Deseos extraterrestres de Año Nuevo

Deseos extraterrestres de Año Nuevo
ZV
/ 28 de diciembre de 2020
/ 12:04 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Deseos extraterrestres de Año Nuevo. Por: Otto Martín Wolf

Deseos extraterrestres de Año Nuevo. La manera más sencilla que existe para detectar inteligencia extraterrestre es la comunicación electrónica.

Las visitas personales son muy complicadas, el sistema solar más cercano está a más de 4 años a la velocidad de la luz y Próxima Centauris (así se llama) solo tiene un planeta y en el cual -por sus condiciones- vida como la nuestra es imposible.

Por eso, la manera más sencilla para comunicación con extraterrestres es la electrónica, la cual es rápida (los mensajes viajan a 300 mil kilómetros por segundo, que es la velocidad de la luz) y puede ser transmitida o recibida sin necesidad de complicadas naves equipadas con lo necesario para que puedan sustentar la vida de los viajeros espaciales.

De hecho, nuestros primeros mensajes empezaron a enviarse (de manera no intencional), cuando las ondas de radio fueron lanzadas al universo por primera vez, hace más de un siglo, en 1906.

O sea, han viajado 114 años a la velocidad de la luz en todas direcciones. En cuanto a televisión, la primera transmisión le siguió no mucho tiempo después, en 1926, desde Londres.

En todo ese tiempo esas señales -y todas las que les han seguido- han viajado distancias enormes a la velocidad de la luz.

Quiere decir que si alguien hubiera recibido las enviadas en los primeros cincuenta años de transmisión, hubiera tenido también medio siglo para contestarnos y nosotros las estuviéramos recibiendo ya en forma permanente.

Pero nada de eso se ha producido.

Tampoco nadie nos ha contestado las señales directas enviadas con ese propósito específico, lanzadas desde el radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico) en 1974, luego de muchos lugares más.

Estas últimas han viajado 46 años.

Si alguien con capacidad lo hubiera recibido, digamos hace 20 años, dándole el tiempo suficiente para decodificarlas y, posteriormente contestarnos, nosotros ya hubiéramos tenido respuesta.

Pero no hay nada de eso.

Tampoco hemos recibido señales involuntarias enviadas al cosmos en las transmisiones de radio y televisión en lo que podrían ser los programas normales de TV y radio de supuestas civilizaciones, tal y cual nosotros empezamos a enviar en las fechas anotadas.

Es triste y un poco aventurado decirlo, pero qué pasa si no hay nadie afuera con capacidad para recibir o enviar mensajes?

Qué tal si se encuentran en su Edad de Piedra o en la Edad Media o están donde nosotros nos hallábamos hace 150 años?

Qué tal si nosotros somos los primeros?

O quizá su tecnología es tan avanzada que no tenemos la capacidad para detectar sus mensajes, aún no sabemos que están llegando esas comunicaciones.

Si eso fuera así, nuestro deseo de encontrar vida inteligente extraterrestre no se va a realizar en un futuro cercano, tendremos que esperar a que “ellos” (o nosotros) desarrollemos hasta el grado que podamos comunicarnos y entendernos.

El universo es inmenso, existen miles de millones de galaxias como nuestra Vía Láctea, las cuales tienen muchísimos billones de planetas, la lógica dice que debe haber vida extraterrestre, pero también el razonamiento inicial es lógico; no hemos recibido señales porque nadie las ha enviado.

Quizá somos los primeros (u otros idiotas en otros sistemas ya se destruyeron a sí mismos, como lo estamos haciendo nosotros).

Que se establezca contacto con civilizaciones inteligentes extraterrestres en mi tiempo de vida, ese sigue siendo mi principal deseo de Navidad y Año Nuevo.

ottomartinwolf2@gmail.com
Facebook

Noticias Relacionadas: Los Extraterrestres

Deseos extraterrestres de Año Nuevo

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América