“Tito” ganaría con ayuda de oposición

ZV
/ 23 de abril de 2021
/ 12:03 am
Síguenos
01234
“Tito” ganaría con ayuda de oposición

Más

Carlos Medrano
Periodista

Pese al impresionante desgaste del Partido Nacional, del deterioro del gobierno de Juan Orlando Hernández, de la crisis económica y sanitaria que nos tiene al borde del precipicio y las acusaciones de corrupción y narcotráfico que se cierne sobre algunos nacionalistas, Nasry “Tito” Asfura, tiene grandes probabilidades de ser el próximo presidente de la República, con ayuda de la oposición política.

Con su partido volcado completamente a favor de “Papi a la Orden”, con un triunfo contundente que demuestra su liderazgo, con una imagen positiva generada por el cambio radical que ha experimentado la capital de la República y con un carisma natural, “Tito” Asfura es la principal figura política en Honduras.

La ecuación es bien fácil de resolver, existe un Partido Nacional ya unido y una oposición desunida.

Mientras Salvador Nasralla, que entre los líderes de oposición es el más popular, continúe cometiendo hierro tras hierro, como el hecho de decir que él solo ganará las próximas elecciones sin necesidad de hacer alianza con nadie de Libre, Partido Liberal y los otros partidos emergentes, seguirá sumándole puntos al nacionalista Asfura.

En las actuales circunstancias, cuando el Partido Nacional tiene el control de los organismos electorales, cuando tiene a toda la institucionalidad a su favor, cuando tiene recursos de sobra para, no solo organizarse en todo el país, sino para tener representación en las mesas electorales en todo el país, pagar activistas, transporte, logística, entre otras, el ganarle a los cachurecos será una tarea titánica.

Por lo tanto, frente a esta fuerza política nacionalista, el menospreciar o descartar a cualquier movimiento o partido político que pueda sumar a la alianza, es una torpeza, es no “entenderle a la política”, es no sumar sino restar y dividir, y así será muy difícil ganar.

La alianza debe de acrecentar a la mayor cantidad de votos posibles, de añadir a los mejores líderes, a muchos activistas de todos los partidos existentes, a líderes obreros, dirigentes sociales, deben de ser incluyente y no excluyente, ya que se deberá ganar electoralmente contra cualquier irregularidad que ya forma parte de nuestro sistema político hondureño.

Hoy la alianza se encuentra dispersa, con egos sobredimensionados, con una serie de personajes en busca de notoriedad, con falta de organización y estrategia, sin mayores recursos, sin una línea partidaria, ideología, vocería y estrategas políticos que les permita ganar una elección compleja y difícil.

Muchos se acercarán a la alianza porque serán quinta columnas, pasarán información al oficialismo, otras llegarán a dividir, a imponer su criterio, a buscar cómo beneficiarse política y económicamente de esta alianza política y otros se sumarán para figurar en su beneficio particular.

Si la alianza logra atraer al voto independiente e indeciso, sus probabilidades son extraordinarias, pero sino logran crear un liderazgo que genere confianza y esperanza, que tenga una propuesta sólida no solo para sacar a JOH, sino para salir de la crisis en la que nos encontramos, será imposible la tarea del triunfo.

Así como va la contienda y si los líderes de oposición no se unen y se ponen serios frente a este desafío, “Papi a la Orden” ganará caminando, sin rasparse, sin mayores contratiempos ni sobresaltos.

La propia oposición perderá sola, por no tener un liderazgo visionario, humildad, más inteligente, astuto, unidos bajo un solo objetivo que es ganar la próxima contienda electoral con propuestas novedosas y esperanzadoras.

carlosmedrano1@yahoo.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América