Daniel Mairena, la “voz” de los pacientes renales de Honduras (Video)

Daniel Mairena, la “voz” de los pacientes renales de Honduras (Video)
ZV
/ 5 de junio de 2021
/ 05:40 am
Síguenos
01234
Daniel Disraelly Mairena Flores es presidente de dos asociaciones de pacientes renales.
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Carolina Fuentes

La mañana del 23 de julio del 2020, una cinta amarilla anunciaba a la distancia la escena de un crimen, en el portón del edificio de la Secretaría de Salud, en el centro de Tegucigalpa… ¿Quién era el muerto?

No había médicos forenses ni policías alrededor, y para sorpresa de todos, detrás del cordón fúnebre no se observaba ningún cadáver, sino un hombre de pie, de tez canela, delgado, protegido con una mascarilla y vestido con una camisa negra, en señal de luto.

Era Daniel Disraelly Mairena Flores (39), quien hace apenas tres meses se había contagiado de COVID-19, logrando vencer el mortal virus.

En una Tegucigalpa desolada, como una ciudad “fantasma”, debido a la pandemia, él permanecía en la calle, en huelga de hambre, para cumplir una noble misión.

Mairena es presidente de la Asociación de Pacientes Renales del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y también preside la Asociación Hondureña de Familiares y Pacientes con Enfermedad Renal (AHFPAENRE).

PELIGROSA PROTESTA

Con su protesta, Mairena exigió a las autoridades de la Secretaría de Salud restituir los tres días de hemodiálisis a los pacientes renales del Hospital Escuela Universitario (HEU) que, sin su tratamiento completo, corrían peligro de muerte.

“Prácticamente nos estaban matando al quitarnos una diálisis en el sector público”, explica Mairena, al referirse al tratamiento que suple la función que los riñones hacen en el organismo.

¿Por qué arriesgó su salud al protestar en plena pandemia? Con serenidad, el “catracho” solidario responde que “creo que Dios me dijo: Hacelo, es la única forma en que en este país te puedan escuchar, ya que entre notas, denuncias, no hacen caso”.

La protesta del dirigente conmovió a la sociedad hondureña, al ser publicada por todos los medios de comunicación del país, a tal grado que al día siguiente la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, recibió a Mairena en su despacho y los tratamientos completos fueron restablecidos para los pacientes renales.

“Gracias a Dios, al día siguiente, ya se habían restablecido las diálisis y eso lo vi de buena fe porque la ministra nos recibió y logramos tocar el tema a las 3:00 de la tarde, estaba un poco mareado, pero se logró el objetivo”, comenta Mairena, satisfecho.

“He abanderado a los compañeros del sector público porque sé el abandono en que están, sé toda la precariedad que hay en el Hospital Escuela… No podíamos aceptar, en plena pandemia, que nos estuvieran quitando el tratamiento, ¡esto era ya un genocidio!”, recuerda, a la vez que indica que esa fue la razón por la que usó la cinta amarilla en su protesta.

CONTRA LA MUERTE

Días después, esta vez acompañado por otros compañeros, Mairena continuó liderando manifestaciones en las calles, con pancartas en las que alertaban sobre el peligro mortal de que enfermos con COVID-19 fuesen atendidos en áreas donde también había salas para pacientes renales, tanto en el IHSS como en el Hospital Escuela Universitario.

Con tristeza, Mairena detalla que meses atrás fallecían entre dos y tres enfermos renales a diario y “hoy por hoy se contabilizan más de 832 pacientes renales muertos a nivel nacional, que han perdido la batalla contra el COVID-19”.

A punta de protestas, notas, denuncias en los medios de comunicación y llamadas telefónicas a las autoridades de Salud, “¡pedíamos la vacuna a gritos!”, relata el entrevistado, que en octubre de ese mismo año volvió a contagiarse y a ganarle la batalla al COVID-19.

Por fin, su lucha dio frutos: El 22 de marzo del 2021, 200 pacientes renales del IHSS fueron vacunados, mientras que el 14 de mayo fueron inoculados los del HEU.

“Todos los hospitales los convirtieron en hospital COVID-19, éramos expuestos, éramos primera línea… entonces fue un gran logro, la perseverancia de estar denunciando casi todos los días… y fuimos de los primeros en ser vacunados, al igual que el personal de salud”, manifiesta Mairena.

Por defender en las calles el derecho a la vida y la salud de los enfermos renales de Honduras, pese al riesgo de contagiarse de COVID-19, Daniel Mairena es uno de los Ángeles de la Pandemia de Diario LA TRIBUNA.

¿Qué lo motiva a luchar por sus compañeros? Mairena afirma que “todo es obra de Dios, soy creyente, no asisto a iglesias, pero sí soy creyente en Dios, Él es mi primera fuerza; la segunda, mi familia, porque lucho para que ellas no queden solas… y mis compañeros”.

HOMBRE LUCHADOR

El capitalino Daniel Disraelly Mairena Flores se desempeña actualmente como coordinador general de Bienes Nacionales de la Policía Nacional, donde ha recibido reconocimientos por su ardua labor en la institución y goza del aprecio de sus compañeros.

Está casado con Elsa Dilia Zapata Martel y es padre de dos niñas que son su inspiración de cada día: Génesis Daniela y Kaylin Denisse, de 11 y 2 años de edad.

Creció en el barrio La Leona, en un hogar conformado por mujeres: Su abuela, Bertha Esther de Mairena; su madre, Gina Roxana Mairena Flores; y sus hermanas Jaqueline y Soraya Estefani Mairena Flores.

Se graduó de Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto San José de la Montaña y más tarde inició sus estudios en la Academia Nacional de Policía (ANAPO), los que no pudo concluir porque le diagnosticaron insuficiencia renal, a los 22 años.

Desde hace cuatro años es presidente de la Asociación de Pacientes Renales del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), manteniéndose activo en protestas y denuncias en medios de comunicación.

“ES UN GRAN LÍDER”
Milton Mateo Laínez (paciente renal del IHSS): “No cabe duda que hay que felicitar a un gran líder, como lo ha demostrado Daniel Mairena, una gran persona que ha luchado por nosotros, los pacientes renales”.

ADMIRABLE LABOR
Nicole Núñez (paciente renal): “Es admirable la labor de Daniel, su lucha, porque se ha preocupado por nosotros, los pacientes del Hospital Escuela, y ha protestado cuando ve que nuestra vida está en riesgo”.

Esta sección es un homenaje a aquellos hondureños que, aunque no tienen alas, se han convertido en “ángeles” para los más necesitados, desde que comenzó la pandemia de COVID-19.

Unos ya gozan de la paz del Señor, al haber perdido la batalla contra el mortal virus; pero otros siguen luchando a diario por la vida, la salud y los derechos de los más vulnerables.

Si usted es familiar de algunos de estos “catrachos” solidarios y desea que su historia sea publicada, escríbanos al correo electrónico tribuna@latribuna.hn

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América