Capturan jefe de peligrosa banda de extorsión

ZV
/ 15 de abril de 2021
/ 10:03 pm
Síguenos
01234
Capturan jefe de peligrosa banda de extorsión
Además, se supo que ambos cabecillas eran los responsables de instruir y planificar los atentados armados en contra de las víctimas de extorsión.

Más

El noveno de la estructura de sicarios y extorsionadores de la pandilla 18, que mantenía la violencia en varios puntos de Comayagüela, fue capturado este jueves por equipos especiales de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP).

Se trata de Ian Axel Santely Sánchez (22), apodado “Cachasa”, quien según las investigaciones, era el responsable de generar el cobro de extorsión en un gran sector de Comayagüela, a nombre de esta organización criminal.

Investigadores revelaron que las detenciones de sus cabecillas permitieron llegar hasta sus gatilleros y cobradores de extorsión.

A Sánchez se le sindica de operar en el mercado zonal Belén, colonia Monseñor Fiallos, barrio Lempira, Villa Adela, La Bolsa y las circunvecinas colonias de la Centroamericana, Divanna y Rodríguez.

ATAQUES ARMADOS

Agentes de los cuerpos de inteligencia de la FNAMP dieron a conocer que las investigaciones en estos sectores se habían fortalecido de forma estratégica, ya que las alertas y los atentados armados contra los operarios del sector transporte se habían disparado considerablemente en los últimos meses, por lo que los operativos en el lugar eran permanentes.

Sánchez era uno de los encargados de dar las órdenes de muerte, según los agentes especiales.

Autoridades de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas manifestaron que las primeras capturas de recolectores de extorsión permitieron ampliar las líneas de investigación y con ello poder llegar a dar con el paradero de sus dos cabecillas, entre ellos Sánchez.

Además, ya se había arrestado a alias “Angie”, el 30 de marzo; y a alias “Mencho”, aprehendido el 11 de abril, siendo estos los encargados de ordenar, dirigir y ejecutar las acciones criminales de la pandilla 18 en toda esta zona.

Ambos cabecillas tenían a sus órdenes a varios sicarios y cobradores de extorsión con los cuales sembraban el terror y zozobra entre los pobladores, comerciantes y transportistas de Comayagüela.

Los malvivientes les exigían a sus víctimas sumas de dinero que superaban los 15,000 lempiras en efectivo, por concepto de extorsión, a nombre de la pandilla 18, de lo contrario de arriesgaban a perder la vida. (JGZ)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América