VACUNAS CON LA CUCHARA GRANDE

VACUNAS CON LA CUCHARA GRANDE
ZV
/ 18 de diciembre de 2020
/ 12:51 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

VACUNAS CON LA CUCHARA GRANDE. TAL como anticipamos repetidas veces en editoriales. Así como sucedió con los kits y reactivos; las pruebas clínicas para detectar contagios de la peste, los países ricos también se repartieron con la cuchara grande las vacunas. El New York Times publica un artículo de Megan Toe, Keith Collins y Katia Thomas bajo el título “Los países prósperos aseguraron sus vacunas, pero ‘han vaciado los estantes’ para el resto”. Según la investigación realizada por los autores: “Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y otros países hicieron pedidos de vacunas que superan con creces a sus poblaciones, mientras muchas naciones pobres luchan por asegurarse las dosis que necesitan”. “Los países de altos ingresos se pusieron al frente de la fila y han vaciado los estantes”, dijo Andrea Taylor, una investigadora de Duke que estudia esos contratos.

“Estados Unidos ha apoyado la investigación, el desarrollo y la fabricación de cinco de las vacunas más prometedoras en contra de la COVID-19 con miles de millones de dólares, para que avancen a una velocidad y una escala que habría sido imposible de otro modo”. “Sin embargo, ese impulso tenía una condición: los estadounidenses tendrían un acceso prioritario a las dosis fabricadas en su país”. “Otras naciones acaudaladas se sumaron a Estados Unidos al hacer grandes pedidos anticipados, a menudo con las opciones de expandir los acuerdos y adquirir todavía más, con lo que socavaron la capacidad de muchos países para hacer compras oportunas”. “El pronóstico para la mayoría de los países en vías de desarrollo es funesto. Debido a los límites en la producción, muchos países de bajos ingresos podrían obtener suficientes vacunas para inmunizar a todas sus poblaciones hasta 2024”. “No todas las naciones menos prósperas enfrentarán una escasez grave. Algunas han garantizado una cantidad significativa de dosis que podrían llegar al mercado el próximo año, haciendo uso de sus propias fortalezas en la fabricación de fármacos”. “El multimillonario Carlos Slim ayudó a financiar un acuerdo para 150 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca en Latinoamérica, usando las capacidades de fabricación en Argentina y su natal México”. (El artículo abunda en otra de las afirmaciones que hemos hecho en los editoriales. No todas las vacunas tienen igual resultado de eficacia y seguridad). “Para tratar la desigualdad en la obtención de la vacuna, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y dos organizaciones sin fines de lucro que tienen el respaldo de Bill Gates lanzaron una iniciativa para garantizar 1,000 millones de dosis para 92 países pobres”.

“De manera similar a la inversión que hizo el gobierno de Estados Unidos, pero en una escala mucho menor, el esfuerzo, conocido como Covax, ha apoyado el desarrollo y la fabricación de las vacunas candidatas, entre ellas las de AstraZeneca y Novavax. A cambio, esas dos empresas le han prometido cientos de millones de dosis a Covax”. “Sin embargo, la iniciativa ha tenido problemas para recaudar el dinero necesario y cumplir su objetivo; aunque lo hiciera, 1,000 millones de dosis bastarían para menos de un 20 por ciento de la población de cada uno de los países pobres”. “Los países ricos también se están abalanzando sobre las primeras dosis”. “En sus contratos, las compañías han prometido varios plazos”. “Algunos anuncios al público especifican que las dosis llegarán a inicios de 2021, mientras que otros son más vagos, al indicar que eso sucederá a finales del próximo año”. “Además, como los contratos son privados, ha sido complicado para los gobiernos –y para el público en general– establecer expectativas realistas”. “Algunas empresas ya han corregido sus proyecciones con base en los problemas de producción”. “En un inicio, Pfizer anunció una producción de 100 millones de dosis para fines de este año, pero acabó por reducir la cifra a la mitad”. “Algunos expertos predicen que no será sino hasta 2024 que habrá vacunas suficientes”. Concluimos sumando a las preocupaciones anteriores una más de cosecha propia. La comodísima parsimonia de la burocracia internacional. El subdirector de la OPS, Jarba Barbosa, reveló que “están en conversación y negociaciones con las farmacéuticas para garantizar el acceso universal de la vacuna”. Figúrense ustedes, mientras muchos países ya están en la vacunación masiva, los “ágiles” funcionarios de estas multilaterales sanitarias, hasta ahora están en amena plática con los laboratorios a ver qué consiguen.

Noticias Relacionadas:

VACUNAS CON LA CUCHARA GRANDE

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América