Con ocasión del Bicentenario de Honduras

MA
/ 15 de septiembre de 2021
/ 12:33 am
Síguenos
01234
Con ocasión del Bicentenario de Honduras

Más

Enrique Barriga Larrain
Embajador de Chile

Con gran satisfacción me sumo a este saludo con ocasión del Bicentenario de Honduras que se celebra este 15 de septiembre. En estos 155 años de relaciones diplomáticas entre ambas naciones, los intercambios entre Chile y Honduras en la educación y la cultura han sido tan antiguos como significativos. Tal es así, que, ya en 1897, se abrió en Tegucigalpa un concurso para 4 becas de estudios pedagógicos que Chile ofreció a este país.

El primer aporte en el área pedagógica por parte de Chile en esos años, fue la contratación para la dirección de la Escuela Normal de Señoritas, de la compatriota María Orfilia Lagunas Varas y del pedagogo Manuel Soto, en la Dirección General de Enseñanza Primaria. Este último, promovió una verdadera evolución en la enseñanza del idioma patrio, matemáticas, ciencias naturales, caligrafía, dibujos, etc. Numerosos otros profesores llegarían con posterioridad.

En el terreno de la defensa, destaca la figura del coronel chileno de artillería, Luis Segundo Oyarzún, quien fungió como primer director de la Academia Militar de Honduras, entre los años 1906 y 1912. Este, es considerado el gran formador del Ejército hondureño. Esta señera figura, se casó con la dama hondureña Sofía Vega, falleciendo en este país. Sus restos descansan en el Cementerio General de Comayagüela en el Distrito Central.
Ahora bien, en estos largos años, la relación se ha profundizado a través de reuniones y creación de nuevos espacios para fomentar la cooperación en comercio, ciencia y tecnología, defensa, justicia, seguridad y policial.

Con un tejido legal de más de 17 convenios, memorándum de entendimientos y otros instrumentos, tanto a nivel de gobierno, como entre ministerios e instituciones diversas, entre los que destacan: el ámbito de la mujer, en temas culturales, en materia de estudios, en temas de medio ambiente, en minería, cooperación científica, cooperación científica y técnica y de promoción y protección recíproca de inversiones, todo lo cual evidencia una relación tan rica como amplia, en constante dinamismo y crecimiento.

La relación al día de hoy se articula en tres grandes instrumentos:

•El Memorándum de Entendimiento que creó la Comisión Bilateral de Colaboración Mutua de 2008. Esto es el Mecanismo de Consultas Políticas; el Tratado de Libre Comercio Chile-Centroamérica y su protocolo bilateral con Honduras de 2008; y el Convenio Básico de Cooperación Científico Técnica de 1981.

En el plano comercial, tenemos como urgente tarea, dinamizar el intercambio de bienes, servicios e inversiones. Es fundamental profundizar la difusión de la oferta recíproca entre ambos países, derivado del desconocimiento de las realidades y las potencialidades de ambos mercados. Por igual, aumentar la participación en ferias y en misiones comerciales recíprocas. Finalmente, junto a la modernización del Tratado de Libre Comercio entre Chile y Centroamérica y su protocolo con Honduras, cabe potenciar las cadenas de valores globales y los encadenamientos productivos.

La presente pandemia ha demostrado que la interdependencia en el concierto global es una realidad, como, asimismo, las amenazas a la seguridad que esta conlleva. Desde el inicio de la pandemia, Chile -apoyado por los estados de Centroamérica, incluyendo Honduras- propusimos iniciativas de alcance mundial para resistir los nocivos efectos de las pandemias.

Chile y Honduras han recibido también los embates de la naturaleza. El año pasado nos solidarizamos con el terrible paso de las tormentas Eta e Iota que afectaron a Honduras y otros países de la región. Es por eso que los gobiernos, junto al SICA, han reiterado la necesidad de iniciativas de carácter global para aminorar las amenazas y responder adecuadamente, de manera conjunta y aprovechando las herramientas que nos entrega el multilateralismo.

En mi permanente recorrido por este bello país, he apreciado a un pueblo resiliente, amistoso, de gente buena y bondadosa que profesa un indesmentible cariño por el país que represento y ello sin duda, facilita enormemente mi labor como embajador de Chile en Honduras. Tal como ha sido hasta este momento, tengo la certeza que entre ambas naciones seguiremos desarrollando un fructífero lazo de amistad que contribuya al bienestar de nuestros pueblos.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América