¡Un candidato creíble para la oposición!

MA
/ 21 de abril de 2021
/ 01:38 am
Síguenos
01234
¡Un candidato creíble para la oposición!

Más

Óscar Lanza Rosales
olanza15@hotmail.com

Sin lugar a dudas, los hondureños tenemos una agenda difícil en el presente año. Superar la crisis de la pandemia, viendo cómo le hacemos con las vacunas, que son la mejor tabla de salvación -además de las medidas de bioseguridad- para volver a la normalidad. Y el otro tema importante es elegir un buen gobierno en las próximas elecciones generales que le haga frente a nuestros problemas seculares de pobreza, desempleo, desigualdad, inseguridad y particularmente el de la corrupción, entre otros. Es necesario que los partidos de la oposición lleguen al poder con una verdadera estrategia de unidad, ahora que se permiten las alianzas partidarias, si queremos rescatar lo poco que queda de democracia, desarrollo y la transparencia en los asuntos públicos, que el actual gobierno ha trastocado con sus numerosos desmanes, de los cuales ya estamos cansados el 76% de los hondureños.

Comparto lo que ha manifestado Manual Zelaya Rosales, que la única manera de vencer al Partido Nacional (PN), es con una oposición unida. Y que con una oposición dividida -Yanismo con Libre y Luis Zelaya con Nasralla y otros- eso va a conducir a otro triunfo de los nacionalistas con apenas un 24% del electorado.
Ya se vivió la experiencia de 2017, que Libre-Pinu-Nasralla-y una fracción del Partido Liberal (PL), por 50 mil votos no pudo ganarle al Partido Nacional, desde luego sin tomar en cuenta el fraude.

Y analizando los resultados -con cifras aproximadas- de las recientes elecciones primarias de liberales, nacionalistas y libres, registran casi la misma tendencia de las elecciones primarias del año 2017. Ejercieron el voto 2.5 millones de hondureños en ambos eventos, con una diferencia de 33 mil votos. Por los liberales votaron 779 mil (16% mayor al 2017); los nacionalistas un millón 167 mil (24% menos que 2017); y los libres, 562 mil (12% mayor a 2017).

A nivel individual presidencial, algunos candidatos como Xiomara de Libre, aunque ganó la candidatura de su partido, solo aumentó 3 mil votos. Luis Zelaya del Partido Liberal redujo su caudal electoral en 114 mil votos. Y Tito Asfura se alzó con el 70% de los votos nacionalistas, haciendo mucho menos publicidad que su opositor Mauricio Oliva, que se gastó una fortuna con los dineros del Congreso Nacional.
Estamos claros, que con una oposición dividida no van a llegar a acariciar ningún triunfo. Aunque sabemos de las diferencias que los separan, por lo menos deberían oírse y lograr un diálogo civilizado, buscando opciones, y dejar de descalificarse, pensando en el objetivo principal es que la oposición sea una alternativa real para llegar al poder.

Muchos hondureños estamos pensando que las cuatro figuras principales de la oposición, en un acto de patriotismo, deberían deponer sus aspiraciones personales, y buscar un hondureño u hondureña, creíble, capaz, honrado a carta cabal, y por supuesto que comulgue con los principios y visiones del grupo.
Y esto lo pedimos, porque de los cuatro, solamente Yani tiene experiencia en la administración pública, pero él tiene esa imagen fresca de huésped de las cárceles de Nueva York. Nasralla, es popular, pero lo único que ha manejado son programas de deportes y ser presentador de los concursos de Miss Universo, lo cual no nos garantiza su desempeño eficiente y eficaz como gobernante. Nuestros hermanos salvadoreños, probaron con los profesionales del deporte -Mauricio Funes y Antonio Saca- y no les fue bien. Luis Zelaya ha reducido su caudal de votantes. Xiomara se ha mantenido igual, y para su desventura, ella no se distinguió como una gran primera dama, como lo fue doña Alejandrina de Villeda Morales y doña Mary de Flores, cuyas obras sociales son palpables en sus respectivos períodos.

Ante estas francas verdades, estos presidenciables deberían recurrir a personajes, como el doctor Salvador Moncada, para que encabece la candidatura presidencial de la oposición. Un científico e investigador de primer nivel, de mucho prestigio internacional en el campo de la medicina, que, aunque vive en Europa, siempre está pendiente del bienestar del pueblo hondureño y de la manera en que se manejan sus asuntos públicos. Un hombre de mucha sensibilidad social y que ha jugado un papel importante como orientador en la pandemia.
Estas son las opciones, que esperamos de los políticos inteligentes y patriotas.

Que conste: Se los advertimos a tiempo, si no actúan unidos, después no vayan a llorar como Magdalenas, lo que no pudieron prever a su debido tiempo. No queremos bochinches este fin de año. Después de tanto sufrimiento, ¡queremos una Navidad en paz y con esperanza!

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América