David Campbell lideraba tráfico de drogas con destino a EE. UU.

ZV
/ 28 de junio de 2021
/ 05:10 am
Síguenos
01234
David Campbell lideraba tráfico de drogas con destino a EE. UU.
David Elías Campbell Licona, alias “Viejo”, “Viejo Dan” o “Don David”, se encuentra recluido en Nicaragua.

Más

El cabecilla David Elías Campbell Licona, alias “Viejo”, “Viejo Dan” o “Don David”, era brazo financiero a la Mara Salvatrucha (MS-13) y comandaba el narcotráfico, trasciende en investigaciones del Ministerio Público (MP) a más de una semana de haber sido arrestado en Nicaragua con más de 407 mil dólares.

Campbell Licona es calificado como un empresario que se movía con bajo perfil, pero era máximo líder de la MS-13 a nivel nacional y regional, a cargo de la administración del dinero que deja el tráfico de droga que produce esta estructura, utilizando como puente a Honduras y otros países en el destino final hacia Estados Unidos.

“Ellos (la MS-13) están produciendo su propia droga y cuando no tienen la traen de Colombia”, informaron agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), a cargo de este caso.

Durante más de cinco años que se mantuvo prófugo, el encausado continuó ingresando al país por puntos ciegos y fuertemente custodiado por miembros de su estructura. Desde el año pasado realizó más movimientos a lo interno del país, liderando el corredor noroccidente.

Desde el 22 de febrero del 2016, los agentes de la ATIC le seguían la pista a Campbell Licona, luego de que a petición de la Fiscalía Contra el Crimen Organizado le solicitara a un juez con jurisdicción nacional la orden de captura respectiva del sujeto en mención, por suponerlo responsable del delito de lavado de activos.

“Viejo Dan” fue detenido el sábado 19 de junio junto con José Arturo Rivera Carranza y cuatro personas más en Nicaragua, con más de 407,000 dólares supuestamente relacionados con el narcotráfico.

La detención fue confirmada hasta el lunes por la policía nicaragüense, tras acciones contra el crimen organizado en las ciudades de Managua y Masaya.

“Investigadores policiales realizaron registros en seis viviendas utilizadas por los delincuentes, encontrando 16 paquetes de forma rectangular envueltos con cinta adhesiva, color negro, conteniendo dinero en moneda extranjera. Asimismo, se ocuparon seis automóviles, dos camionetas, dos motocicletas y un arma de fuego”, detalló el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, Victoriano Ruiz.

Si los juzgados y tribunales de Nicaragua desisten al proceso formal, el encausado sería entregado a la Interpol en Honduras ya que tiene una alerta roja internacional activa en su contra.

Exagentes y oficiales bajo su mando entre cadena de sobornos
Las investigaciones del Ministerio Público (MP) también señalan que el jefe de seguridad de David Elías Campbell Licona era un ex subcomisionado de la Policía Nacional, quien supuestamente usaba patrullas para darle protección. Con ese sistema de inteligencia evadió la justicia.

Antes de huir a Nicaragua, el sospechoso residía en Las Mesetas de San Pedro Sula, con su familia, donde construía una mansión de lujo en residencial San Antonio, que ahora se encuentran contabilizados dentro de 1,559 bienes propiedad de la MS-13. Un hijo quien guarda prisión en una cárcel del país, tiene su nombre.

Siman 43 residencias, aseguradas a esa organización ilícita, además de 17 empresas mercantiles, 61 terrenos y 1,434 vehículos, con el desarrollo del operativo Avalancha I.

Tiene una orden de captura en su contra en Honduras por lavado de activos, pero la acusación se podría ampliar con el delito de asociación para delinquir.

Pese a que se movía en forma inadvertida, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) colocó a David Elías Campbell Licona como el mayor líder de la estructura, por los millones que administró para su estructura.

Lo califican también como una persona de alta peligrosidad debido a los fuertes lazos que creó con más de 60 efectivos de la Policía Nacional entre comisionados, subcomisionados y agentes.

Bajo su mando se habrían consumado fuertes sobornos para que lo mantuvieran informado sobre cualquier movimiento que pudiera impedir sus operaciones ilegales, así como acciones de arresto en su contra.

La mayoría de estos uniformados se encuentran fuera de la institución, pero no descartan que continúen manteniendo sus enlaces con miembros activos, así como con fiscales que en su momento fueron investigados por tener fuertes nexos con la MS-13. (XM)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América