Por asociación ilícita culpan a “médico” pirujo

MA
/ 16 de febrero de 2021
/ 03:52 am
Síguenos
01234
Por asociación ilícita culpan a “médico” pirujo
José Modesto Reyes Silva (34), alias “Yonster” o “Ráfaga”, pandillero de la 18, se hacía pasar como médico cirujano.

Más

El Tribunal de Sentencia de San Pedro Sula, a través de la Sala I, después de analizar las posiciones de las partes procesales y realizar la valoración de las pruebas evacuadas en el juicio, por unanimidad de votos falló declarar culpables por asociación ilícita a dos pandilleros, entre ellos uno que se hacía pasar como médico cirujano en San Pedro Sula.

Los imputados son José Modesto Reyes Silva (34), alias “Yonster” o “Ráfaga”; y César Augusto Rodríguez Murcia (41), apodado “El Despreciado” o “Extraño”.

Ambos fueron hallados culpables de los delitos de asociación ilícita a título de miembros, tenencia ilegal de armas prohibidas y tenencia ilegal de armas de fuego comerciales en perjuicio de la seguridad interior del Estado de Honduras.

El tribunal absolvió a otra involucrada en el caso, Johana Scarleth Ochoa Reconco, del delito de tenencia ilegal de arma comercial y se ordenó su libertad definitiva.

La audiencia de individualización de la pena concreta se estableció para las 9:00 de la mañana del lunes 1 de marzo del presente año.

DENUNCIADOS EN 2018

César Augusto Rodríguez Murcia (41), alias “El Despreciado” o “Extraño”.

De acuerdo a los hechos probados a criterio del tribunal, el 9 de agosto del 2018, a eso de las 5:00 de la mañana, agentes de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandilla (FNAMP) recibieron una llamada de un ciudadano que hacía sus ejercicios matutinos y que fue abordado por unas personas armadas y tatuadas.

Los malvivientes le dijeron que se abstuviera de correr por la zona, ya que ese sector era controlado por la pandilla 18.

Como a las 6:00 de la mañana, los agentes de la FNAMP llegaron a la vivienda ubicada en la 21 avenida, 12 calle de la colonia Trejo de San Pedro Sula, al tocar la puerta.
De inmediato, los uniformados se identificaron ante la joven que abrió la puerta (Johana Scarleth que vestía una pijama blanca), quien negó el permiso o la autorización a la autoridad para realizar el allanamiento.

Momentos después, los agentes de la FNAMP observaron que había más individuos en la casa rosada, sujetos posiblemente de la pandilla 18.

Todos estaban fuertemente armados y así los agentes procedieron con el allanamiento, al tener la autorización fiscal, por ser un delito en flagrancia.

Los agentes, al escuchar diferentes sonidos, se pusieron alerta, ya que los individuos que estaban al interior ya habían detectado la presencia de la autoridad y ante la actitud de defensa, los agentes se pusieron en alerta para evitar la fuga.

Asimismo, tomaron precauciones ante posibles disparos que pudieran realizar dichos individuos y así decidieron ingresar para capturar a quienes estaban en la residencia.

En ese momento detuvieron a las tres personas y en el registro personal, a Modesto Reyes le encontraron 8,200 lempiras, mientras que Rodríguez Murcia tenía 1,500 lempiras.

En la casa había dos pistolas nueve milímetros, dos fusiles M-16 de diferentes marcas, calibre 5.56 milímetros, con sistema automático y semiautomática, en su cadencia de tiro, 254 proyectiles de diferentes armas.

SE HABÍA FUGADO

Johana Scarleth Ochoa Reconco quedó absuelta por el delito de tenencia ilegal de armas, ella fue detenida junto a los ahora sentenciados.

Alias “El Yonster”, originario de Tegucigalpa, y quien residía al momento del arresto en la colonia Trejo de San Pedro Sula, era uno de los 18 pandilleros fugados de la Penitenciaría Nacional de Támara, en mayo de 2017.

Al prófugo lo detuvieron con indumentaria alusiva a la Cruz Roja Hondureña, porque en ese momento se hacía pasar como paramédico, para pasar desapercibido ante las autoridades policiales.

Mientras que Rodríguez Murcia, alías “El Despreciado”, originario de San Pedro Sula, residía en la colonia 15 de Septiembre, sector Chamelecón. Estuvo recluido en la cárcel de Ilama, Santa Bárbara, por haber cometido el delito de portación ilegal de armas de uso comercial y portación ilegal de armas prohibidas y municiones, y recobró su libertad el 20 de junio de 2018. (XM)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América