Presupuesto General de la República es coherente y responsable afirma el Gabinete Económico

OM
/ 20 de septiembre de 2021
/ 01:11 pm
Síguenos
01234
Presupuesto General de la República es coherente y responsable afirma el Gabinete Económico

Más

Miembros del Gabinete Económico estatal, afirmaron este lunes que el proyecto de Presupuesto General de la República para el ejercicio fiscal 2022 es coherente y responsable y no está dejando a la próxima administración ningún aumento de impuestos, ni ningún “paquetazo”.

En ese sentido, el ministro de Finanzas, Luis Mata, recordó que el país viene de sufrir de dos tormentas tropicales, Eta e Iota, lo que junto a la pandemia de la Covid-19 afectó los ingresos fiscales en más de 25 mil millones de lempiras en 2020 y cerró el año con un crecimiento económico negativo de menos nueve por ciento del PIB.

Crecimiento positivo

Sin embargo, gracias al comportamiento y la entrega de la empresa privada, la inversión en el primer semestre de 2021 ha reflejado una mejoría sustancial en la economía, y en este último semestre entran en ejecución los proyectos de inversión pública del Gobierno, con lo que se espera que se cierre el año con un crecimiento económico positivo de 4.7 por ciento del PIB, dijo Mata.

El funcionario apuntó que el proyecto de Presupuesto General de la República para 2022, se ha socializado en las dos últimas semanas con la sociedad civil, expresidentes del Banco Central, exministros de Finanzas, expertos en economía, Cámaras de Comercio, la Asociación Nacional de Industriales y el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), entre otros sectores.
Recalcó que el proyecto de Presupuesto 2022 es para dar certidumbre y para tener nuevas expectativas tanto para el micro, pequeño y mediano productor e inclusive al gran inversionista.

Apuntó que el Presupuesto pasa de 288 mil millones de lempiras que se asignaron para este año, a 308 mil millones de lempiras para el próximo año, lo que representa 20 mil millones de lempiras más.

Y en cuanto al financiamiento, el 80 por ciento proviene de los tributos generados por el SAR y Aduanas, luego de títulos valores, créditos locales con las mejores tasas de interés que oscilan entre el cinco y seis por ciento y a mayores plazos que en promedio es de nueve a 10 años y después por el apoyo externo de parte de los organismos multilaterales que es el siete por ciento, donaciones el 0.5 por ciento y alivio de deuda uno por ciento.

Distribución del Presupuesto

Reiteró que el proyecto de Presupuesto para el próximo año se distribuye en 179 mil millones de lempiras para la Administración Central y 128 mil millones de lempiras para la Administración Descentralizada.

Asimismo, para el manejo de los centros de triaje y la compra de vacunas tiene asignado un presupuesto de mil 900 millones de lempiras dentro del Presupuesto para 2022, debido a que se va a inocular a niños de 12 años en adelante y si es posible la tercera vacuna de reforzamiento que en el caso de Pfizer se conoce como booster, refirió Mata.

En el sector de infraestructura, el sector agroalimentario y vivienda, el gobierno está dando un apoyo que ha favorecido la construcción de proyectos habitacionales que al mismo tiempo genera empleo.

Presupuesto no es más de lo mismo

El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, explicó que el 49 por ciento del PIB es el proyecto de Presupuesto, en 2014 llegó a ser de un 45 por ciento y si bien, es más, hay que considerar que son políticas públicas contra cíclicas y si hay una recesión en la economía producto de una pandemia, lo peor que puede hacer un gobierno es ponerse también en modo recesión, porque si el sector privado que crea el 80 por ciento de los empleos ya está en modo recesión y el Gobierno también entra en modo recesión, el problema se vuelve todavía mayor.

En ese sentido, se debe buscar una solución que tenga menos impacto negativo, ya que se está en una emergencia y “quisiésemos que todo fuera igual, teníamos menos endeudamiento y más ingresos tributarios, pero eso no existe y no nos vamos a poner a llorar”.

Acotó que Honduras tuvo una caída del PIB del nueve por ciento, la más alta de la región y el mundo, por lo que se tenía que hacer algo diferente y afirmar que el proyecto de Presupuesto General es más de lo mismo, no es correcto, ya que no se contaba con financiamiento de vivienda clase medio a 8.7 por ciento, financiamiento para vivienda social a cinco por ciento, y eso sale de un Tesoro subsidiando tasas de interés o de un Presupuesto donde está en el banco de desarrollo y se le permiten esas partidas presupuestarias.

