¿LA RECONQUISTA?

MA
/ 21 de abril de 2021
/ 12:25 am
Síguenos
01234
¿LA RECONQUISTA?

Más

DE acuerdo a las proyecciones de la Oficina de Censo de los Estados Unidos, “todas las minorías que ahora conforman el 37% de la población estadounidense, serán el 57% en el año 2060”. Otro dato. “Uno de cada tres habitantes será hispano para esa fecha”. “El aumento de la población hispana, que pasará de 53.3 millones en la actualidad a 128.8 millones en 2060, y por el descenso de la población blanca tanto en número total como en porcentaje”. Y la otra cifra interesante es que “para el 2043 la población de raza blanca dejará de ser mayoría en aquel país”. La mayoría de la población estará compuesta por las minorías étnicas. ¿Qué efecto tendrá, en el cercano futuro, esa remodelación poblacional sobre las elecciones norteamericanas y las decisiones del poder político? ¿La influencia que tendrán esas minorías, ya convertidas en mayoría, en la escogencia de los gobiernos y de sus líderes políticos?

A propósito del libro que citábamos ayer “Gracias por Llegar Tarde”. En una conversación del autor con Andrés Oppenheimer vaticinó que antes, para el año 2040, Estados Unidos será un país mayoritariamente constituido por minorías. Pues bien, no hace falta mucho para que el fenómeno inmigratorio produzca ese cambio radical en la democracia por excelencia del mundo occidental. Pero además en el país más poderoso del planeta cuya economía y enorme mercado ejerce tremenda influencia sobre los demás. La dependencia nuestra de esos factores –para bien o para mal– es una realidad de vida o muerte. Parecido le ocurre a México que dejó de ver hacia el sur –solo momentáneamente mientras por su territorio crucen kilométricas caravanas con rumbo a la tierra prometida– ya que sus grandes intereses están atados al gran mercado norteamericano. (Tanto así, que cuando Trump amenazó a AMLO con sanciones arancelarias si no detenía de tajo “las caravanas invasoras”, corrió a ofrecer su territorio como “tercer país seguro” y a renegociar un tratado comercial en condiciones más desfavorables a su interés, cuyo menor beneficio pagaría la factura de los costos del muro fronterizo). A propósito de nuestros hermanos mayores, los mexicanos. Habrá quien, con buen sentido del humor, ironizará sobre la forma como se ha dado vuelta la tortilla. ¿Cuántos años pasan ya de la firma del tratado Guadalupe Hidalgo, cuando los herederos del legado azteca perdieron los territorios de Texas, Nuevo México y Alta California con sus vecinos del norte? Quién iba a suponer que 150 años después, los hispanos, gracias a las olas migratorias –si se quiere ver en esto otro contexto– reconquistarían esas parcelas perdidas.

Pero regresemos al cálculo de tiempo que tomaría para que se produzca esa vuelta de carnero. Tomando en consideración los flujos migratorios de la actualidad, la vorágine de migrantes que salen de la región como de otros países, debido a los efectos demoledores de la pandemia y de los siniestros naturales, esos pronósticos podrían cumplirse en forma anticipada. La migración es un fenómeno mundial. Friedman observaba que la migración hacia países europeos es atribuible al cambio climático y las drásticas consecuencias al ecosistema que experimentan los habitantes de muchos países africanos que hacen insufrible la vida en sus lugares natales. Esos trastornos evidentes, traducidos en tsunamis, terremotos, huracanes, inundaciones, sequías, heladas, incendios forestales, consecuencia de la traviesa manipulación del hombre sobre la naturaleza y sus secuelas destructivas, es responsable de una histórica y dramática migración en números no antes vistos. (Temas que, dicho sea de paso, los políticos domésticos nunca abordan. Bueno, no solo eso se ignora. En realidad, el debate nacional ronda alrededor de cuestiones superficiales. Ninguna de las cuales versan sobre el fondo de los urgentes problemas nacionales. Menos aún, sobre los efectos sufridos en el patio local por estas grandes perturbaciones mundiales).

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América