Multiamenazas en la capital con llegada temprana de lluvias

MA
/ 19 de abril de 2021
/ 05:20 am
Síguenos
01234
Multiamenazas en la capital con llegada temprana de lluvias
Muchas familias viven en el filo de la navaja, sin darse cuenta.

Más

La llegada tempranera de las lluvias y la actividad ciclónica de este 2021, dispararon las alarmas en Copeco y en la alcaldía capitalina, pues en “mapa de multiamenazas”, se pone en riesgo la vida de muchas personas, que se resisten a abandonar los lugares de alta peligrosidad.

Este mapa multiamenazas fue desarrollado entre la alcaldía de Tegucigalpa y el Comité Permanente de Contingencias (Copeco), en el que se establecen mediciones de los diferentes niveles de peligro que hay en los alrededores de la capital.

El mapa habla de cinco categorías de amenazas, pues las hay altas, bajas, susceptibilidad alta, susceptibilidad media y susceptibilidad baja, a simple vista parece que toda Tegucigalpa es un territorio construido sobre montañas de azúcar.

El perímetro urbano tiene 922 colonias, si nosotros montamos la información de las capas de riesgo, tendríamos que 760 colonias tienen algún nivel de amenaza, según el nivel de riesgos, que se establecen en un manual de peligro que tiene la alcaldía.

También se establece, que el perímetro urbano tiene 135 kilómetros cuadrados, de estos, 54 kilómetros cuadrados están ocupados por esos polígonos de amenazas, que equivale a un 40%.

Se llama a las personas que tienen que abandonar sus hogares, pues están viviendo en zonas rojas, de amenaza alta y amenaza media. Estas requieren especial atención porque son zonas activas.

La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), en alianza con la Universidad Politécnica de Ingeniería (UPI), a través del método de fotointerpretación, identificaron polígonos de deslizamientos.

A la problemática, que falta más orden y acción, pero se han desarrollado algunos proyectos con beneficios.

INUNDACIONES

Como cuarto mapa, en el inventario sobresale que ilustra los riesgos a inundaciones en las ciudades gemelas.

El problema en Tegucigalpa y en Honduras no es la falta de planificación… somos muy buenos para hacer planificación, el problema es la aplicación efectiva.

El ordenamiento territorial no es un documento, es una normativa que regula el uso del suelo. El programa Barrio Resiliente -donde trabajan para que las comunidades tengan capacidad de respuesta- y el desarrollo de un nuevo plan de ordenamiento territorial, para la capital, con enfoque en el cambio climático y gestión de riesgo.

En cierta medida, los expertos lo atribuyen a que no estamos familiarizados con el tema del riesgo y la planificación o que la pobreza estructural reinante hace caso omiso a cualquier advertencia, porque importa más un techo que el suelo donde estamos.

La alcaldía elaboró una serie de mapas, donde las autoridades municipales han identificado las zonas vulnerables, ya sea a los deslizamientos o a las inundaciones, con sus debidas escalas de alerta. Está en el sitio www.amdc.giscloud.com.

La alcaldía identificó nuevas zonas de alto riesgo, con las lluvias de Eta e Iota.

Los sectores que se mantienen bajo vigilancia por riesgo de movimiento se enlistan, las colonias:

  • Villanueva Norte y Sur
  • Los Pinos
  • Altos de Loarque
  • José Ángel Ulloa
  • José Arturo Duarte
  • Fuerzas Unidas
  • Nueva Danlí
  • Nueva Orocuina
  • Los Robles
  • Obrera
  • Campo Cielo
  • Kassandra
  • Aldea El Lolo
  • Aldea Suyapa
  • Canaán
  • El Reparto
  • El Edén
  • Altos de la Cabaña
  • La Cabaña
  • Guillén
  • Nueva Santa Rosa
  • El Bosque, entre otras.

17 TORMENTAS, 8 SERÁN HURACANES

Honduras aún no se recupera de los daños económicos, humanos y sociales que dejaron las tormentas Eta y Iota en el 2020.

El director del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), Francisco Argeñal, detalló que se está pronosticando que podrían formarse 17 tormentas tropicales, de las cuales ocho se convertirían en huracanes y cuatro de ellos serían intensos.

El 58 por ciento de probabilidades que un huracán de categoría mayor pase por el mar Caribe, que es casi un 16 por ciento más que un año promedio. “Esto nos da mayor probabilidad de ser afectados por un ciclón tropical que un año normal”.

Según Argeñal, esas son algunas de las estimaciones de los modelos de los centros especializados en proyección de huracanes.

“Estos huracanes en su mayoría se formarán en el Atlántico, el mes de mayo, la afectación de ciclones tropicales podría ser en el mes de octubre”.

“Estas condiciones climáticas estarán un poco arriba del promedio, pero no atípico como el año pasado. La de este año es arriba del promedio, casi un 20 o 30 por ciento arriba del promedio de actividad”, indicó.
Según la Universidad de Colorado, este año en la cuenca del Caribe la probabilidad de que pase un ciclón destructivo es de un 58 por ciento, 16 por ciento mayor a un año normal.

El Comité de Huracanes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), anunció que retiró de la lista para denominar ciclones tropicales del Atlántico, los nombres de Dorian (2019) y Laura, Eta y Iota (2020), debido a la escala de muerte y destrucción que dejaron a su paso.

Un informe hecho por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), de las Naciones Unidas, reveló que las tormentas Eta y Iota en Honduras tuvieron un impacto de 45,676 millones de lempiras.

Las tormentas fueron devastadoras tanto en términos sociales como económicos, a nivel humanitario fueron más de 4 millones de personas afectadas, más de 2 millones de hondureños con necesidades, 92 mil dignificados en albergues y unas 62 mil viviendas afectadas por inundaciones y derrumbes.

Según Argeñal se está usando un pronóstico como año análogo el de 1996 y el 2012, que refleja que septiembre no será tan lluvioso de manera preliminar, “pero sí van a ser fuertes en octubre, con un exceso de precipitaciones”.

“Creemos que esa mayor actividad ciclónica que va a ver reflejada hasta en octubre en Honduras, tenemos que estar listos ya que podríamos tener el paso muy cercano de ciclones tropicales por el territorio nacional”, recalcó Argeñal.

El próximo 29 de octubre se cumplirán 23 años desde el paso del huracán Mitch por Honduras, con vientos de más de 250 kilómetros por hora, desplazándose lentamente durante cuatro días por el país.

Mitch comenzó como una onda tropical proveniente de África, entrando en el océano Atlántico el 10 de octubre.

Posteriormente se movió a través del océano hasta entrar en el mar Caribe, comenzando a organizarse al norte de Colombia.

Se convirtió en depresión tropical el 22 de octubre estando a 670 km al sur de Kingston, Jamaica. Como depresión se movió lentamente hacia el oeste, hasta que se convirtió en tormenta tropical, y se le asignó el nombre de “Mitch”.

Por su parte el decano de la Facultad de la Tierra, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Nabil Kawas, indicó que el Instituto Hondureño de Ciencias de la Tierra (IHCT), tiene como función primordial la de estudiar todos los fenómenos, entre ellos el estudio de fenómenos naturales y atmosféricos.

“Esto nos permite determinar algunas condiciones atmosféricas sobre un año determinado, seguimos los pronósticos que emite Cenaos. Y nuestros estudios nos permiten desarrollar investigaciones para proyectos de vinculación de la población”, destacó Kawas.

Según Kawas este año las condiciones atmosféricas serían similares a las del año pasado, esto referente a las condiciones de lluvia, ya que los huracanes y tormentas tropicales son fenómenos adicionales a la época lluviosa.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América