La vacunación, acción prioritaria del Estado

MA
/ 24 de febrero de 2021
/ 12:57 am
Síguenos
01234
La vacunación, acción prioritaria del Estado

Más

José María Díaz Castellanos

La vacuna es una preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos (Wikipedia). Las vacunas se usan con carácter profiláctico, es decir, para prevenir o aminorar los efectos de una futura infección.
En Honduras tenemos vigente desde el 26 de marzo del 2014, la Ley de Vacunas de la República de Honduras.
Hay disposiciones constitucionales sobre el derecho a la salud.
La Organización Mundial de la Salud es un organismo de las Naciones Unidas especializado en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención a nivel mundial. Sus siglas son OMS.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS), es un organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA), afiliada a la OMS.

Corresponde en Honduras a la Secretaría de Salud, definir las políticas de vacunación para todos los habitantes, en todo el territorio nacional. (Artículo 4).
La ley no define qué es una vacuna, pero sí define la vacunación: “Es el acto de administrar cualquier vacuna, independientemente de que el receptor quede adecuadamente inmunizado”. La OMS entiende por “vacuna” cualquier preparación destinada a generar inmunidad estimulando la producción de anticuerpos. Corresponde a Louis Pasteur los términos de “vacuna” y “vacunación”, que provienen de la palabra latina “vacca”, para rendir homenaje a Edward Jenner, su ilustre predecesor, quien había sido pionero en esta práctica al inocular el virus de la vaca.

Louis Pasteur fue un químico, físico, matemático y bacteriólogo francés (1822-1895). Según Google su invento fue la pasteurización y el desarrollo de una vacuna contra el ántrax y la rabia. Se considera el padre de la microbiología, que es una parte de la biología que estudia los microrganismos.
En 1796 aparece la primera vacuna contra la viruela.
En un artículo del doctor Noé Pineda Portillo, “Peores epidemias antes de Covid-19” (LA TRIBUNA, 26 de marzo del 2020), menciona la peste bubónica, también conocida como la peste negra, (1346-1352), la plaga de Justiniano, considerada como la primera pandemia registrada en la historia (541-542 a. C.); el SIDA (1981); la malaria, enfermedad transmitida por mosquitos; el virus del Ébola, África 1970, y la influenza española (1918).
Comenzando la pandemia, los cubanos anunciaron estar listos para abastecer a Honduras con interferón Alfa 2b (El Heraldo, 28 de marzo del 2020).

La jefa del Programa Ampliado de Inmunidades de la Secretaría de Salud, expresó que la Organización Mundial de la Salud (OMS), certifica para Honduras una vacuna segura, barata, eficaz, de calidad y agregaba que Honduras, por ser parte del grupo Covax, recibirá gratis el primer 20% de vacunas contra el coronavirus, en los primeros meses del 2021. (LA TRIBUNA, 29 de diciembre del 2020).
El 8 de mayo del 2020 la OMS conmemoró el 40 aniversario de la erradicación de la viruela, una de las enfermedades más mortales de la historia, y destacó que solo mostrando unidad internacional es que se lograría vencer la pandemia de la COVID- 19, lo que no sucedió, porque los países no se unieron para la invención de la vacuna y para el tratamiento. Cada país ha venido tomando decisiones que les ha parecido correctas. En Honduras por ejemplo se compraron hospitales móviles, que no los hemos visto en otros países. No me parece acertado criticar en Honduras a la ministra de Salud, más bien lo apropiado sería generar un ambiente de colaboración a nivel internacional.

Hoy todos los países del mundo van exigiendo la vacuna y las compañías farmacéuticas no se dan abasto. México agrega un elemento nuevo: Las discriminaciones a los países pobres. Los países ricos les dan prioridad a sus conciudadanos. A nosotros nos queda cuidarnos, no salir de casa, lavarnos las manos y evitar concentraciones.
La Ley de Vacunas establece algunos criterios al momento de la aplicación: Todas las personas residentes en el territorio nacional tienen derecho a recibir las vacunas en forma gratuita y de manera igualitaria, de manera que no haya discriminación. Al mencionar a los de tercera edad como los primeros, eso no es discriminación.
Otra disposición de la ley es que, para garantizar la vacunación, los operativos deben dirigirse a las casas de familia, casas hogar, orfanatos, guarderías, jardines de niños, escuelas, colegios, universidades, albergues, asilos, empresas, centros de detención, hospitales psiquiátricos.

Una vez que comience la vacunación el personal de salud debe hacer la anotación en el sistema de información de vacunación. Se nos debe entregar el carnet de vacunación. Todos los establecimientos educativos deben exigir a sus alumnos, el carnet de vacunación.

Todas las compras de vacunas, jeringas, cajas de seguridad, accesorios de la cadena de frío y vehículos refrigerados que se adquieran, se deben hacer a través del mecanismo del Fondo Rotatorio de Vacunas de la OPS.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América