Festejan Miércoles de Ceniza sin la señal de la cruz

ZV
/ 18 de febrero de 2021
/ 05:20 am
Síguenos
01234
Festejan Miércoles de Ceniza sin la señal de la cruz
Las cenizas fueron arrojadas en la cabeza de los fieles, sin contacto físico, debido a la pandemia del COVID-19.

Más

Bajo medidas de bioseguridad y respetando el distanciamiento de unos con otros, la feligresía católica acudió ayer a la Catedral Metropolitana de Tegucigalpa y a la Basílica de Suyapa, para participar en las ceremonias litúrgicas alusivas al Miércoles de Ceniza, con ocasión del inicio de la Cuaresma.

Para protegerse del contagio del COVID-19, los católicos llegaron a los templos con su mascarilla y gel de manos.

La Cuaresma comenzó con el Miércoles de Ceniza, ayer, 17 de febrero, tiempo que de acuerdo a la fe católica es de oración, penitencia y ayuno, ya que son 40 días que la Iglesia marca para la conversión del corazón.

En los templos se podrá dejar ingresar a un número razonable de personas, siempre y cuando se tomen las medidas de distanciamiento físico, así como el uso de la mascarilla y demás medidas de bioseguridad.

SIEMPRE HABRÁ EUCARISTÍAS

De acuerdo con las medidas impuestas en un comunicado por Vaticano, la ceniza no fue aplicada en la frente, como en otros años, sino que se esparció sobre la cabeza de los fieles.

El sacerdote, Juan Ángel López, párroco de la comunidad Sagrado Corazón de Jesús de Tegucigalpa, detalló que “es un sacramental, una práctica muy bonita, pero que, si no se acude a ella, no es el fin del mundo’’, aclaración que radica en el sentido de que muchas personas piensan en esta acción, como algo que da buena suerte al recibirla o traerá catástrofe de no hacerlo.

“Siempre tendremos las santas eucaristías, siempre habrá imposición de ceniza a quienes se les permita ingresar, sin embargo, la Santa Sede, giró un instructivo en el que está prohibido el acercamiento de personas”, precisó el presbítero.

Además añadió que “este año está prohibido marcar la frente de la gente con ceniza, en vez de esto se arrojará a la cabeza de los feligreses, como lo hacían en la práctica judía”.

En esta ocasión especial tampoco se dirá a cada fiel que se acerque a la imposición de la ceniza: “Conviértete y cree en el evangelio, recuerda que eres polvo y al polvo volverás”.

“Los sacerdotes darán su bendición desde el altar, dirán sus palabras y las personas tendrán que agacharse un poco para recibir la bendición, todo esto para tomar distancia y evitar contagios”, indicó. (XM)

DATOS
La ceniza denota un camino que se emprende basado en las renuncias y el reconocimiento del pecado cometido y de la penitencia provocada.

De igual forma, la imposición de la ceniza, no deberá quedarse solo en un acto externo y pasajero, sino provocar acciones que denoten que Dios hizo su paso por la persona.

CUARESMA
TIENE SIGNIFICADO ESPIRITUAL

La imposición de la ceniza no se refiere a una marca que deba portarse para demostrar que se profesa la fe católica, es más bien un signo que busca ahondar en la vida del ser humano, instándolo a una conversión posible, siempre y cuando procure la renuncia del mal.

Con las palabras “del polvo eres y en polvo te convertirás’’, se recuerda al fiel católico que su vida pende de la voluntad de Dios y que es como un soplo, como fue creada puede ser quitada.

La ceremonia, además, es para dar paso a la Cuaresma y se fundamenta en las prácticas que en el Antiguo Testamento se utilizaban para denotar una profunda penitencia y arrepentimiento por una mala acción.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América