Bicentenario de la independencia de Centroamérica

ZV
/ 17 de julio de 2021
/ 12:07 am
Síguenos
01234
Bicentenario de la independencia de Centroamérica
El primer movimiento independentista. Conocido como el primer grito de independencia de Centroamérica en 1811 en San Salvador. Fue una sublevación en contra de las autoridades de la Capitanía General de Guatemala.

Más

Centroamérica en este año 2021 cumple 200 años de independencia, luego de la transición histórica en 1821. Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica deciden la emancipación de España.

En aquel entonces los españoles se saciaron de la máxima riqueza que tenían estas tierras.

Una reunión entre las mismas autoridades coloniales y una junta de notables terminó el 15 de septiembre de 1821 con el dominio español en la antigua Capitanía General de Guatemala.

200 años han pasado… ¿somos libres, soberanos e independientes?

¡HOLA, HOLA! Mis amigos, fieles lectores aquí en Honduras y allende fronteras. Otro aporte más de la historia de estas naciones.

Centroamérica en este año 2021 cumple 200 años de independencia, luego de la transición histórica en 1821. Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica se independizan del entonces Reino de España. Durante todo este año se están realizando conmemoraciones.

Honduras no es la excepción y se forma una Comisión del Bicentenario recayendo la coordinación general en el notable escritor e historiador Juan Ramón Martínez, desarrollando una agenda anual que recuerda aquella gesta histórica.

Cabe preguntarnos: ¿dónde está la historia de Centroamérica? ¿La conocen las viejas y estas nuevas generaciones? Habría que dar trazos de esta independencia no solo desde el punto de vista histórico sino sociológico, antropológico y/o social.

200 años han pasado… ¿somos libres, soberanos e independientes?

¿CÓMO FUE?

A diferencia de otros países americanos, exceptuando a Panamá, la independencia de Centroamérica fue un proceso relativamente pacífico. Este movimiento tomó como ejemplo la independencia de los Estados Unidos y la revolución francesa que terminó con desigualdades y privilegios.

Fue influenciado por las ideas del reformismo ilustrado español y de la ilustración racionalista europea. El primer movimiento independentista en Centroamérica se dio el 5 de noviembre de 1811.

Una conspiración encabezada por los curas José Matías Delgado y Nicolás Aguilar intentó apoderarse de unas armas que existían en la casamata de San Salvador. A este le siguieron revueltas en Nicaragua, la conjuración de Belén y otros movimientos de 1814 a 1821.

Una reunión entre las mismas autoridades coloniales y una junta de notables compuesta por líderes religiosos y criollos ilustrados, terminó el 15 de septiembre de 1821 con el dominio español en la antigua Capitanía General de Guatemala. Comprendía el actual territorio del estado de Chiapas y las repúblicas de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.

Inmediatamente después de aquel septiembre victorioso de 1821 que los centroamericanos decidieron liberarse del yugo colonial español en decadencia, no terminaba de secarse la tinta de las firmas en el Acta de la Independencia cuando surgieron las marcadas diferencias.

“La clase política” de la época, liberales y conservadores para sintetizar, condujeron a estos últimos a incorporar a la anexión de Centroamérica el imperio mexicano de Iturbide.

PROVINCIAS UNIDAS DE C.A.

En México, el proceso de revolución independentista se había iniciado en 1810 con el levantamiento del cura Miguel Hidalgo. Se rebeló contra España y proclamó la independencia del país al amparo de los postulados del llamado Plan de Iguala. Agustín Iturbide abdica el 19 de marzo de 1823.

En junio de 1823, se reunió en Guatemala la Asamblea Nacional Constituyente convocada para proceder a la reorganización política del istmo y se asumió el nombre de “Provincias Unidas de Centroamérica”.

Eran constituidas en una república federal libre e independiente de España, de México y de cualquier otra potencia, dejando a cada Estado libre en su administración interior y su gobierno.

En Centroamérica el sistema federal no tuvo plena vigencia. Los intereses locales y el espíritu caudillista de sus dirigentes políticos socavaron desde un principio sus bases hasta terminar completamente con él en 1838.

El más insigne integracionista de la época derivado de este esfuerzo, el General Francisco Morazán, pese a su claridad política y haber sido exitoso militarmente, cayó fusilado en San José, Costa Rica, paradójicamente un 15 de septiembre de 1842.

HONDURAS

Lo que devino después de 1821, año de la independencia, fue un lapso de anarquía, crisis económica y política entre 1823 a 1857.

En Honduras, un 12 de septiembre de 1860, en Puerto Trujillo es fusilado el filibustero William Walker (36). Había nacido en Nashville, Estados Unidos, el 8 de mayo de 1824, un año después de que se promulgara la Doctrina Monroe.

