GOTAS DEL SABER (15)

GOTAS DEL SABER (15)
ZV
/ 31 de octubre de 2020
/ 08:10 am
Síguenos
01234
Vicente Mejía Colindres a Carías Andino: “DESEO QUE EN ESTE CARGO SEAS MENOS INFORTUNADO QUE YO”
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Juan Ramón Martínez

I
El presidente Rafael Leonardo Callejas Romero fue elegido en elecciones celebradas el 26 de noviembre de 1989, por el pueblo hondureño, para un periodo de cuatro años que corrieron del 27 de enero de 1990 al 27 de enero de 1994. Integró su gabinete ministerial, dando cabida en el mismo, a ministros liberales y de la Democracia Cristiana. En el Ministerio de Cultura, nombró a Sonia Canales de Mendieta (PL) y como viceministro en 1991, al cronista deportivo Diógenes Cruz García. El nombramiento produjo incredulidad, asombro, disgusto y muchas críticas. Especialmente porque Cruz García no tenía más que estudios secundarios; carecía de experiencia gubernativa y no gozaba de mayores simpatías, porque en el ejercicio de su condición de cronista deportivo, era poco respetuoso de las opiniones ajenas. Y, además, excitaba a un regionalismo enfermizo entre Tegucigalpa y San Pedro Sula, de forma que, cuando debía viajar a San Pedro Sula, para comentar un partido efectuado en esta ciudad, se abstenía porque los aficionados más sectarios, amenazaban con que le iban a dar de golpes y patadas.

II
Durante el proceso electoral para suceder al presidente liberal Rafael López Gutiérrez, se presentaron como candidatos presidenciales el liberal doctor Céleo Arias, respaldado por el gobierno en ejercicio, Policarpo Bonilla, en representación de una facción liberal bajo el nombre de Partido Liberal Constitucionalista y Tiburcio Carías Andino, exliberal, pero bajo la bandera del Partido Nacional “cariísta”. La campaña, fue muy fuerte en ataques personales y contra el gobernante López Gutiérrez y sus cuñados. El ministro de Gobernación era José Ángel Zúñiga Huete. El diario más influyente era El Cronista, dirigido por Paulino Valladares que diariamente publicaba un editorial, haciendo análisis de la campaña electoral y criticando, en algunos momentos, al presidente López Gutiérrez y a sus cuñados. A Zúñiga Huete no le gustaron las críticas y en fecha septiembre 13 de 1923, se dirigió al director del Excélsior, en los términos siguientes “Sírvase anunciar al público, que habiéndose cometido los delitos de difamación y desacato contra el señor Presidente de la República, en un escrito que aparece en el diario “El Cronista”, de esta villa, correspondiente del 12 del mes en curso, las autoridades de policía han procedido, a la captura de los presuntos culpables para ponerlos a la orden de las autoridades judiciales llamadas a conocer del hecho, junto con los instrumentos del delito, de conformidad con el artículo 22 de la Ley de Policía, y 1,189 del Código de Procedimientos; y que el Gobierno, consecuente con su norma invariable de respeto a la ley, continuará garantizando la amplia libertad de prensa, sin precedentes en nuestra historia política, que durante la actual administración se ha mantenido en el país, siempre que se conserve dentro de las normas que la Constitución y leyes secundarias establecen; con todo aprecio soy de usted, atento y seguro servidor. Ángel Zúñiga Huete”. El día anterior, se dirigió al ministro de Guerra y Marina en los términos siguientes: “Tegucigalpa 12 de septiembre de 1923. Señor ministro: “El Cronista”, diario de esta localidad, en la edición del día de ayer, publica un escrito editorial, cuyos conceptos son constitutivos del delito de difamación que establece el artículo 181 del Código Penal Militar, cometido contra el Comandante General de la República. Pongo este hecho en su conocimiento para que, se sirva disponer que se instruya el proceso de estilo, a efecto de que los culpables tengan el merecido castigo conforme a la ley, siempre que pertenezcan al Ejército o Guardia Nacional. Art. 250, inciso primero, tercero, cuarto Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales Militares, artículos primero, tercero, cuarto, quinto y séptimo, Ordenanza Militar. Artículo 39 del Reglamento de Policía, artículo sexto de la Ley Orgánica Militar. Con toda consideración, soy de usted atento y seguro servidor. Ángel Zúñiga Huete”. La Policía, como se acostumbraba, colocó policías frente a la residencia del director de “El Cronista”.

III
“El 19 de octubre de 1989, por Decreto Número 169-89, el Congreso Nacional eligió al coronel de infantería DEM, don Arnulfo Cantarero López, como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras, para el periodo constitucional, comprendido del 27 de enero de 1990 al 26 de enero de 1993”. Era el primer egresado de la Escuela Militar Francisco Morazán que ascendía a tan importante cargo. Un año después, sus compañeros de armas se insubordinaron contra el ya general Cantarero López y le obligaron a presentar su renuncia. Le sucedió en el cargo, el coronel Luis Alonso Discua Elvir, que terminó el periodo de Cantarero López y fue reelegido para otros de tres años más. A esta reelección se opuso en forma abierta, el entonces embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, Crecencio Arcos. Este, frente a la candidatura de Discua, dijo que Estados Unidos, no permitiría “un nuevo Noriega en Centroamérica”, sin abundar en detalles adicionales.

IV
“El 24 de octubre de 1989, el Congreso por mayoría de votos, instituye el Día de la Defensa de la Constitución de la República”. Esta medida fue una respuesta de los diputados, nacionalistas, pinuistas y liberales anti suazo cordovistas, frente a la pretensión continuista del presidente Suazo Córdova que días antes, había impulsado –sin éxito– un intento para prolongar su mandato durante dos años más. El diputado Echenique, del PN, que intentó presentar la moción, fue abofeteado por el diputado nacionalista Nicolás Cruz Torres. La lista de los mocionantes nunca se conoció del todo. Sin embargo, Carlos Flores, joven diputado del Partido Liberal, consideró que esto era “una jugada política de los diputados del PINU”. Casi nunca se ha efectuado celebración alguna.

V
El 26 de octubre de 1964, salió a la circulación el Diario La Prensa, editado en San Pedro Sula. Su primer director fue Andrés Alvarado Lozano, jefe de Redacción Wilfredo Mayorga Alonso y corresponsal en Tegucigalpa era Sifrido Pineda Green. Es el primer periódico moderno de Honduras, cuya circulación fue impedida en 1968, en ocasión de la crisis que se produjo por motivo de la oposición que provocaran entre obreros y empresarios, los Tratados de San José. En ese entonces, la edición del periódico, fue incautada por una patrulla militar encabezada por el capitán Amílcar Zelaya Rodríguez. Gobernaba el país, en calidad de Presidente Constitucional, Oswaldo López Arellano.

El 20 de octubre de 1989, Enrique Ortez Colindres presentó querella judicial por difamación contra el diputado liberal “montoyista” Javier Valladares Ponce, por acusaciones en contra suya a través de la radio y televisión. Ignoramos cuál fue el resultado de la querella. Y tampoco sabemos a qué se dedica actualmente el señor Valladares Ponce.

(En la edición de Gotas de Saber #14, del sábado 24 de octubre del 2020, en el inciso II, el año correcto es 1982. Valga la aclaración).

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América