Sin señal, ni internet ni teléfonos inteligentes alumnos se alistan para iniciar el año escolar

ZV
/ 22 de febrero de 2021
/ 05:30 am
Síguenos
01234
Sin señal, ni internet ni teléfonos inteligentes alumnos se alistan para iniciar el año escolar
En el área rural los padres de familia no cuentan con los recursos necesarios para desarrollar un año lectivo de forma virtual.

Más

En aldeas y caseríos localizados en la zona rural del país, maestros, estudiantes y padres de familia trabajan de forma organizada para el desarrollo del año lectivo con estrategias pedagógicas, batallando con la falta de conexión a internet que no tuvieron el año anterior y que todo pinta que nuevamente se repetirá la historia.

La falta de conectividad (que se traduce en internet para los estudiantes) es un problema grave que fomentó la deserción escolar, como lo demuestran varios estudios. En países como Costa Rica, El Salvador y México, las empresas fueron obligadas por los gobiernos a dotar de internet gratis a los alumnos, a fin de contribuir a sostener el proceso educativo en medio de una pandemia.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) no logró para Honduras concretar el internet gratis para los estudiantes y una iniciativa en ese sentido terminó “engavetada”. Ni por un lado ni por otro, los estudiantes tuvieron internet gratis.

Según estudios de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), en 2020 se registraron aproximadamente 2 millones de estudiantes excluidos del sistema educativo, debido a las adversidades originadas por la pandemia del coronavirus entre otras problemáticas estructurales históricas del país.

La Secretaría de Educación arrancó el año lectivo el 1 de febrero pasado con el reforzamiento de los educandos que mantuvieron baja nivelación en 2020, a través de “campamentos lúdicos” y la matrícula de los estudiantes de primer ingreso para recomenzar clases por medio de diversos mecanismos, según las condiciones de las comunidades.

ENLAZADOS AL SISTEMA

En el área rural los docentes buscan implementar estrategias pedagógicas, que brinden opciones a los estudiantes para continuar enlazados al sistema educativo, destacó la maestra y directora del centro educativo Ramón Rosa, de la aldea de Los Plancitos, Gabriela Morazán.

“No todos los padres de familia cuentan con un teléfono inteligente, ha sido un reto para nosotros los docentes el buscar maneras, traemos a los niños fotocopias y también el grado de escolaridad de los padres de familia, pero ellos nos apoyan mucho, y no todos los docentes pertenecemos a la comunidad y durante los paros de transporte se nos complicó”.

Morazán enfatizó que, “en la comunidad de la escuela, tampoco, definitivamente, no hay señal, y ellos tienen que buscar lugares en las montañas para tener un poco de señal, como estrategia entregamos las tareas a los padres de familia y luego ellos, nos las regresan para revisar y reasignar”.

“Estamos buscando la estrategia de por lo menos traer a los niños una vez cada 15 días, aunque sea una hora por día a cada grado, brindamos charlas a los padres de familia a ver sin nos funciona, esperamos nos brinden su apoyo”.

Por otra parte, la profesora Karla Andino destacó que, “con el permiso de la Distrital el 2020 trabajamos en campamentos lúdicos, vamos a tener reuniones con los padres de familia para trabajar con rúbricas, porque aún no se han oficializado las clases presenciales, aunque sean zonas rurales no podemos exponer a los niños, el virus se puede expandir”.

Madre de familia: “No tenemos señal”

La representante de padres de familia, Wendy Zúñiga, destacó que, “no tenemos señal y no se cuenta con teléfonos inteligentes, en el caso de nuestras aldeas, estamos de acuerdo a que las clases sean presenciales, aunque sea tres días a la semana cumpliendo protocolos”.

Estudiante: “Me da miedo el virus, pero quiero regresar”

La estudiante de sexto grado, Valery Pineda, expresó que, “quiero regresar a clases, porque me gusta hacer las tareas y trabajar con los demás compañeros y con la maestra, me da miedo el virus, pero quiero volver a clases”.

Estudiante: “No es lo mismo que la profe mande las tareas”

La estudiante Fernanda Nicol, dijo que, “quiero regresar a clases para estar trabajando, no es lo mismo que la ´profe´ mande las tareas a hacerlas junto a ella, espero que controlen pronto lo del virus para regresar”.

Maestra de aldea: “Por no costear los planes estudiantes desertan”

La maestra de la aldea Casa Quemada, al norte del Distrito Central, Marta Vargas, destacó que, “las clases aquí son complicadas porque las personas en su mayoría son de escasos recursos, porque las personas apenas consiguen para sus alimentos no cuentan con el dinero para los pagos de internet”.

“Incluso el piso de la Escuela Antonia Carías, de Casa Quemada, se nos dañó en la escuela y las aulas no son tan grandes para volver a clases presenciales, la gente no tiene la capacidad, los padres dicen que mejor no los ponen a estudiar, el año pasado se salieron de la escuela unos 10 niños, porque la gente no puede, hay muchos padres que se quedaron sin trabajo”.

“No ha llegado la matrícula que se esperaba la gente está en espera de si es presencial o en línea, el gobierno nos debe de dotar de libretas de trabajo y los insumos necesarios para hacer los pilotajes unas dos o tres veces por semana, intercambiar por grado con las medidas de bioseguridad”, detalló la maestra.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América