Sequía tiene en alerta a Danlí

ZV
/ 28 de julio de 2021
/ 09:43 pm
Síguenos
01234
Sequía tiene en alerta a Danlí
Maizales marchitos por falta de agua en el altiplano de Danlí.

Más

DANLÍ, El Paraíso. Cultivos del altiplano en los sectores comprendidos a las áreas tradicionales de producción, Arauli, Linaca, Quisgualagua, El Pecadero y valle de Jamastrán, están parcialmente perdidos, según lo constató la corresponsalía de este rotativo, salvo algunos pequeños proyectos de riego.

La situación es dramática para los agricultores y ganaderos, la sequía es total y pese a las pocas lluvias, estas han sido raquíticas, solo humedecen la tierra y al mismo tiempo aumenta el calor provocando que los cultivos de maíz se marchiten con mayor rapidez a tal grado que parecen cebollales, igual situación se observa en los pastizales, resequedad total y las voces de alarma entre los ganaderos comienzan a escucharse.

Aquí ya no se habla de un corredor seco, sino de una zona completa afectada por la sequía, un fenómeno poco visto desde hace varias décadas con repercusiones funestas para la economía y una posible hambruna, porque la gran mayoría de agricultores tradicionalmente han vivido de una agricultura de sobrevivencia, los llamados grandes productores están resintiendo el problema porque sus cultivos están parcialmente perdidos y, en el supuesto caso que llueva los próximos días, algo que no es posible porque ya entramos en la canícula que de acuerdo a los pronósticos es prolongada, las pérdidas en el agro serán totales de acuerdo al panorama observado en las principales áreas de producción.

Los cultivos de riego por el momento son la única esperanza, pero estos no cubren la demanda alimenticia, además, los que invierten en estos proyectos venden la mayor parte de la producción en elote porque es más rentable, sin embargo, las principales fuentes de agua para estos proyectos están limitados, los ríos Hato, Almendros, San Francisco, Quebrada El Águila y Guayambre han disminuido los caudales. Otros que están en riesgo, son los productores de tomate, se están quedando sin agua.

Julio Sevilla, uno de los pequeños ganaderos de este municipio, afirmó que las aguas subterráneas se han profundizado, dijo haber perforado cinco pozos y en ninguno encontró agua, eso quiere decir que el cambio climático nos está pasando factura, además, habrá que señalar que la depredación del bosque es sistemática en la zona.

El municipio se está quedando sin agua. Las precipitaciones de hace algunos años provenían de tres o cuatro zonas boscosas, Villa Santa, Cuyamapa, Guambuco y el cerro Azul en la zona de El Maguelar, estas ya no existen, terminaron con los pocos bosques.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América