Geoeconomía IV: La Ruta de la Seda Digital

ZV
/ 18 de junio de 2021
/ 12:01 am
Síguenos
01234
Geoeconomía IV: La Ruta de la Seda Digital

Más

Por: José Roberto Valenzuela*

Hace 10 años escribí un artículo en este espacio donde detallo una estrategia china para desafiar la hegemonía comercial de occidente denominada La Ruta de la Seda, proyecto presentado por Xi xinping cuyo fin es llegar a 65 países, que representan actualmente a nivel mundial el 55% del PIB, 70% de la población y 75% de los recursos energéticos del planeta.

Diez años después de mi artículo, hay varios kilómetros ferroviarios, carreteras, puertos marítimos y secos en la zona índica, medio Oriente, Europa y bases militares chinas construidas en el sureste asiático y el cuerno de África.

China presentó en el 2015 el proyecto apéndice “La Ruta de la Seda Tecnológica” que cubre tres ejes: comunicación, basado en cables submarinos y fibras ópticas terrestres; estos transportan hasta el 98% del tráfico de datos y móviles controladas por 400 empresas dedicadas a este negocio mayoritariamente estadounidense. China controla el 11% pero se estima que para 2030 este valor crecerá en un 25%. El cable submarino chino PEACE abarca Pakistán, este de África (Egipto a Sudáfrica) y se conecta con Europa vía Francia; este proyecto insignia de 12 mil Km conecta 3 continentes y tiene la capacidad de transportar información de 90 mil horas de Netflix en un segundo, es realizado por la Empresa China Hengtong, fabricante de cables de fibra óptica y accionista de empresas de telecomunicaciones en África, Pakistán y Hong Kong, su tercer mayor accionista es Huawei. En junio 2020 China finalizó su segundo eje, su sistema de posicionamiento global Beidou, que rivaliza con Glosnow, Galileo y el gigante estadounidense GPS. Su tercer eje es la infraestructura que integra el 5G, considerado la estrella del tercer eje, sin excluir a la inteligencia Artificial, Robótica, Computación en nube, Blockchain, etc.

La sociedad china es muy avanzada en la esfera del comercio electrónico, pagos a través de telefonía y todo lo relacionado a la red 5G; Alibaba, Tencent, Huawei, ZTE ha contribuido a esto y por tanto son las empresas punta de lanza de la ruta de Seda Tecnológica, por tanto, el objetivo es convertir estas empresas TIC chinas en líderes mundiales -posición ocupada actualmente por Facebook, Google, Apple y Amazon- y así poder cumplir sus ejes estratégicos. Para lograrlo China debe reducir su dependencia de componentes y tecnología de occidente a un mínimo de 70% en este quinquenio, esta estrategia geoeconómica es conocida como “Made in China 2025” y “Estándares 2035”.

La Ruta de la Seda Tecnológica es un proyecto geopolítico que no se queda exclusivo a una zona del mundo. América Latina es de vital importancia para China, ellos están ya en la región y tienen conexión del Atlántico al Pacífico con el canal de Panamá, compañías tecnológicas en Costa Rica, una economía pujante en el Caribe como es República Dominicana, cuentan con recursos naturales de México, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, y una estación espacial en las Pampas Argentinas. Sin embargo las carreteras digitales latinoamericanas tienen solamente dos puntos “HuB” de conexión de Internet con el mundo, uno de los más importantes es Florida-Puerto Rico que conectan el Caribe y el este de Sur América; y el segundo Florida-Cancún, cruzando Guatemala y llegará a Valparaíso, Chile. Este cable submarino es financiado por América Móvil-Claro-Texuis, Facebook y Microsoft esta deficiencia latinoamericana a los ojos chinos se “corrigió” el pasado enero, cuando empresas y los gobiernos de Chile y Argentina junto a inversionistas chinos firmaron un acuerdo para la construcción de un cable submarino transpacífico, el cual se acoplará en la ciudad de Valparaíso y de ahí tendrá una colectividad de 34,500 Km de fibra óptica de la Argentina ARSAT, a través de estos dos países todo el Mercosur podrá conectarse con Asia sin utilizar los cables estadounidenses o europeos.

China estará cerca de su intención de convertirse en el centro de la conectividad del mundo y para eso Centroamérica, México y el Caribe deben ser alzados por China, será cosa de unos meses después del inicio de las obras en Chile para que toquen las puertas de Centroamérica, con El Salvador ya tiene un proyecto en su costa pacífica, solo resta averiguar cómo pasar al Caribe; no olvidemos que los chinos ya tuvieron en el 2012 un intento fallido de conseguir un aliado taiwanés bioceánico en el mal llamado Triángulo Norte. Los estadounidenses y los chinos se han bloqueado proyectos de fibra óptica antes, pero estos proyectos son posicionadores de países líderes regionales; la geopolítica es la estrategia de toda cancillería bien organizada y su visión no mira las olas en la playa sino que la marea en el horizonte.

*Diplomático Hondureño, Consulto y Catedrático Universitario, Master en Comercio Internacional, Master en Estudios Políticos Asiáticos y (c) Doctor Ciencias Políticas – geopolítica y estudios estratégicos-.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América