unificación Democrática (UD) y Bill Santos, del Partido Liberal.

–¿Cómo fue la votación?
Es necesario conseguir la mitad más uno de los 142 diputados. Fue un trabajo arduo de los tres candidatos, para conseguir el apoyo de las bancadas y los grupos ideológicos, pero al final ganó mi propuesta. Es una gran responsabilidad para mí, el reto más grande que tengo es poder acercar el Parlacen al pueblo, que sienta que estamos para servir.

–¿En qué consiste su propuesta?
En 29 años de vida del Parlacen, la mayor crítica es que sus resoluciones no son vinculantes con los gobiernos de los países miembros. Entonces, mi propuesta es que este año debemos construir un mecanismo que nos permita tener un enlace con los congresos de cada país para que estas resoluciones puedan ser conocidas, debatidas y aprobadas en cada congreso.

–¿Cómo será este mecanismo?
Déjeme decirle que ya es una realidad en Nicaragua y en El Salvador, porque hay voluntad política, así que nosotros vamos a trabajar al lado de los mandatarios para venderles esta idea.

—¿Serían temas específicos?
Correcto, como educación, migración, salud, homologación de títulos y combate a la pobreza.

¿Algo así como el uso del “roaming” en la telefonía celular?
Así es, si hoy usted llama a cualquier parte de Centroamérica, se cobra como llamada local, no hay cargos extras. Esta iniciativa nació en el Parlamento Centroamericano, pero las telefonías se han llevado los créditos, aunque lo importante es que el pueblo se beneficie.

–La gente sigue tildando de elefante blanco al Parlacen, ¿qué le responde?
Esa es la razón de mi propuesta, responderle a la gente que se pregunta qué hacemos aquí. Para comenzar, tenemos un montón de resoluciones que no se toman en cuenta. Esas resoluciones pasan a las oficinas del SICA para que cuando se reúnen los mandatarios las conozcan y las pongan en práctica, pero no sucede. En ese sentido, tenemos que inventar algo -como mi propuesta- para no esperar esa reunión del SICA.

–¿Cuándo se va integrar Costa Rica?
Es una buena interrogante. Hemos tenido acercamiento con Costa Rica en juntas anteriores, pero recuerde que es una decisión de ese Estado, lo que nosotros podemos hacer es vender la idea que desde el Parlacen podemos ayudarles a nuestros pueblos.

—¿Por qué a Honduras no llegó la donación rusa para las pruebas COVID-19?
No sé por qué el Estado de Honduras se negó a recibir esa donación. Lo que le puedo asegurar es que desde el Parlacen gestionamos la donación y se repartió en todos los países miembros, excepto Honduras.

–¿Y la de Taiwán?
También la gestionamos, pero este sí se repartió a Honduras. Eran mascarillas y uniformes de bioseguridad, en el caso de Honduras, la entrega se hizo al Hospital del Tórax. Como puede ver, estamos haciendo esfuerzos para acercarnos a la población para que sepa que existimos y que estamos para servirle.

–¿Es difícil la participación política de las mujeres en la región?
Hemos ido dando pasos, pequeños, pero seguros, junto a hombres progresistas. En 1992, la primera mujer presidenta del Parlacen fue una hondureña, Ilsa Díaz Zelaya. Conmigo, somos siete y tres de ellas, son hondureñas. Las últimas tres presidentas del Parlacen han sido mujeres. Como puede ver, es un tema de discusión permanente, pero considero que no debemos de verlo como un machismo, debemos ir apartando esta palabra de nuestro vocabulario.

En el tema de los migrantes, ¿cuál es su posición frente a estas políticas de “País Seguro”?
Hace 30 años, las migraciones eran por guerras civiles, pero ahora es por hambre, empleo, salud, y educación. El Parlacen ha sido un abanderado apostando para que nuestros pueblos tengan las herramientas necesarias para que vivan en nuestros países y no tengan que emigrar.

