Los buenos hondureños

ZV
/ 15 de junio de 2021
/ 12:02 am
Síguenos
01234
Los buenos hondureños

Más

Por: David Salomón Amador
MBA – Sector Bancario y Financiero
davidamador031@gmail.com

Cada día más hondureños están buscando la formas de salir del país para lograr estudiar a nivel universitario con la finalidad de buscar mejores oportunidades, y que bien, eso da mayor apertura en lo personal como profesional, lo lamentable es que esos jóvenes que logran culminar esos estudios, no regresarán, porque han visto cómo el país, en vez de tener oportunidades, cada año son más escasas, y la muestra es que como economía con el impacto de la covid-19 más las tormentas Eta e Iota, retrocedió en al menos 10 años, el cierre de empresas Pymes, la falta de oportunidades de trabajo y el creciente crecimiento poblacional hace que el país no tenga la capacidad de crear las plazas de trabajo que se requieren; adicionalmente la inversión extranjera se ha ido disminuyendo, porque no hay seguridad jurídica; todo ello suma a que la economía esté complicada, pero a pesar de ello, todos los hondureños que han emigrado a otros países, siguen y continúan enviando las remesas, lo cual tiene un impacto positivo; esos ingresos son una fuente garantizada en la economía.

Escuchando hablar de las ZEDE que serán el boom económico, es la falacia más grande que se pueda escuchar, primero no somos un país con seguridad jurídica y eso es parte del porqué la inversión no llega, segundo tenemos niveles bajos de educación y eso no por culpa de la población, llevamos más de 50 años de retraso en la calidad educativa a todos los niveles; tercero, ese instrumento que quieren implementar solo garantizará que los que vivan en esos conglomerados tengan sus propias leyes, seremos el único país del mundo que regresó al tiempo medieval donde habrá señores y feudos en cada zona, haciendo lo que les parezca en gana; lo más sorprendente es que los que aprueban estas cosas solo ven el beneficio a corto plazo, no a largo plazo y mucho menos pensando en el beneficio de la población en general si no en su beneficio propio.

Entonces cada día habrá muchos jóvenes que buscarán las maneras de poder emigrar, hay muchas formas de poder obtener becas, la globalización se ha profundizado más con la pandemia, se pueden obtener estudios vía online y luego obtener trabajos fuera del país; pareciera que lo que se quiere es eso, que la población no tenga acceso a pensar para únicamente esperar un bono con el cual se satisface una necesidad, la educación da y brinda mayores y mejores espacios de pensamientos, lo repito de forma constante, los países más avanzados invirtieron desde los años 20-30 en la educación, ninguna sociedad es perfecta pero como mínimo deberíamos aspirar a tener mejores condiciones de vida; donde al menos la población pueda tener educación y salud.

Los buenos hondureños han sido aquellos a los cuales por sus nombres admiramos, doctor Enrique Aguilar Paz; don Emilio Larach, don Jorge Bueso Arias, personas que con su transparencia y honestidad construyeron empresas y negocios que hasta el día de hoy emplean a muchas personas, y ahora vemos como el doctor Moncada es una persona respetada alrededor del mundo, la doctora Botazzi es una científica admirada en EEUU; vemos como jóvenes están ingresando a estudiar a Harvard, y como otros ya viven en otros países porque lograron estudiar fuera y con su educación han logrado ya ubicarse dentro de empresas importantes alrededor del mundo, lo que nos denota que siempre y cuando hayan las alternativas y las opciones, el hondureño puede brillar, y lo que es más triste que esa capacidad intelectual no regresará al país y no se aprovechará esa fuerza de personas que brillaran en otro país y contribuirán de una u otra forma al crecimiento de una empresa, negocio y por ende en crecimiento económico de esos países.

Honduras no necesita más políticos, necesita una persona con visión de crear fuentes de empleos basados en poder tener condiciones, que empresas multinacionales vengan e inviertan; que tengan la seguridad que no habrán ni existirán problemas para que la inversión esté garantizada y que las fuentes de empleo que se generen será con la finalidad de crear beneficios económicos para la población, los que están ahora tienen un pañuelo que los hace creer que le han hecho bien al país, pues no, el país está en condiciones económicas más complejas que hace 20 años, eso es lo que deberían de reflexionar, hacia dónde vamos o lo quieren llevar, esperemos que hayan buenos hondureños con la idea de darnos oportunidades de ser mejores.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América