Elecciones pase lo que pase

MA
/ 20 de julio de 2021
/ 12:55 am
Síguenos
01234
Elecciones pase lo que pase
Una piedra en el zapato

Más

Armando Cerrato
Licenciado en Periodismo

Para la consejera delegada por el Partido Liberal al Consejo Nacional Electoral (CNE), Ana Paola Hall García actual presidenta de ese organismo, todas las decisiones que trascienden al publico son tomadas en forma colegiada con sus otros compañeros de los partidos Libertad y Refundación (Libre) Rixi Moncada y Kelvin Aguirre del Partido Nacional.

Es por ello que en primera instancia en su etapa organizativa interna se decidió que la presidencia de ese organismo electoral sería rotativa y en el sorteo realizado ganó la presidencia Rixi Moncada, correspondiendo el segundo período a Ana Paola Hall y el tercero a Kelvin Aguirre que será una verdadera prueba de fuego pues durante su mandato se realizarán las elecciones generales para elegir un presidente de la República, tres designados presidenciales, 128 diputados e igual número de suplentes al Congreso Nacional, 20 diputados propietarios e igual número de suplentes al Parlamento Centroamericano y 298 corporaciones municipales.

La elección se hace en el marco de una nueva Ley Electoral que sin embargo solo contempla como novedad el uso de cierta tecnología digital para la transmisión de resultados e identificación dactilar de los votantes en 23,880 mesas electorales diseminadas en igual número de comunidades de los 18 departamentos que conforman la división política territorial de Honduras.

Los tres partidos representados en el CNE se abrogan el manejo oficial de las mesas y ceden dos suplencias a los partidos emergentes y permitirán la presencia de observadores internacionales y nacionales de organismos distintos a los partidos en liza, que también podrán acreditar vigilantes especialmente en el recuento.

El proceso en marcha es sumamente complejo pues en la palestra hay 14 partidos legalmente inscritos y tres candidaturas independientes a la Presidencia de la República por lo que las papeletas parecerán una verdadera sábana, llena de mini fotografías, para el caso la elección de diputados para el departamento más poblado, Francisco Morazán donde funciona la capital de la República Tegucigalpa, se elegirán 23 diputados propietarios y 23 suplentes por 14 partidos, lo que da un total de 644 fotografías y casillas en blanco para la marca.

El conflicto actual no estriba en el aspecto organizativo diseñado ni en la complejidad del mismo sino en el factor económico pues el Consejo Electoral estima un gasto de 1,500 millones de lempiras y en la actualidad solo cuenta con la disponibilidad de 800 millones por lo que ha solicitado al Congreso Nacional una ampliación presupuestaria de 750 millones de lempiras y la emisión de un decreto que le permita hacer compras y contrataciones directas de tabletas digitales e identificadores de huellas digitales para cada una de las mesas electorales, el pago y capacitación del personal, combustible para el transporte de los materiales y otros gastos especialmente en lugares donde no hay energía eléctrica ni conectividad a Internet que será básica para la transmisión inmediata de resultados a un servidor del CNE y a servidores de los partidos políticos y medios de comunicación que los tengan.

En el Congreso Nacional los diputados llamaron a los comisionados para que dieran explicaciones sobre el funcionamiento del departamento creado por el CNE para la transmisión de resultados electorales preliminares a máximo dos horas después del cierre del proceso a las 4 de la tarde, a excepción de los lugares donde se prorrogue por “X” o “Y” motivos y la presentación que se les hizo fue calificada como de baja calidad y no satisfactoria ni convincente por lo que aún no se aprueba la asignación presupuestaria.

Ante esta situación Ana Paola Hall acusó a los diputados especialmente a los del Partido Nacional que tienen mayoría (61) de tener secuestrado el proceso electoral por su reticencia a aprobar el ajuste presupuestario y proponer una alteración al cronograma electoral diseñado y que el CNE se ha propuesto cumplir a toda costa aunque para ello haya que prescindir de la tecnología y se tenga que hacer manualmente todo porque la ley les da hasta 30 días para el recuento de votos y subsanación de irregularidades en las actas para hacer la declaratoria de ganadores y perdedores.

El proceso electoral hondureño se hace en medio de una pandemia de SAR-CoV-2 coronavirus que produce la letal enfermedad COVID-19, otra de dengue y los efectos destructivos de dos tormentas tropicales seguidas (Eta e Iota) que destruyeron infraestructura, cultivos e inundaron extensas zonas del territorio nacional, con la destrucción de miles de viviendas, daños a la infraestructura vial y un retroceso de 25 años a la economía nacional.

Según los diputados del Partido Nacional no se puede dar al CNE un cheque en blanco porque se pretende pagar hasta 500 dólares por tableta cuando en el mercado internacional las hay hasta por 200 dólares.

También se ha criticado la contratación de Dennis Cascante como asesor tecnológico del CNE y que según el diario La Nación de Costa Rica recibió coimas por 13 millones de dólares de una empresa que se encargó de proveer equipo tecnológico para el proceso electoral en aquel país, aparte de ese presupuesto solicitado el CNE pagará 50 lempiras por voto obtenido a cada partido en concepto de deuda política.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América