Walker había incursionado en Centroamérica, contratado por los liberales de Nicaragua para que, con su falange, les ayudase a vencer a los conservadores.

El filibustero que venía de querer hacerse con el territorio de Sonora en México, observó la inestabilidad política interna y terminó autonombrándose presidente de Nicaragua.

Sus huestes fueron derrotadas estratégicamente hace 164 años en la Batalla de San Jacinto el 14 de septiembre.

A mediados de los años 80 en el contexto de la conflictividad generada por la “situación revolucionaria que vivió la región”, la paz en Centroamérica se logró cuando a instancias del expresidente Vinicio Cerezo Arévalo, logró reunir en Esquipulas, Guatemala, a los presidentes: Napoleón Duarte de El Salvador, José Simón Azcona Hoyos de Honduras, José Daniel Ortega Saavedra de Nicaragua y Óscar Arias Sánchez de Costa Rica.

ACUERDOS DE PAZ

Se firmaron los Acuerdos de Paz de Esquipulas después de sesionar un 24 y 25 de mayo de 1986. A solo uno de los presidentes participantes se le otorgó el Premio Nobel de la Paz. A Óscar Arias.

Ello creó una controversia. Auscultados algunos historiadores nacionales refieren que los cinco unidos merecían ese galardón. Coincidiendo con el tema de la unión.

¿En qué benefició la independencia de América Central? Una vez lograda, los próceres se vieron enfrentados al combate de escoger un sistema nuevo de gobierno. De tal manera que les daba un estatus de libertad.

Ocurrió el 22 de noviembre de 1824 que se propagó la Constitución Política de la República Federal de Centroamérica. Se determinó la división de poderes del Estado y admitió el derecho de los habitantes para escoger a sus autoridades.

Las clases políticas de la región centroamericana aprendiendo de nuestra común historia, deberían convocarse a una profunda reflexión, hacer un gran esfuerzo para que sus iniciativas graviten en función de los intereses nacionales y desterrar el factor que caracteriza a un sector de esta clase, que se manifiesta siempre dispuesta a someterse políticamente al dictado de un poder extra regional.

Y por hoy hasta aquí. Hemos dejado otra HUELLA histórica en el devenir del tiempo. En el año del Bicentenario como un aporte más en esta modesta labor que algo servirá para las nuevas generaciones…

QUE DIOS NOS CUIDE A TODOS

(Comentarios y más en cartute@yahoo.es y en mi muro en FB. Carlos Arturo Matute)

AL HABLA CON JUAN RAMÓN MARTÍNEZ
Con el coordinador general de la Comisión del Bicentenario, Juan Ramón Martínez, connotado historiador, analista y escritor, bajo un ambiente de distinguidas personas que la integran y manejan bien la historia, nos reunimos en la oficina de esta comisión. Estaban también Albanny Flores, Jubal Valerio, Ismael Zepeda.

No quisimos el formalismo de una entrevista. Todo fluyó en amena plática con algunos chascarrillos llevando como estandarte el ingrediente histórico. Entre otras aristas, salieron a relucir algunos aspectos puntuales.

“El objetivo es fortalecer la identidad nacional -nos dijo don Juan Ramón- existe mucha división, hay que propiciar la unidad, aquí es el yo soy ante la negación del otro”.

¿Cree JRM en la unión centroamericana? No -respondió- los presidentes de Centroamérica no creen en la unión. Los que han construido el país son José Cecilio del Valle, José Trinidad Cabañas, Ramón Rosa, Ramón Villeda Morales…

“Este año, al contrario de lo que sucedió en 1821 donde la celebración fue del gobierno, en estos 200 años es de todos, de todo el pueblo hondureño”, complementó entre otros aspectos relacionados.

Nos entregó un manual de actividades en que se fijan fechas de eventos que se han estado realizando y que culminarán hasta el 31 de diciembre de este año. Y no como comúnmente se cree, que todo cesaría este 15 de septiembre.

Creemos que esta comisión y los honorables ciudadanos que la integran, fortalece el civismo, fomenta el patriotismo, la identidad nacional tan perdida a causa de los antivalores éticos, morales y espirituales.

Estaremos brindando nuestro modesto aporte. Porque esto va en consonancia con nuestra quijotesca labor desde hace muchos años. No de ahora. Sin ningún apoyo (patrocinio) de las autoridades del Distrito Central, ni del gobierno ni de la empresa privada.

Aun así, continuamos dando contribuciones como un ciudadano más. Que hace ratos ve dar vuelta al quiosco del juego ilusorio de niños, esperando ver pasar algún día una nación unida, con identidad y con altos valores patrióticos. Que los llamados líderes sean servidores del bien común y no solo de sus intereses personales.

¿Utopía?
Continuaremos… si Dios quiere.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América