¡Destrucción avanza en el Río Plátano!

MA
/ 21 de junio de 2021
/ 05:10 am
Síguenos
01234
¡Destrucción avanza en el Río Plátano!
Los descombros forestales agravan la situación en la Reserva de la Biósfera de Río Plátano, una de las áreas con mayor biodiversidad en Centroamérica y uno de los pulmones del planeta.

Más

La biodiversidad en la Reserva de la Biósfera de Río Plátano, patrimonio de la humanidad enclavado en La Mosquitia, entre los departamentos de Gracias a Dios, Olancho y Colón, enfrenta una enorme presión por los descombros forestales y el exterminio de animales ante la falta de interés y logística para la protección de los recursos naturales.

Según los informes del Instituto de Conservación Forestal (ICF), entre las principales amenazas que degradan la riqueza ecosistémica de la región, destacan la ganadería extensiva, cacería furtiva, la tala ilegal, incendios forestales, la apropiación ilícita de tierras y la apertura de nuevas carreteras.

Durante los últimos años, entre las áreas con mayor afectación por incendios forestales sobresale el departamento de Gracias a Dios, donde también es una constante la cacería de animales para comercializar sus pieles y carne y la apertura de nuevas carreteras basados en la destrucción total de los milenarios bosques hondureños de hoja ancha y coníferas.

CACERÍA FURTIVA

Se acelera el exterminio de la fauna con el comercio de pieles y carne de animales en peligro de extinción, como los jaguares.

El coordinador del componente de Áreas Protegidas y Vida Silvestre y biólogo del Instituto de Conservación Forestal (ICF), Marcio Martínez, alertó que “las amenazas a la biodiversidad de Río Plátano son una constante, lamentablemente casi a diario mueren animales a manos de personas en Río Plátano por múltiples razones”.

“La cacería para la comercialización de la carne está prohibida en las tres macrozonas que cuenta la reserva, tiene mermadas las poblaciones de especies importantes como ser la jagüilla, los dantos, no es una cacería común y corriente para comer, es cuando van grupos y no solo matan uno, sino que diez, 20 y hasta 15 de estos animales para venderlos”, detalló.

“En Río Plátano entre 35 a 40 lempiras está la venta de jagüillas, es el mamífero hoy por hoy más amenazado en Mesoamérica”, indicó Martínez.

DEFORESTACIÓN

Las actividades ilícitas en contra de la flora y fauna en la reserva más valiosa de Honduras, son comunes en los últimos años.

En cuanto a la deforestación, en promedio, en el Río Plátano se pierden entre 1,600 y 1,700 hectáreas de bosque por año, donde también devastan los hábitats de miles de animales en peligro de extinción.

Martínez, señaló que “la deforestación la están causando personas mestizas que han entrado al territorio sin ninguna autorización, valiéndose de las armas y de la fuerza se apropian que ahora son indígenas, bajo los consejos territoriales y también la apertura de caminos y carreteras, por ejemplo, la que hacen para unir Olancho y Gracias a Dios”.

“Lleva consigo la deforestación, cacería, degradación de los suelos, contaminación de las fuentes de agua y la pérdida de diversidad biológica, donde antes eran muchos los animales que se solían observar, como las guaras rojas, ahora en un recorrido normal, no se suelen ver tantas de esas especies”, lamentó.

“Todos estos informes de matanza de animales no es más que por la falta de presencia institucional en la zona, ya que Río Plátano es tan grande que pocos técnicos del ICF nos damos abasto, pero son 832,000 hectáreas”.

La presión sobre las áreas naturales se registra en diferentes flancos, como por Sico y Paulaya, Dulce Nombre de Culmí, Las Marías Pech y Wampusirpi. (KSA)

La pérdida de cobertura forestal abarca extensas regiones desde la cima de los cerros en algunos sectores.
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América