Tormenta sobre el Bitcoin/SV

ZV
/ 25 de junio de 2021
/ 12:04 am
Síguenos
01234
Tormenta sobre el Bitcoin/SV
Infraestructura resiliente ante desastres

Más

Por: Álvaro Sarmiento
Especialista Internacional en Comercio y Aduanas

El artículo de la semana pasada en LA TRIBUNA, sobre potenciales efectos del decreto legislativo en la Asamblea Legislativa de El Salvador que crea, al menos en papel la obligatoriedad para utilizar el bitcoin como moneda de curso legal, es decir obligatoriedad para recibirla en cualquier transacción comercial (internamente), no para el comercio internacional, ha provocado un interés muy significativo entre los lectores.

La reciente iniciativa del joven presidente Bukele ha generado, casi de manera inmediata una oposición casi uniforme de prácticamente todo economista que tiene algo de experiencia y conocimiento en la política económica, incluso se ataca “sin pelos en la lengua” el grave peligro que puede significar para el país y yo incluiría la región. Posiblemente dentro de El Salvador, este consenso, digamos negativo, puede alimentarse de los anticuerpos que ha provocado Bukele, con su personalidad, decisiones y la aplicación de un poder casi absoluto. Lo cual es comprensible y legítimo en las arenas de la democracia, pero no es útil para analizar una decisión de política económica, donde el argumento ad-hominen, no sirve en absoluto, ya que da igual si la decisión equivocada es tomada por un fulano antipático o una dulce abuelita que le cae bien a todos.

Un criterio objetivo que podría servir para analizar el asunto es partir de la premisa que el bitcoin vendría a matar a la dolarización, lo cual no es necesariamente una realidad, dependería de la reglamentación de la citada ley. Si el efecto deseado o no es “arrinconar” al dólar, fuera de la supuesta violación de la Constitución sobre el tema de libre contratación, todos los efectos positivos que ha tenido, especialmente la contención de la inflación (alrededor del 2%) en los últimos 20 años, o crecimiento continuo y estable en exportaciones y PIB per cápita, tal como enuncia en reciente artículo del Wall Street Journal, el economista monetario Steve Hanke y el economista salvadoreño, Manuel Hinds, se podrían perder. Entonces viene la pregunta, si la dolarización ha funcionado y sigue cumpliendo su objetivo, ¿para qué cambiar? Como decía el entrenador, “si mi equipo está jugando bien, ¿para qué cambiarlo?”.

El otro tema, enunciado por Luis Membreño, un analista económico salvadoreño, en reciente entrevista televisiva, al adoptar el bitcoin como moneda de curso legal, El Salvador dejaría de recibir US$ 7,000 millones anuales “si no entran remesas en dólares, no vamos a tener para pagar las importaciones y eso nos lleva a tener problemas cambiarios y la sostenibilidad de la dolarización”. La lógica es que las remesas se harían en bitcoins, y que la única fuente de dólares serían las exportaciones de bienes y servicios.

Membreño, al igual que otros expertos en el tema, incluso institucionales, como el mismo FMI ha expresado lo evidente, que la naturaleza propia de la criptomoneda únicamente aumentarán el riesgo país, por lo que conseguir financiamiento será mucho más complicado y caro. Recientemente el presidente del BID, en un foro sobre promoción de comercio e inversión, comentó, que si está buscando facilitar el comercio de una manera transparente y segura, la adopción de la criptomoneda no cumple con ese fin”, según reporte de la VOA.

Si el objetivo final de Bukele es facilitar y bajar los costos de las remesas familiares, seguramente podría contar con todo el apoyo del FMI, BM, BID, a través de sus expertos y apoyo técnico para lograr ese fin, algo donde podríamos salir ganando las economías que dependemos tanto de las remesas.

sarmientomalvaro@gmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América