Aparece ahorcado en su celda principal sospechoso en desaparición del niño Enoc Pérez

ZV
/ 13 de diciembre de 2020
/ 05:00 am
Síguenos
01234
Aparece ahorcado en su celda principal sospechoso en desaparición del niño Enoc Pérez
La muerte de Bayron Humberto Meléndez Alas fue confirmada alrededor de las 9:00 de la mañana en el módulo III de mínima seguridad.

Más

El principal sospechoso preso por el caso de la desaparición del niño Enoc Misael Pérez Chinchilla y la muerte de tres personas apareció colgado de un barrote en el interior de su recinto de la “Máxima Seguridad” de Morocelí, El Paraíso, conocida como La Tolva, en el extremo oriente de Honduras.

La muerte de Bayron Humberto Meléndez Alas (31) fue confirmada ayer alrededor de las 9:00 de la mañana por el jefe de módulo III de mínima seguridad.

Personal forense del Ministerio Público (MP) y de la Policía Nacional se desplazaron de inmediato hasta ese centro penitenciario para proceder con el levantamiento del cadáver y trasladarlo hasta la morgue en Tegucigalpa.

Meléndez Alas asistió dos días antes de su muerte, junto a dos sospechosos de este caso, a la celebración de audiencia al Juzgado de Letras Penal con Competencia con Jurisdicción Nacional.

Se les acusa de los delitos de Privación Injusta de la libertad en perjuicio de Pérez Chinchilla y de asesinato en perjuicio de Rubilio Arturo Pérez Cubas, Israel Humberto Ramos Moscoso y Cindy Xiomara Castro Torres (abuelo, tío y niñera de Enoc).

Posteriormente, Meléndez Alas retornó al Centro Penitenciario de Morocelí, el 11 de diciembre, donde se encontraba recluido desde hace varios meses.

En investigaciones de los agentes, era el principal sospechoso del triple crimen y pieza clave para esclarecer el paradero del pequeño Enoc Misael Pérez Chinchilla.

Bayron Humberto Meléndez Alas era vecino de la familia afectada, prácticamente se crio con ellos, desde pequeño, en un ambiente de cariño, le daban comida y trabajo, por tanto, no esperaban que pagara de manera ingrata.

La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) le decomisó un arma de fuego que resultó positiva en el análisis balístico practicado a las víctimas mortales, prueba científica suficiente para estuviera recluido, de acuerdo con el informe de los agentes.

Investigadores reconocen que ahora con la muerte del imputado se complica el seguimiento de este caso, entre demandas de que no quede en la impunidad, tanto a nivel nacional, como internacional.

LUTO Y DOLOR

Todo comenzó el 2 de diciembre del 2019, cuando Karina Chinchilla reportó el desaparecimiento de Enoc Misael Pérez Chinchilla de 12 años.

El niño vino a Honduras a visitar con ocasión de la Navidad y Año Nuevo a su familia residente en Campo Elvir de Tela, Atlántida, con procedencia de la comunidad de Badalona, ciudad y municipio de la comarca del Barcelonés en la provincia de Barcelona, Cataluña, España.

Criminales se llevaron al pequeño y dejaron una estela de luto y dolor, al matar con saña al abuelo Rubilio Arturo Pérez Cubas, su tío Israel Humberto Ramos Moscoso y la niñera Cindy Xiomara Castro.

Tres días después, un 5 de diciembre del 2019, Bayron Humberto Meléndez Alas, fue capturado en un centro comercial de Tela en una operación dirigida por Fiscales del Ministerio Público, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y Unidades Especiales de Inteligencia, Unidad Nacional Antisecuestros.

Cuatro días después, de su arresto, Meléndez Alas se salvó de morir acuchillado por una turba de reos en el interior del Centro Penitenciario de Tela.

Este joven recuperó la libertad, un año después, a inicios de diciembre pasado al obtener su carta de libertad por posesión ilegal de armas de fuego de uso comercial y de droga, pero recapturado días después, vinculado al caso de Pérez Chinchilla.

Por este caso también fueron capturados hace dos semanas Juan José Núñez Murcia (28), originario del municipio de El Naranjito en Santa Bárbara y Leonel Núñez Murcia (20), de La Protección, siempre en Santa Bárbara, supuestos integrantes de una banda criminal llamada “Los Pesperos”.

REVELA PORTAVOZ
Compartía celda con cuatro reos

La portavoz del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Digna Aguilar, reveló que

Bayron Humberto Meléndez Alas guardaba prisión junto a cuatro o cinco reos más en el módulo III de mínima seguridad.

“El reporte indica que a la hora de entregar los desayunos en el módulo, vieron que hacía falta Meléndez Alas, lo buscaron en el aérea de la celda, pero lo encontraron colgado sin vida”, agregó Aguilar.

“Se coordinaron acciones con la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y Medicina Forense y serán los resultados de los análisis que determinen las verdaderas causas, si se trató de suicidio o hubo mano criminal”, señaló.

Adicionalmente el INP inició un proceso de investigación con los privados de libertad que convivían con Meléndez Alas.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América