Reconstruir con transparencia

Reconstruir con transparencia
ZV
/ 3 de diciembre de 2020
/ 12:13 am
Síguenos
01234
Carolina Alduvín
380
Compartido
700
Visto
Más

Reconstruir con transparencia. Por: Carolina Alduvín

Como era de esperarse, el Presidente de la República ha salido a pedir ayuda internacional para la obligada reconstrucción de la infraestructura productiva, comunicaciones y vivienda entre otras muchas necesarias y urgentes. Con toda la desventaja que implica su deteriorada imagen personal en el extranjero, el no haber logrado calificación aprobatoria en programas de ayuda internacional durante los años que lleva en la administración, sin la ayuda de una carismática esposa que despierte la simpatía de paisanos en una nación poderosa para facilitar todo tipo de donaciones, empréstitos y cooperación. Sin apocarse y con oídos cerrados a toda opinión adversa, cree oportuno nominar un Consejo Consultivo para la Reconstrucción de Honduras.

La avalancha de críticas no se hizo esperar, pero al menos no llovieron sobre su persona, entre las opiniones más suaves que generó el grupo de 13 personajes, estuvo que cuando formaron parte de la administración pública nada hicieron por mejorar el país, y de ahí todo tipo de epítetos, descalificativos e insultos; pasando por el consabido: es una locura hacer lo mismo, con la misma gente y esperar resultados diferentes, o que en el grupo no hay ingenieros o científicos. El grupo es heterogéneo, aunque no mucho, en la composición gráfica aparece la filiación partidista de la mayoría, hay personas muy capaces en su campo, no todos han sido funcionarios públicos, uno que otra con episodios cuestionables, no falta quien se haya acomodado, ni quien demuestra reiteradamente con su trabajo honrado de promoción turística, su amor a Honduras.

Así, antes que otra cosa sucediera, se apresuraron a emitir su primer comunicado para puntualizar: 1) “Nos anima el compromiso de trabajar con amor a Honduras y a su gente para contribuir en la medida de nuestras capacidades, a aliviar la situación tan difícil y compleja que enfrentamos”. 2) “Trabajaremos bajo un criterio de independencia y con apertura a toda la sociedad que quiera unirse a contribuir positivamente con este esfuerzo”. 3) Que ponen a disposición del país su experiencia, conocimientos y compromiso sin interés, beneficio o remuneración alguna. 4) Que su misión es apoyar al gobierno para generar una propuesta técnica fundamentada y así obtener recursos para financiar la reconstrucción y que estos sean ejecutados observando principios de transparencia, eficiencia, sostenibilidad, respeto entre otros, y obtener resultados que se puedan medir al restablecer y mejorar las condiciones de vida y socioeconómicas de la población.

Por tanto, más que criticar y arrojar cieno al grupo entero, por las falencias de algunos, es nuestro deber como ciudadanos y miembros de la sociedad, organizarnos de la manera que mejor nos convenga para atender la invitación que el grupo nos hace a participar en el esfuerzo. ¿Cómo? Dejándoles saber que no están solos, que están bajo riguroso escrutinio comunitario, señalando los mecanismos para hacer patente ante población y gobierno, la transparencia que invocan, puntualizando las prioridades consensuadas en beneficio de la mayoría, exigiendo nuestros derechos a una vida mejor a través de la reconexión y suministro de servicios básicos, planteando junto a cada problema la solución más oportuna o viable, haciendo veeduría social de los recursos y la forma en que se utilizan, propiciando alianzas estratégicas con las organizaciones ya existentes que se especializan en cada rubro, proponiendo a los profesionales idóneos para desarrollar cada proyecto y verificando que las cuentas sean claras.

No hay corrupto sin corruptor, el permitir, quedarnos callados, o ver hacia otro lado ante las situaciones en que se desvían recursos, se dispensan sobornos, se evaden impuestos, se compra silencio o cualquier otro acto ilícito o contrario a la ética, nos hace cómplices. Es probable que como individuos sea poco lo que podamos hacer, pero podemos asociarnos como vecinos, como gremios, como colectivos pro o contra determinada causa, transparencia, por ejemplo, de hecho, existen organizaciones no oficiales; COST, por ejemplo, que se especializa en proyectos de infraestructura y tiene representación en Honduras. Hay otras posibilidades a explorar.

Por el momento, poco se sabe de cómo va a operar este Consejo Consultivo, cómo se van a organizar a lo interno, desde dónde van a despachar, cuán accesible serán al público, en dónde y cómo gestionarán fondos y cómo los van a distribuir, hay que vigilar desde ahora eso y más.

Noticias Relacionadas:  Bicentenario y reconstrucción

Reconstruir con transparencia

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América