JOH presenta en CN reforma que endurece esquema de seguridad

ZV
/ 25 de febrero de 2021
/ 05:00 am
Síguenos
01234
JOH presenta en CN reforma que endurece esquema de seguridad
Juan O. Hernández.

Más

El Presidente, Juan Orlando Hernández, aseguró en el Congreso Nacional, donde presentó una reforma para endurecer el esquema de seguridad contra las maras y pandillas, que una persona coludida con el narcotráfico no habría aprobado la extradición ni habría promovido la depuración de la Policía Nacional, entre otras medidas contra la criminalidad en Honduras.

Hernández, que acudió al Congreso Nacional acompañado del Gabinete de Seguridad y Defensa, reafirmó que seguirá luchando contra la criminalidad hasta el último día de su gobierno.

Entre otras autoridades, acompañaron al gobernante el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Tito Livio Moreno; el ministro de Defensa, Fredy Díaz Zelaya; el ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco; el comisionado director de la Policía Nacional, Orbin Galo, y el embajador de Honduras en Washington y coordinador adjunto del Gabinete de Seguridad y Defensa, Luis Suazo; y el jefe de la bancada del Partido Nacional, David Chávez.

El mandatario remarcó que los narcotraficantes “encontraron la llave mágica para quedar impunes, entregarse y negociar y acusar a las instituciones responsables de que ahora estén tras las rejas”.

“Los Cachiros prefirieron entregarse a las autoridades de EE. UU. antes de que yo asumiera el poder, porque sabían que conmigo iban a ser capturados y extraditados”, enfatizó.

“Como saben, y como establece nuestra Constitución, mi mandato como presidente finaliza el 27 de enero de 2022. Ese día, en 11 meses, dejaré la Presidencia y entregaré el mando al próximo presidente que será elegido en noviembre”, dijo Hernández.

Reiteró su compromiso y dejó claro que hasta el día que deje el cargo, el 27 de enero de 2022, seguirá luchando contra los criminales porque ese es el compromiso que ha asumido con el país y porque no conoce otra forma de vivir sino es luchar contra el mal.

Además, dijo que, siendo sincero, existe un factor insólito, porque incluso si el próximo presidente quisiera poner fin al narcotráfico, existe un riesgo real de que la lucha contra el narcotráfico pueda colapsar silenciosamente.

Hernández indicó que el factor insólito es que los narcos han encontrado lo que creen que es la llave mágica, un instrumento tan maligno y poderoso que Dios lo colocó entre los Diez Mandamientos, porque requería su propia prohibición y advertencia. (Éxodo 20:16, no hablarás contra tu prójimo falso testimonio).

Empero, reconoció que, a las fuerzas de mal, como los sicarios y los narcotraficantes, ni la palabra del Señor les impide apoderarse de la llave mágica porque con ella creen que pueden destruir a todos los que luchan contra ellos, y no solo usar y derrotar a los operadores de la justicia, sino también convencer a todas las instituciones y a todos los futuros presidentes de que desistan y nunca más se opongan a ellos.

Según Hernández, para algunos sectores es fácil olvidar cómo eran las cosas antes, cuando los aviones de la droga llenaban los cielos de Honduras como insectos voladores en un día caluroso.

Añadió que hace menos de quince años la embajada de Estados Unidos en Honduras dijo que el gobierno de aquél entonces estaba tan estrechamente vinculado al crimen organizado que era imposible una estrecha cooperación entre las fuerzas del orden.

LA LLAVE MÁGICA

El mandatario remarcó que cuando ‘’Los Cachiros’’ fueron a Belice, pidiendo un trato, lo que Estados Unidos les dijo fue que solo conseguirían un trato si podían ofrecer un testimonio que produjera acusaciones criminales y condenas de otras personas.

Pero ‘’Los Cachiros’’ no tenían nada que ofrecer. Así que pasaron un año más, bajo su dirección y supervisión, operando en Honduras, traficando drogas, cometiendo crímenes, y (al menos según una versión periodística) matando gente en ese período, con la esperanza de que pudieran producir algo para que lo usaran los fiscales estadounidenses, y que produjera un trato para ‘’Los Cachiros’’, subrayó el mandatario.

Y había una cosa más que querían Los Cachiros: venganza. Querían venganza contra las instituciones, contra el presidente, los otros funcionarios y las instituciones que habían destruido su imperio criminal y que no harían un trato con ellos, prosiguió.

Y fue entonces, agregó Hernández, cuando ‘’Los Cachiros’’ descubrieron la llave mágica. Encontraron una solución que, creían, les permitiría vengarse, les haría bajar las condenas y al final produciría el colapso de las alianzas e instituciones que habían impedido que los narcos tomaran el control de Honduras.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América