–¿Debió suscribirse este convenio?
No, desde mi punto de vista, porque afecta a la población, pero debemos ver el contexto, no solo decir esto es blanco y negro, sino, estudiar cómo obligaron a los presidentes a tomar estas decisiones.

—Por ser usted de un partido de izquierda ¿hay predominio ideológico progresista en el Parlacen?
Aunque todos hablamos español, el Parlacen se divide en tres bloques ideológicos. En números, para que tenga una idea, en el bloque de izquierda hay unos 40 diputados de 142. La mayor parte de diputados están en el centro, ya sea de centroizquierda o derecha y el bloque de derecha con una buena representación.

–¿Cuesta conseguir consensos?
No es fácil y menos para una elección presidencial, hay que comprender toda esa complejidad, tener capacidad de lograr acuerdos con todos los bloques, a parte que todos somos políticos.

–Como muchos diputados locales, ¿es cierto que ustedes tampoco van a sesiones?
Quien le haya dicho eso falta a la verdad. Desde el 2017 que yo estoy, eso no pasa.

–¿Cómo es el día a día cuando sesionan?
El lunes, comenzamos el trabajo en las comisiones, que son 13, y de martes a jueves estamos en plenario, siempre hay quorum, a veces sesionamos hasta las 9:00 de la noche y solo nos levantamos para estirarnos.

–¿Cuál es su salario?
Todos los diputados andan ganando en la actualidad 4,200 dólares. Es importante que el pueblo sepa que con ese salario nos costeamos todo, desde que salimos de la casa, avión, hospedaje y la comida. Lo único que se nos facilita, es un busito que nos lleva al parlamento y nos regresa al hotel.

–¿Asistente, secretaria y carros asignados?
Tampoco. El directivo de cada bancada tiene asignado un vehículo con conductor. Son 12 directivos en total y son los que usan este vehículo, porque son los que se movilizan en Guatemala para otros asuntos propios del cargo, como visitas con embajadores.

–¿Viaja en avión?
Normalmente por avión. Esta vez, me vine en carro porque venía mi esposo (el reconocido abogado y político Rassel Tomé) y mi hijo, porque era un momento que lo ameritaba.

–¿Se ha sentido discriminada en la cobertura de su nombramiento?
Fíjese que no, me han entrevistado bastante, no me puedo quejar aparte que no tengo esa necesidad de estar saliendo en los medios. Pero, es muy importante para nosotros, como Partido Libre, porque es la primera vez que uno de sus diputados asume la presidencia.

–Honduras está inmerso en proceso electoral, ¿qué expectativa tiene desde esta posición?
Mi aspiración es que haya reglas claras, en primer lugar. Como Parlacen, y como observadores del proceso electoral, esperamos que el proceso sea transparente, yo tengo mi corazoncito por Libre, pero deseo que sea una verdadera fiesta cívica, democrática y que se respete la voluntad del pueblo.

–¿Debe Libre buscar una alianza para las elecciones generales?
No solo Libre, al pueblo hondureño lo que le conviene es una alianza y creo que después de las primarias, todos los partidos políticos de la oposición deben buscar una alianza.

—¿Cuáles son los preparativos del Parlacen en el bicentenario de la independencia?
Vamos a celebrarlo dentro de nuestras realidades porque estamos enfrentando una pandemia, pero el bicentenario solo es una vez, la idea es reunir a todos los expresidentes y poder hacer una conmemoración a lo alto.

–¿En su casa manda usted o su esposo?
No diga eso.

–Pero es la verdad, en la casa mandan las mujeres, ¿o no?
Mire, en mis 22 de años de matrimonio, con altibajos como todos, realmente nunca he creído que uno manda más que otro en la casa.

–¿Cómo ha aguantado 22 años de matrimonio?
Con amor. Mi esposo fue mi primer novio.

–¿Usted era liberal?
Sí, vengo del Partido Liberal, pero lamentablemente estuvo involucrado en el golpe de Estado. Con Rassel tomamos la decisión de salir a las calles y defender la democracia. Cuando vimos que el Partido Liberal ya no respondía a nuestras convicciones, apoyamos la fundación de Libre.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América