“No es más de lo mismo, cuánto se ha comprado en medicinas, el año pasado no llegaron las medicinas que llegaron este año y no se compraron; en infraestructura, no es más de lo mismo porque hay que reconstruir lo que se perdió por las tormentas”, refirió Cerrato.

Añadió que se habla de la deuda, pero hay que hablar con números, hay más confianza en los números que respaldan la macroeconomía por lo que preguntó ¿hace mal su cálculo el BID, cuando dice voy a prestarle al Gobierno de Honduras?, ¿hace mal su cálculo el Banco Mundial y el BCIE?, ¿hace mal su cálculo el FMI?, ¿hacen mal su trabajo Standard & Poor´s y Moody´s? que se meten a revisar y dicen, hay sostenibilidad de deuda, no.

Apuntó que, en las gestiones anteriores, no había Standard & Poor´s, no había Moody´s, pues Honduras empieza a calificar macroeconómicamente en 2013 y no había acuerdo con el FMI.

“Nosotros queremos andar en materia de política fiscal con un Presupuesto, desde ahí todo cambió, desde que un Gobierno se somete a un Presupuesto, lo único es que el presidente de la República no lo puede vetar una vez que lo aprueba el Congreso Nacional y entonces se somete a un marco legal que es el Presupuesto de la República, no me puedo imaginar un gasto fuera del Presupuesto”, recalcó.

Ley de Responsabilidad Fiscal

Destacó que la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) representa un antes y un después en materia de política fiscal en Honduras, y pidió a los medios de comunicación ser veedores de que esa ley se cumpla, “porque a todos nos va a ir bien ahí, no importa el partido que gobierne”.

La LRF establece que el déficit fiscal, es decir, la diferencia entre ingresos y egresos, no puede ser más de uno por ciento del PIB, la demostración que se está haciendo en materia fiscal con un déficit menor al año anterior, no ha terminado la pandemia, todavía hay que reconstruir, y el déficit fiscal baja de 5.5 por ciento el año pasado a 5.4 este año y el otro año se estima en 2.4 por ciento, tres por ciento menos, más o menos 20 mil millones de lempiras menos de autorización de irse a endeudar y lo hace un Gobierno que está por terminar.

En ese sentido, se quiere volver a la senda de la Ley de Responsabilidad Fiscal y para eso debe haber un déficit fiscal de 2.4 por ciento el próximo año para que en 2023 vuelva a ser de uno por ciento, recalcó Cerrato quien además refirió que los tributos se cayeron en 20 por ciento el año anterior.

“En momentos de incertidumbre, Honduras se abre las puertas para mayor endeudamiento por la credibilidad, por lo que ha venido haciendo, la misma banca nacional, su última colocación está en promedio 10 años, sale a contratar deuda y la mayoría le prestan a 10 años, a 5.90 por ciento en lempiras; en 2013 era de 13 por ciento, quiere decir que hay credibilidad a pesar de vivir períodos de incertidumbre; y en dólares es de 2.6 por ciento, porque entra financiamiento del FMI que les cuesta 1.5 por ciento y le baja la tasa promedio y por qué le presta el Fondo Monetario a Honduras, porque viene viendo que desde 2014 compromisos en mejorar el tema macroeconómico”, explicó Cerrato.

Indicó que a pesar de todo lo que se cuestionó sobre el Presupuesto vigente, según el último reporte, la actividad económica del país está 12.6 por ciento mejor, de enero a julio, en comparación con el año pasado.

Las cifras son reales

De su lado, la ministra directora del Servicio de Administración de Rentas (SAR), Miriam Guzmán, lamentó que a pesar de que organismos como el BID, FMI, BCIE y las dos calificadoras de riesgo con mayor reputación a nivel mundial, dicen que Honduras está bien, hay sectores que siguen generando incertidumbre aún y cuando se trata de cifras reales que no se pueden maquillar y un ejemplo es que el financiamiento al agro que el año pasado estaba en 8.5 por ciento de interés, ahora más bien se bajó a una tasa de cinco por ciento, por lo que preguntó que de dónde sale esa plata.

“Todavía en tiempos de crisis, en pandemia, después de Eta e Iota, sabemos que tenemos que reactivar rubros que son detonantes para un crecimiento económico, entonces de dónde la duda, los programas de vivienda, ahora cualquier persona de escasos recursos o de ingresos apropiados puede acceder a una vivienda en la que el Gobierno está financiando sus tasas, por un tema de dignidad humana, porque todos necesitamos tener un techo digno y si se puede apalancar esto es porque hay recursos, entonces por qué seguir cuestionando”, refutó la funcionaria.

