Eta y Iota pasa factura con caída de $69 millones en exportaciones agrícolas

MA
/ 19 de abril de 2021
/ 05:36 pm
Síguenos
01234
Eta y Iota pasa factura con caída de $69 millones en exportaciones agrícolas
El banano se produce en los departamentos mayormente afectados por las tormentas tropicales, Yoro, Colón y Cortés.

Más

El impacto de las tormentas tropicales en la actividad productiva, queda en evidencia a nivel de las exportaciones de productos agrícolas, que a febrero del 2021 se situaron en 113.2 millones de dólares denotando una caída interanual de 69.5 millones de dólares (38.0%).

La tendencia negativa se explica en su mayoría por los efectos de las tormentas tropicales Eta e Iota que provocaron descenso de 47.3 millones de dólares en las exportaciones de banano, por los daños en los sistemas de irrigación y pérdidas del área producida.

De igual forma, las exportaciones de melones y sandías presentaron una contracción de 16.9 millones de dólares (35.8%), por la reducción de 43.4 por ciento en el volumen exportado, resultado de las incidencias de dichos fenómenos ocurridos en noviembre de 2020.

Esa adversidad climática ocasionó que la temporada de cosecha comenzara más tarde que en años anteriores; adicionalmente, se observó una disminución de los pedidos, en especial desde los Estaos Unidos derivado de la ola invernal que azotó gran parte de dicho territorio.

El titular de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), Mauricio Guevara, reconoció en el caso del banano que el incremento actual en el precio del producto verde también se origina los efectos de las tormentas tropicales Eta y Iota, por lo que se ha tenido que importar desde Costa Rica.

Los daños de los fenómenos naturales Eta y Iota repercutieron fuertemente en la plantación de banano y la de la palma africana, donde 200 mil hectáreas se inundaron, lo que provocó que el 40 por ciento de la producción se perdiera.

Se está trabajando fuerte para poder brindar un fideicomiso a los productores de palma y puedan tener un alivio en el tema de pago, adelantó.

En el tema del banano, con pláticas con las transnacionales y las empresas independientes se perdieron la mayor parte de las áreas sembradas y su cultivo tarda entre nueve a un año, señaló.

Solo la transnacional perdió 2 mil hectáreas de banano y la situación es preocupante, ya que en la historia de Honduras nunca se había importado banano y esta vez se realiza desde Costa Rica. “Tenemos que ver cómo fortalecer estos productores porque afecta a todo el sector económico, no solo al consumidor final que compra el banano verde y que refleja un incrementado”, argumentó.

La mayoría del banano que se produce en los departamentos hondureños de Yoro, Colón y Cortés, es destinado para la exportación. Estados Unidos es el principal mercado para esta fruta, hacia donde se envía el 98.8 por ciento del total exportado.

Mejoran expectativas para el sector palmero

La condición en el cultivo de la palma africana es bonancible en Colón y Atlántida, no así en el Valle de Sula que resultó severamente dañado por las inundaciones a finales del 2020.

El banano, era el segundo producto más importante en Honduras, después del café, antes de la pandemia, pero este año sería desplazado por el aceite de palma en el contexto de generación de divisas. El café y el aceite de palma están dentro de la categoría agroindustrial.

Según el dirigente de los palmeros, Héctor Castro, la meta es alcanzar los 550 millones de dólares en divisas por concepto de exportaciones de aceite, aprovechando los buenos precios que rondan los 1,100 dólares por tonelada métrica.

Castro reveló que, apartando el Valle de Sula, la condición de este cultivo es bonancible. “En zonas del litoral Atlántico, como Atlántida y Colón las tormentas no afectaron mucho. En el 2020 se exportó 430 millones de dólares y en el 2021 se podrían superar los 550 millones de dólares”, señaló.

Las exportaciones de aceite de palma en el primer bimestre sumaron 32.1 millones de dólares superior en 5.3 millones respecto a lo reportado a febrero de 2020, atribuido principalmente al incremento de 17.2 por ciento en el precio promedio internacional; asociado a una menor producción en Indonesia y Malasia, debido a las lluvias excesivas por el fenómeno de La Niña y la escasez de mano de obra derivada de la pandemia.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América