Día del Idioma, día del libro; lectores ausentes de bibliotecas

ZV
/ 25 de abril de 2021
/ 12:30 am
Síguenos
01234
Día del Idioma, día del libro; lectores ausentes de bibliotecas
Imagen del recuerdo de la celebración del Día del Idioma en Danlí.

Más

Autor: Luis Alonso Gómez Oyuela
Email: luisgoyuela15@gmail.com

DANLÍ, El Paraíso. El 23 de abril las Naciones Unidas celebran el Día del Idioma Español, según aprobó el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, para apoyar a los programas y el desarrollo del multilingüismo y multiculturalismo, así como crear conciencia entre los funcionarios, de la historia, la cultura, el desarrollo y el uso del español como idioma oficial del organismo. Don Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), es el escritor español más reconocido y autor de la primera novela moderna en lengua española.

En un principio, el 19 de febrero de 2010, el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas en el documento OBV/853-PI-1926, aprobó la decisión de celebrar el 12 de octubre el Día del Idioma Español en las Naciones Unidas. Posteriormente la fecha fue cambiada al 23 de abril, en honor al escritor Miguel de Cervantes Saavedra, quien contribuyó al crecimiento del idioma, que murió un día antes en el año 1616.

Ese mismo día murió William Shakespere (según el calendario juliano, equivalente al 3 de mayo en el calendario gregoriano). El mismo 23 de abril murió otro escritor como Inca Garcilaso de la Vega. En algunos países se conmemora a la vez el Día del Libro. Este día también falleció Teresa de la Parra, otra gran escritora. (Wikipedia)

¿Por qué a los hondureños no les gusta leer? Al respecto la periodista, escritora e historiadora, Blanca Moreno, dice: “Sencillamente porque muchos maestros y padres de familia no inculcaron este hábito tan esencial. El sistema de educación se instauró en el siglo XIX, pero la mayoría de la población no tenía acceso. La enseñanza nació con déficit. En el siglo XX surgieron las escuelas de magisterio (normales) y subió el grado de escolaridad. Ya las cerraron. Muchas personas aprendieron a leer de adultos, lo que hace más difícil la lectura.

Por otra parte, el compadrazgo político, nepotismo, la corrupción hacen posible que personas inescrupulosas den cátedra, sin tener requisitos, ni didácticas de lectura y ortografía. Recuerdo que en el ejercicio periodístico le pregunté a un diputado de los más votados, ¿cuál era su libro favorito? Y contestó sonriente: nunca he leído un libro… entonces para llenar el espacio le sugerí la Biblia. Pero tampoco la leo, no me queda tiempo, ¡lo mío es trabajar! Y lo dijo sin sonrojarse. Sentí pena ajena y ahora preocupación. Ese político es un “burro con pisto” y se puede convertir en presidente de Honduras. Como educadora los animo: leer nos cambia la vida, nos hace mejores personas y aprendemos ortografía. Quiero acotar que la ciudad de Danlí es una urbe privilegiada al adoptar a finales del siglo XIX al gran educador guatemalteco Pedro Nufio. Y hasta nuestros días, conocemos sus frutos”.

A propósito de Blanca Moreno, ella es autora de una excelente obra de carácter histórico que, en la escuela, colegio y universidades, por obligación deben promover su lectura, primero entre los docentes y estos a su vez, debidamente compenetrados de la importancia de la lectura motiven a los alumnos a leer de ser posible un libro al mes, preferiblemente de autores nacionales que los hay muy buenos, por ejemplo, “Crónicas y reportajes históricos”. La escritora Moreno, hace un fascinante recorrido histórico que debe convertirse en un libro de texto para conocer mejor la historia, en la que vincula, tal como dicen los editores de esta obra: Dos epicentros que contiene el libro: Cuauhtémoc: Águila inmortal y Honduras forjada con oro y sangre.

Otro autor nacional, en una sus obras: “Sosa para siempre”. “Sosa es catalogado como un poeta social y hay quienes recargan esta etiqueta con una marcada connotación despectiva, más allá del trasfondo ideológico de esa actitud emparentada con la conducta de los “Malignos bailarines sin cabeza” de un mundo para todos dividido”. (Sara Rolla). No hay suficiente espacio para describir la obra de este gran hondureño, pero su obra está plasmada en este libro: “Sosa para siempre”. “Y no se olviden de los pobres, son muchos, por eso es imposible olvidarlos”.

Mario Argueta, indiscutible su trayectoria, no es un desconocido en las aulas universitarias. Entre sus principales obras destaca: “TRES CAUDILLOS TRES DESTINOS”. Un relato completo de la lucha fratricida de destrucción y muerte desde 1919-1932. En este libro, el autor relata la historia de tres figuras que marcaron la vida política de Honduras durante el siglo XX: Tiburcio Carías, Gregorio Ferrera y Vicente Tosta.

Sin duda que leer tiene infinidad de beneficios. Leer con pasión, es como abrevarse en aguas cristalinas, introducirse en la selva virgen para descubrir todo el esplendor de su grandeza. No olvides que los libros son y serán tus mejores amigos porque son la fuente nutricia de la sabiduría.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América