Endeudamiento es en condiciones favorables

Por su parte, la viceministra de Presupuesto de la Secretaría de Finanzas, Roxana Rodríguez, destacó que cuando se habla de sueldos y salarios es importante aclarar que los mismos están destinados al pago de maestros, médicos, enfermeras, camilleros que atienden los hospitales, policlínicos y entidades que se necesitan para la atención de la pandemia, así como a la seguridad de los ciudadanos, lo que al final esa seguridad que hoy necesitamos también atrae inversión para la generación de empleo.

En cuanto al endeudamiento, Rodríguez recalcó que es en condiciones favorables y lo que se quiere que esos recursos que se contraen con los organismos internacionales, sea destinado para inversión, atención de programas para los grupos y personas vulnerables que más necesitan hoy en medio de la pandemia y después de las tormentas tropicales y en ese sentido, a lo largo de estos ocho años de Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, se ha procurado la priorización y focalización del gasto en aquellas familias que más lo necesitan para el bienestar de la sociedad.

Sobre las críticas al gasto corriente, indicó que gasto corriente es la compra de vacunas, que hoy tiene una asignación de dos mil 300 millones, lo que se divide en mil 900 millones de lempiras para la vacuna anticovid y 500 millones de lempiras para otras vacunas, gasto corriente también es compra de oxígeno, y medicamentos, y uno de los principales legados que deja el Gobierno del presidente Hernández son las compras transparentes de medicamentos y en el Presupuesto de 2022 se dejan las asignaciones para la compra de medicamentos hasta para el primer cuatrimestre del próximo año.

Resaltó que la Secretaría de Finanzas ha implementado medidas para que en los portales que administra esta dependencia esté la información y los insumos para que los analistas puedan revisar los documentos pertinentes para que hoy por hoy Honduras es catalogado como el quinto país de habla hispana que tiene datos abiertos y eso no es percepción sino cifras reales.

El Presupuesto 2022 también va focalizado en apoyo al sector productivo agrícola, café, Mipymes, banano, granos básicos, infraestructura, turismo, cooperativas de palma africana y grupos vulnerables, entre otros, como la inclusión de género con apoyo a las mujeres.

Respaldo internacional

Mientras tanto, la viceministra de Crédito e Inversión Pública, Liliam Rivera, explicó que los niveles de endeudamiento se han mantenido estables, implementados por la Ley de Responsabilidad Fiscal y el país se mantiene dentro de los estándares internacionales.

Aseveró que Honduras se encuentra en una mejor posición que el resto de países de Centroamérica, sólo superado por Guatemala, en la relación Deuda¬/PIB, indicador que no se puede evaluar por sí solo, sino que también por los ingresos que son fundamentales para el flujo de caja a la hora de hacer frente a las obligaciones.

Señaló que esos indicadores están respaldados por las calificadoras internacionales de riesgo país y el Fondo Monetario Internacional, considerando que son datos duros que se hacen en base a estándares internacionales.

Rivera apuntó que el presupuesto programado para inversión pública se tiene estimado en 23 mil 384 millones de lempiras, orientado a la reactivación económica, generación de empleo y por ende una mejora en los ingresos familiares y mejora de la calidad de vida de la población hondureña y bienestar social.

Entre los proyectos de infraestructura, figuran los de carreteras como la finalización de los principales corredores logísticos y proyectos carreteros para la red vial secundaria y terciaria que son masivos en generación de empleo, proyectos de energía como transmisión, vivienda, proyectos de agua y saneamiento que son decisivos para el desarrollo, al igual que proyectos productivos impulsando las principales cadenas de valor como las del cacao, café, palma y granos básicos a través del otorgamiento de financiamiento, esquemas de garantía y asistencia técnica.

En materia social, se sigue con el fortalecimiento del sistema de Salud, en lo que corresponde a la emergencia sanitaria que se está impulsando fuertemente, igual que en temas de educación que incluye la reparación de centros educativos que fueron dañados por las tormentas tropicales, igualmente se incluyen mecanismos de compensación social que el Gobierno ha venido implementando a lo largo de estos años para atender a personas en situación de vulnerabilidad a través de las transferencias monetarias condicionadas y no condicionada, enumeró Rivera.

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América