México detecta el mayor tráfico de niños

MA
/ 19 de abril de 2021
/ 04:11 am
Síguenos
01234
México detecta el mayor tráfico de niños
México detectó el mayor número de tráfico de niños en la frontera.

Más

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno de México aclaró que tiene a 12,000 personas, entre soldados, agentes migratorios y otros funcionarios, desplegados para frenar la ola migratoria y especialmente el tráfico de menores de edad.

«Estimo que hay 12,000 personas de muy diferentes dependencias focalizadas, pero no de ayer, ya tienen más de un mes (desplegados)», explicó el canciller Marcelo Ebrard en la rueda de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Según Psaki, México «tomó la decisión de mantener 10,000 efectivos en su frontera sur» con Guatemala, pero no explicó si se trata de militares.

Ebrard elevó la cifra a 12,000 personas, aclaró que llevan tiempo desplegados y que son agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), efectivos de la Guardia Nacional y funcionarios del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF), que se encarga de los menores de edad.

También hay miembros del Ejército y de la Marina.

El canciller justificó el operativo para abordar la crisis de menores migrantes no acompañados y dijo que en el gobierno mexicano están «preocupados» por el incremento «notabilísimo» de estos niños, que son utilizados por redes de tráfico «para cruzar México y llegar a Estados Unidos».

México registró en marzo una cifra récord de 17,445 migrantes presentados ante las autoridades migratorias y 3,139 menores no acompañados detectados por el DIF, en su mayoría de Guatemala y de Honduras.
Ebrard recordó que la legislación mexicana no permite tener a menores en estaciones migratorios, y reconoció que el gobierno debe ampliar la capacidad del DIF para poder atenderlos.

Muchas veces, los menores van acompañados de un adulto.

«¿Por qué México tiene que regular eso? Por la preocupación de menores que atraviesan nuestro territorio. Son nuestra responsabilidad de un modo u otro», dijo.

También explicó que hay un acuerdo con el gobierno de Joe Biden para «ir por estos traficantes» de niños migrantes, ya que «nunca habíamos visto un tráfico de menores tan grande».

En la misma línea, el presidente López Obrador dijo que la estrategia migratoria de México busca «cuidar a los niños porque los traficantes de indocumentados los están utilizando y esto es una gravísima violación a los derechos humanos».

«Aprovecho para decirle a los hermanos centroamericanos de Guatemala, de El Salvador y de Honduras a que nos ayuden para que no se utilice a los niños», dijo.

La semana pasada, el gobierno estadounidense reveló cifras récord de detenciones de indocumentados en su frontera con México, con más de 172,000 en el mes de marzo, entre ellos casi 19,000 menores, un récord histórico.

La Casa Blanca ha insistido en que la frontera «está cerrada» y en que la mayoría de quienes, lleguen sin documentos serán expulsados, pero eso no ha rebajado las llegadas a la zona limítrofe, sobre todo las de menores solos.

El Ejecutivo de Biden ha recibido críticas porque muchos menores que han cruzado la frontera se han quedado más tiempo del permitido por ley en centros de detención gestionados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP, en inglés), que no están diseñados para niños.

DESALENTAR MIGRACIÓN

Muchos niños son puestos en riesgo, al cruzar los ríos.

Estados Unidos señaló que México y los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras), ya han colaborado en el pasado en «desalentar la migración irregular», que consideró un «desafío compartido».

«Los países han desplegado personal de seguridad, funcionarios de migración y otros funcionarios involucrados en la gestión de la migración para hacer frente a este desafío compartido», dijo a Efe un portavoz de la Casa Blanca, después de que Guatemala y Honduras negaran haber alcanzado un acuerdo reciente en esa materia con la administración del presidente de EE.UU., Joe Biden.

El portavoz, que habló bajo la condición del anonimato, puntualizó que «los gobiernos de Estados Unidos, México y el Triángulo Norte han trabajado en estrecha colaboración para implementar medidas de migración colaborativas para desalentar la migración irregular», sin confirmar o descartar la existencia de un reciente convenio.

El gobierno de Biden negoció en las últimas semanas con representantes de esos tres países que se «comprometieron a aumentar la seguridad» en sus respectivas fronteras, dijo Psaki.

Según la portavoz, México mantendrá 10,000 efectivos en su frontera sur, Guatemala aumentó en 1,500 el personal policial y militar en el linde con Honduras.

Pero México aclaró que ya ha desplazado desde hace «más de un mes» a 12,000 personas, entre soldados, agentes migratorios y otros funcionarios, para frenar la ola migratoria y especialmente el tráfico de menores de edad.

Por su parte, el embajador de Honduras en Washington, Luis Suazo, dijo a medios en su país que «no ha habido ningún tipo de acuerdo (con Washington) sobre militarizar las fronteras».

La administración del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, también aclaró que no ha firmado ningún convenio reciente de seguridad fronteriza con Washington.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), en marzo pasado 172,331 personas indocumentadas fueron interceptadas por las autoridades estadounidenses en la zona fronteriza con México, entre ellos 18,890 menores de edad. (EFE)

Otros menores de edad quedan botados en el camino.
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América